Merkatondoa examina al líder

0
219

La UD Logroñés defenderá el liderato del Grupo II ante un Izarra muy exigente como local

POR @SCANEDA

La UD Logroñés defiende este viernes, en jornada matutina (12.00 horas), el liderato en Merkatondoa, una de las plazas más complicadas del Grupo II. El campo del Izarra de Estella ha sido tradicionalmente un escenario poco generoso con los equipos que tratan de proponer un fútbol combinativo en sus reducidas dimensiones. Con todo y con eso, los blanquirrojos ya saben lo que es ganar en Estella y cuentan a su favor con el hecho de que Merkatondoa ha estrenado este curso nuevo césped, que sigue siendo artificial pero que nada tiene que ver con la vieja moqueta estellica.

La UD Logroñés defenderá, por segunda jornada consecutiva, su condición de líder ante un rival de la zona baja de la tabla clasificatoria. Si ante el Guijuelo hizo falta paciencia para madurar el choque y lograr el triunfo, en Estalla será necesario volver a desplegar sobre el césped algunas de las virtudes que han permitido que los de Sergio Rodríguez encabecen la clasificación: solidaridad, versatilidad, pragmatismo, experiencia…para regresar a la capital riojana con un resultado positivo.

En la previa del encuentro, Sergio Rodríguez apuntaba que se trata de una semana atípica, “con menos carga en las sesiones”. Sobre el rival, resaltaba que “su campo es especial, diferente, y habrá que adaptarse rápido a un campo que sus jugadores conocen muy bien. El césped condiciona, pero no es excusa. Si no estamos al 100%, será complicado puntuar allí”.

En lo deportivo, habrá que esperar hasta minutos antes del duelo para comprobar si el técnico logroñés repite el esquema que tan buen resultado le dio en las Pistas del Helmántico (4-4-2) o bien opta por seguir consolidando el once inicial alrededor del trivote. En cuanto a los nombres, Sergio Rodríguez ha convocado a 18 jugadores entre los que no están Jaime Paredes, Víctor Socorro y Javi Álamo. La ausencia del lateral madrileño impedirá al míster logroñés utilizar la figura del doble lateral izquierdo, un recurso frecuente ante rivales y escenarios como el de este viernes.

El Izarra, decimoquinto clasificado, está pagando un inicio de curso muy irregular, tanto que el actual técnico, Pablo Álvarez, ya es el tercer entrenador del conjunto blanquiazul en apenas 15 jornadas. El conjunto navarro salvó con apuros la categoría la pasada temporada gracias a una recta final de récord de la mano del técnico riojano Diego Martínez. Durante el verano, el club de Estella acometió una renovación en su plantilla atrayendo a jugadores navarros con amplia trayectoria en la categoría, caso de Rúper o Ibai Ardanaz, con el objetivo de armar un bloque más competitivo. 

Los navarros continúan siendo un equipo peligroso como local. Las dimensiones de Merkatondoa juegan a favor de un conjunto que sabe sacar gran rendimiento de las jugadas a balón parado y a las segundas jugadas. La concentración y el acierto en ambas áreas, una variable en la que la UD Logroñés está evidenciando un gran nivel, es fundamental para regresar a casa con algún punto del feudo estellica. En este sentido, cada saque de banda y cada rechace, supone en Estella media oportunidad de gol.

El bloque blanquiazul destaca por su intensidad física y su empuje. Los navarros han sumado tres de sus cuatro victorias del curso en Merkatondoa (Leioa, Tudelano y Arenas) y un empate (Real Sociedad B). De Estella han salido victoriosos este curso el Haro, la Cultural Leonesa y el Real Unión. En gran medida, estos triunfos foráneos se han cimentado en cierta falta de gol de los locales. Los blanquiazules han materializado siete goles en otros tantos encuentros y han recibido seis. 

En el apartado ofensivo del conjunto de Pablo Álvarez destaca el extremo zurdo Toni García, pichichi blanquiazul con seis tantos, y el central Cabrera, una de las principales amenazas a balón parado de los navarros con tres goles este curso. 

El Izarra recibe al líder con la confianza de saberse capaz de competir con los mejores, la jornada pasada arrancó un punto de Lezama (3-3) tras ir ganando muchos minutos. El resultado, además de un chute de autoestima para los navarros, vino acompañado del gol 500 de los estellicas en la categoría, obra del lateral riojano, Pablo Ruiz, exjugador del Náxara. La directiva navarra ha declarado la visita de la UD Logroñés como día del club, por lo que los aficionados estellicas también tendrán que pasar por taquilla en un duelo que se presume intenso y disputado.

PUBLICIDAD