Pendiente de evolución

0
5
La UD Logroñés deja escapar dos puntos de Las Gaunas en un mal partido
por @scaneda
Pendiente de evolución. Así queda la UD Logroñés tras su empate a nada con el Arenas en el último partido del año en Las Gaunas. Cuando nadie lo esperaba, en la jornada 17 y tras competir a buen nivel en Anduva, ha llegado el colapso blanquirrojo. Este domingo el bloqueo ha sido total. Ni ideas, ni combinaciones con cierto criterio, ni juego por las bandas, ni asociaciones por dentro, ni desborde, ni ritmo y ni rastro de ocasiones, sobre todo en la segunda mitad.
Este empate a cero frente a un Arenas de Gexto que se presentó en Las Gaunas con cinco ausencias notables por sanción o lesión, que ni siquiera pudo completar la convocatoria de 18 y que se sobrepuso a  la lesión de Espinosa en el minuto 12, deja tocada la credibilidad del bloque riojano y con mal sabor de boca a una afición que ha visto como se escapaban otros dos puntos de Las Gaunas. Regresan las dudas en el último partido del 2018 en el Municipal.
El plan diseñado en el vestuario riojano se cumplió al 50%. Se cumplió aquello de portería a cero, gracias a dos grandes intervenciones de Miguel a remates de Güemes en la segunda mitad, pero falló estrepitosamente la segunda parte la ecuación: acertar al menos una de las ocasiones. Dos tuvieron los riojanos en todo el encuentro, ambas en la primera mitad. Primero un remate de chilena de Vitoria que Carrio despejó a córner en el minuto 8 y un disparo de Rayco que se marchó rozando el palo derecha del portero vasco en el minuto 44. Fin de la historia de la UD Logroñés en ataque.
El partido de este domingo ante un rival de media tabla y plagado de bajas es de los que genera escalofríos en la parroquia local. Es cierto que los blanquirrojos contaban para el choque con ausencias importantes, con Salvador y Olaetxea en el césped este equipo es otro, pero no pueden servir de excusas para el mal juego de los riojanos.
Este domingo, en el otro fútbol, ese que tanto le gustaba a Luis Aragonés, el Arenas de Getxo ha dado una lección a la UD Logroñés. Comenzando por el sorteo de campos, obligando a los riojanos a alterar su costumbre de comenzar atacando sobre el fondo sur, y protagonizando los dos primeros remates al comienzo de ambas mitades. La corta historia de este club ya ha demostardo que al ralentí no se gana a ningún rival de este Grupo II, ni en Las Gaunas ni mucho menos lejos del Municipal. La lección interiorizada en Durango, Calahorra o Leioa parece que ha pasado a mejor vida y los blanquirrojos vuelven a las andadas, a fiarlo todo a la calidad de hombres como Rayco, al acierto de Ñoño o al currículum de Vitoria, argumentos insuficientes si no van a acompañados del ingrediente estrella de este grupo II, la intensidad, la pelea, el ritmo…
En este sentido, para el Arenas de Getxo, salvo la lesión de Espinosa, la visita a Las Gaunas ha sido otro día más en la oficina. Choque, balones divididos, fútbol directo, segundas jugadas… el paraiso para cualquier equipo vasco del Grupo II. La UD Logroñés no ha sido capaz de hacer valer su condición de local ni en la primera parte, de claro dominio visitante, ni en la segunda, donde apenas ha inquietado a Carrio.
Ni sobre el césped ni en el banquillo han encontrado este domingo los blanquirrojos soluciones para imponerse a los de Luaces. Vitoria ha bregado en solitario con los defensas vascos, Rayco ha estado más desafortunado que de costumbre, Ñoño sorprende cada vez menos a los rivales y Rubén sigue peleado con la suerte. Sergio Rodríguez buscó la profundidad por banda derecha con la entrada de Víctor López, que evidenció que está muy lejos del jugador de las primeras jornadas, y trató de reactivar el centro del campo con el regreso de Miguel Santos por un gris César Remón. Ni lo uno ni lo otro funcionó. La tercera ‘bala’ se quedó, de manera inexplicable, en la recámara del revólver del míster dando pie a múltiples lecturas, ninguna buena en términos de confianza para Borja, Guillermo o Ali.
En esta carrera de fondo por los ‘play off’ de ascenso todos los puntos valen lo mismo. En Anduva la UD Logroñés perdió tres tras un buen partido y este domingo ha dejado escapar dos en un mal encuentro. Los blanquirrojos suman sólo dos puntos de los últimos nueve disputados y siguen peleados con el gol. Únicamente tres de los equipos en descenso del Grupo II suman menos goles a favor que los riojanos, a quienes la solidez defensiva les está permitiendo continuar con opciones. Si es preciso evolucionar en el juego, también urge encontrar soluciones a una falta de gol que va camino de enquistarse.
El próximo sábado, en Estella y frente al Izarra, los riojanos, quintos en la clasificación, están obligados a ganar para no descolgarse de la lucha por los puestos de cabeza. Merkatondoa no es, precisamente, un campo talismán para la UD Logroñés, así que Sergio Rodríguez tiene mucha tarea por delante esta semana. Lo mejor, Salvador, cumplida la sanción, podrá volver a comandar la sala de máquinas blanquirroja en la última cita del año, que se perderá Ñoño al ver esta jornada su quinta amarilla.
UD Logroñés: Miguel; Flaño, Iglesias, Caneda, Bobadilla; Andy, Ñoño, César Remón (Miguel Santos Min. 81), Ander Vitoria, Rayco y Rubén Martínez (Víctor López Min. 63).
Arenas de Getxo: Carrio, Jordan, Gayoso (Lozano Min. 81), Alberto, Llerena; Uche, Espinosa (Güemes Min. 12), Uranga, Urkiza (Dani López Min. 75), Zamorano y Jimmy.
Árbitro: Álvaro López Parra (Colegio Cántabro). Amonestó a los locales Caneda (Min. 77) y Ñoño (Min. 79) y a los visitantes Alberto (Min. 23), Uche (Min. 49) y Llerena (Min. 90).
Goles: Sin goles.
Incidencias: Partido correspondiente a la decimoséptima jornada de Liga en el Grupo II de Segunda B.
COMPARTIR
Artículo anteriorCita con el gol en Las Gaunas