Triunfo con protagonistas inesperados

0
173

Paulino y Vitoria lideran al Logroñés que arranca 2021 con una trabajada e ilusionante victoria sobre el Mirandés (2-1)

POR SERGIO CANEDA

En 2021 la vida en blanco y rojo no es igual. Las alineaciones blanquirrojas continúan siendo Olaetxea y 10 más, pero al margen de ese dogma inquebrantable para Sergio Rodríguez, el equipo recupera el sabor del triunfo siete jornadas después y aleja los fantasmas de un diciembre para olvidar. Este sábado, el juego practico de los blanquirrojos, su capacidad para adaptarse a los retos de un choque condicionado por el estado del terreno de juego y la irrupción con descaro de la segunda unidad (Paulino, Ander Vitoria, Andoni, Iago), han permitido certificar un triunfo importantísimo ante un intenso Mirandés. 

Una victoria vital para alcanzar los 27 puntos en estas 20 jornadas disputadas, cicatrizar por fin la herida abierta en Mallorca y afrontar el futuro con ilusión y tranquilidad, con un Zaragoza en apuros que espera a la vuelta de la esquina.

Si la Liga SmartBank se empeña en parecerse a la Segunda B, el Logroñés de Sergio Rodríguez no tiene rival. Si el contrario es un bloque aguerrido, pero sin jugadores que marquen la diferencia como ocurre con el Mirandés, los riojanos se crecen en la pelea; si el guion del partido reclama juego directo y practico porque el balón no rueda, Ander Vitoria y Lander Olaetxea presumen con orgullo de su máster cum laude sudado en Fadura, Lasesarre o Urritxe. Este sábado los blanquirrojos, pese a un inicio dubitativo, supieron adaptarse mejor a lo que requería un choque condicionado por la gran nevada caída en Logroño horas antes. Cuestión fundamental para a la postre hacerse con la victoria. 

A los de Sergio Rodríguez les costó entrar en el encuentro, la ausencia de Iñaki por lesión y el cambio de sistema (4-4-2) generó dudas al comienzo de un choque que los de José Alberto López amagaron con finiquitar por la vía rápida con un disparo de Martín al palo en el minuto 1. Cuando mejor estaban los rojillos, en el minuto 16 se abrió el telón y apareció en escena el Logroñés que firmó un noviembre inmaculado: centro perfecto de Andoni al corazón del área y remate de Paulino para superar por bajo a Lizoain. Dos actores secundarios, inesperados, que rubricaron un latigazo perfecto para poner en ventaja a los locales.

Los rojillos no acusaron el golpe y tres minutos después, Sergio Moreno, una pesadilla para la zaga blanquirroja, pudo empatar de cabeza, pero cruzó en exceso. Olaetxea, con un disparo alto, y Leo Ruiz, de cabeza dentro del área pequeña, pudieron ampliar la ventaja, pero no acertaron en la definición. Sí lo hizo al borde del descanso y sobre la línea de gol Meseguer, el murciano empujo a la red un balón que Berrocal había estrellado contra el larguero y que tras múltiples rechaces cayó a sus pies.

Sergio Rodríguez movió ficha tras pasar por el vestuario y retiró a Bogusz, que no entendió lo que exigía el partido, para fortalecer el centro del campo con Sierra y desplazar a un incansable Olaetxea a la banda izquierda del centro del campo. Pocas ocasiones de gol en una segunda mitad en la que los locales supieron maniatar el empuje rojillo, corregir algunos de los errores defensivos de la primera parte y minimizar el peligro de Moreno y Martín.

Los riojanos supieron madurar un partido que se sabía largo desde el pitido inicial de Galech Apezteguía y así llegó el tanto de la victoria. El recién incorporado David González, generoso siempre en el esfuerzo, presionó a Jiménez que erró el despeje y entregó el cuero a Paulino. El cántabro, con todo el tiempo del mundo, filtró un magnífico balón que Vitoria, gracias a su desmarque y posterior remate de cabeza, convirtió en el definitivo 1-2.

El gol propició los cambios ofensivos de los de Anduva, entre ellos un Mario Barco que regresaba a Las Gaunas, y el defensivo de Sergio Rodríguez, que terminó con defensa de 5 con la salida de Gorka al terreno de juego. Los riojanos se llevaron el primer derbi del Ebro en Segunda frente a un Mirandés que, a pesar de no perderle nunca la cara al partido, apenas inquietó a Giménez en la segunda parte.

El 2021 arranca con buenas noticias para los blanquirrojos, asentados en la zona media de la Liga SmartBank, pero aún resta más de media Liga por disputar. Toca seguir remando para alcanzar la permanencia, un premio que este equipo está obligado a conquistar como bloque. Este sábado, jugadores menos habituales como Paulino o Ander Vitoria han reclamado su merecida cuota de protagonismo en este reto en blanco y rojo.

U.D. Logroñés: Dani Giménez; Iago López, Álex Pérez, Clemente, Andoni López; Paulino (Medina Min. 72), Bogusz (Sierra Min. 46), Andy, Olaetxea, Leo Ruiz (David González Min. 57) y Ander Vitoria (Gorka Pérez Min. 80).

C.D. Mirandés: Lizoain; Gómez, Trigueros, Berrocal, Jiménez; Jirka (Jackson min. 84), Meseguer, Rodríguez (Djouahra Min.84), Iván Martín, Martínez (Mario Barco Min. 74) y Moreno.

Goles: 1-0 Paulino (Min. 16); 1-1 Meseguer (Min. 44); 2-1 Ander Vitoria (Min. 62).

Árbitro: Iosu Galech Apezteguía (Colegio Navarro). Amonestó a los locales Andoni López (Min. 39), Sierra (Min. 65) y Clemente (Min. 86) y por parte visitante a Meseguer (Min. 48).

 Incidencias: Partido correspondiente a la jornada vigésima de la Liga SmartBank. Estreno del nuevo césped del Municipal de Las Gaunas.

PUBLICIDAD