Cita con el gol en Las Gaunas

0
1

La UD Logroñés buscará volver a la senda de la victoria ante un Arenas que llega mermado por las bajas de jugadores clave como Azkue o Ramos

Por @scaneda

Este domingo, a las 17.00 horas, la UD Logroñés tiene una cita con el gol en Las Gaunas, con permiso del Arenas de Getxo. Los riojanos tratarán de volver a la senda de victoria, tras la derrota en Anduva, ante un conjunto rojinegro que visita Logroño muy mermado por las bajas de jugadores clave en la pizarra de Javi Luaces.

Con 13 goles a favor en 16 encuentros, sólo la Gimnástica (8), el Tudelano (10) y el Gernika (12) marcan menos goles que los riojanos en el Grupo II, para hacérselo mirar. Sólo el buen rendimiento defensivo, la UD Logroñés con 9 goles encajados es la tercera mejor defensa de toda la Segunda B, permite a los riojanos competir de tú a tú por el ‘play off’ de ascenso con equipos que multiplican por dos los goles a favor de los blanquirrojos. Una circunstancia que no será eterna y a la que habrá que poner remedio cuanto antes.

De los 13 goles a favor, 4 han sido materializados por defensas (Santamaría y Bobadilla). A unas semanas de finalizar la primera vuelta, jugadores como Ander Vitoria, Rayco o Rubén Martínez deben comenzar a colaborar en la faceta realizadora de un equipo que anda huérfano de goleadores.

A las bajas de Álvaro Arnedo, Jaime Paredes, Marcos André, Lander Olaetxea y Mikel Santamaría se suma esta semana la ausencia por acumulación de amonestaciones de Carles Salvador. El castigo al ‘todocampista’ castellonense abre la puerta del once inicial, salvo sorpresa mayúscula, a César Remón. El mediocentro logroñés no se viste de corto desde el 3 de noviembre frente al Leioa. Habrá que esperar hasta el domingo para saber si el técnico local recupera los dos extremos puros a pierna natural (Ñoño y Víctor López) con los que se logró la victoria in extremis ante el Vitoria o por el contrario repite con Ñoño y Rubén Martínez, como ha ocurrido las dos últimas jornadas. Pocas variantes más se atisban en el once riojano.

En la previa del choque ante los vascos, Sergio Rodríguez calificaba al rival como “un equipo muy fuerte en el aspecto físico que domina el juego directo y las segundas jugadas. Fuera de casa compiten muy bien y prevemos un partido en el que tendremos que exponer más que ellos. Asumimos esa responsabilidad”.

Por su parte, el Arenas Club de Getxo, club fundado en 1909 y que esta temporada celebra el centenario del título de Copa del Rey, llega a la cita del domingo tras la derrota cosechada en la ‘jaula’ de Gobela ante el Oviedo B (0-3). La anteriormente inexpugnable fortaleza rojinegra ha visto este curso como el Izarra, la Gimnástica de Torrelavega y el Vetusta se han llevado los tres puntos. El rendimiento como local ha lastrado a los vizcaínos, si bien ocupan en la actualidad una cómoda undécima posición, con 22 puntos, a cuatro de los riojanos. Lejos de Gobela, el Arenas suma 9 puntos, gracias a dos victorias (Tudelano y Amorebieta) y tres empates (Vitoria, Sporting B y Real Unión).

El conjunto vizcaíno entrenado por Javi Luaces, técnico avalado por sus últimas temporadas en el Gernika, ha acometido una moderada renovación de su plantilla. Luisma, su jugador más determinante las últimas temporadas, se marchó en verano a la Ponferradina y también hicieron las maletas Royo y Vidal, dos fijos en el centro del campo del Arenas el curso pasado.

Para compensar las salidas, ha llegado a Gobela un prometedor futbolista como Julen Azkue. El centrocampista ha abandonado el Vitoria tras firmar una gran primera temporada en Segunda B y después de debutar con el Eibar en Copa del Rey. Además de Azkue, Luaces ha sumado a su proyecto a jugadores con amplio recorrido en la categoría como el central Alberto González (Caudal), el centrocampista Uche (Badalona) y el delantero Ion Etxániz (Ebro). A estos nombres se suma un exblanquirrojo como Luis Martínez de Quel. El defensa arnedano llega a Getxo tras firmar una buena temporada en el plano individual en un Écija que acabó descendiendo el curso pasado.

Ni Azkue, expulsado frente al Oviedo B la pasada jornada, ni Aitor Ramos, máximo goleador del conjunto vizcaíno con 4 goles y sancionado al ver su quinta tarjeta amarilla ante los asturianos, estarán sobre el césped del Municipal logroñés. Dos bajas muy sensibles que se suman a los ilustres lesionados de larga duración con los que cuenta el bloque rojinegro: Txemi Talledo, Ion Etxániz y Nacho Matador. La enfermería de Gobela no tiene nada que envidiar a la de Las Gaunas.

El bloque rojinegro suma tres derrotas en las últimas tres jornadas. Ha recibido 6 goles y sólo ha sido capaz de marcar uno. Resulta evidente que los vizcaínos no están siendo fiables ni competitivos en ninguna de las dos áreas, una debilidad que los riojanos deberán aprovechar este domingo.

En este sentido, Javi Luaces reconocía, tras la dolorosa derrota frente al filial ovetense, que la visita a Las Gaunas supone “una salida complicada. Igual nos viene bien el correctivo ante el Oviedo B para volver a ser más combativos y menos predecibles. Tenemos que recuperar la intensidad y la efectividad en las áreas”.

Con estos antecedentes, los de Sergio Rodríguez tienen una buena oportunidad para aprovechar el delicado momento por el que atraviesa el conjunto vasco. Una victoria, en el último partido del 2018 en Las Gaunas, permitiría a los riojanos recuperar las buenas sensaciones, prolongar la dinámica positiva como local y continuar con opciones de finalizar el año en puestos de ‘play off’ de ascenso.

COMPARTIR
Artículo anteriorEl maleficio de Anduva