El triunfo del estilo

0
220
Álvaro Arnedo marca el primer gol en su carrera profesional con la UD Logroñés en las Gaunas. Fernando Díaz

El vendaval ofensivo de la UD Logroñés hace añicos a la mejor defensa del Grupo y les permite continuar en la pelea por el “play off”

Por @Scaneda

Revancha deportiva. No es habitual que Sergio Rodríguez se salga del discurso habitual en sus comparecencias previas a los partidos, pero el viernes lo hizo. Ante los micrófonos, el entrenador riojano subrayó que sus jugadores querían este domingo ante el Burgos CF una revancha deportiva para superar el 1-0 de la primera vuelta en El Plantío.

Aviso a navegantes del míster del equipo más goleador del Grupo II como local (27). No en vano, se avecinaba una tormenta perfecta que ha permitido a los blanquirrojos sumar una victoria que vale cuatro puntos (tres más el golaveraje). Este domingo, la UD Logroñés, fiel al estilo innegociable que ha inoculado a esta plantilla Sergio Rodríguez, ha pasado por encima del Burgos CF, la mejor defensa del Grupo II con apenas 11 goles encajados en 23 jornadas. Patxi Salinas puede sentirse afortunado, vuelve a Burgos con un 2-0 que bien pudo ser un 4-0 si Ñoño, Espina o Santos hubieran convertido algunas de las múltiples ocasiones que tuvieron los riojanos ante Saizar.

El vendaval ofensivo de la UD Logroñés ha dejado al descubierto las costuras defensivas de un Burgos CF, que ni con un doble pivote batallador y luchador como pocos en la categoría, formado por Adrián Cruz y Jagoba Beobide, ha podido frenar el fútbol ofensivo de Rayco, Ñoño, Espina y compañía. Este domingo el fútbol ofensivo y vertical de la UD Logroñés se ha impuesto con merecimiento al fútbol de orden y pelea planteado por el Burgos, que mucho deberá mejorar de medio campo para adelante si quiere pelear de verdad por el “play off”.

Tras unos primeros compases de tanteo, en el minuto 15 Muneta botaba una falta lateral y Arnedo, anticipándose a los defensores burgaleses, alojaba el balón en la red de Saizar. Gol de estrategia en el Municipal, todo un expediente x en las Gaunas. Adrián Cruz, el mejor de los blanquinegros en su regreso a Las Gaunas, trató de liderar la reacción visitante con dos disparos que pusieron en apuros a Miguel. Los locales, a lo suyo. Rayco remataba sin oposición en el segundo palo un centro desde la banda izquierda y el colegiado anulaba el gol por fuera de juego. Decisión muy protestada por la afición blanquirroja.

Por una vez y confiando en que sirva de precedente, la UD Logroñés regresaba enchufada de los vestuarios y sin Rayco, sustituido por precaución por Rubén Martínez. Ñoño, una pesadilla para la defensa visitante durante todo el encuentro, no acertó en el mano a mano con Saizar en el minuto 47, tras un estupendo servicio de Muneta, y un minuto después, el colegiado Albert Catalán anulaba de nuevo un gol local por supuesto fuera de juego del extremo gaditano para enfado de Las Gaunas.

Los de Patxi Salinas, fieles a un guion que les ha traído hasta aquí, seguían fiándolo todo a los balones laterales hacia el área de Miguel. Ni pizca de improvisación, ni un chispazo de talento. En uno de esos balones, Arnedo, providencial, evitaba que Madrazo rematase a portería con Miguel ya batido. Mientras, en el área de Saizar, el Burgos capeaba como podía las acometidas riojanas. Espina, en una doble ocasión, y Muneta pudieron ampliar la ventaja. En el área contraria, un error en la entrega de Arnedo provocó una falta muy peligrosa que Cruz estrelló en la escuadra de Miguel.

Esa ocasión del ex blanquirrojo fue la antesala de los peores minutos de los locales este domingo. Entre el minuto 60 y 70 de partido las habituales imprecisiones en defensa volvieron a escena, el centro del campo se partió como acostumbra y los delanteros dejaron de crear peligro. El Burgos no supo aprovechar esos minutos de desconcierto, probablemente porque Chevi, otro ex blanquirrojo que volvía a casa, debió entrar mucho antes al terreno de juego. Patxi Salinas reaccionó demasiado tarde y acabó pagándolo. Apenas tres minutos después de apostar al madrileño entre líneas, Ñoño robaba la cartera a Andrés y superaba con un toque sutil la salida de Saizar.

El gol del gaditano en el minuto 74, sustituido momentos después por Sotillos, sirvió para poner el broche de oro a una merecida victoria que permite sumar mucho más que tres puntos. Sólo faltó el regreso de Titi al césped de Las Gaunas para que la fiesta fuera completa, pero el míster decidió dar los últimos cuatro minutos del choque a Cifu.

Sergio Rodríguez en el partido entre el UD Logroñés y el Burgos. Fernando Díaz/Riojapress

Los riojanos encadenan ocho partidos sin perder, su mejor momento de forma de la temporada. El cuarto puesto está a un punto de los de Sergio Rodríguez y el tercero, hace jornadas una quimera, sólo a cuatro. Son las cosas de este Grupo II.

La próxima final, el domingo en el Hermanos Antuña de Mieres frente al Caudal. Los asturianos sólo han sido capaces ganar en casa el derbi ante el Lealtad, han empatado siete encuentros y han perdido cuatro. Viaje fundamental a tierras asturianas para seguir alimentando, con tres puntos más, el sueño del “play off” de ascenso.

Partido entre el UD Logroñés y el Burgos. Fernando Díaz

UD Logroñés: Miguel; Miguel Santos, Paredes, Caneda, Ramiro; Remón, Rayco (Rubén Martínez Min. 46), Carles Salvador, Ñoño (Sotillos Min.79), Muneta (Cifu Min.86) y Espina.

Brugos CF: Saizar; Andrés, Eneko, Ayoze, Sergio Esteban; Cruz (Hernández Min. 78), David Martín, Beobide, Carlos, Adrián Hernández (Chevi Min. 70) y Madrazo (Blázquez Min. 78).

Árbitro: Albert Catalá Ferrán (Colegio Catalán). Amonestó a los locales Paredes (Min. 49), Santos (Min. 57) Ramiro (Min. 61) Ñoño (Min. 74) y Sotillos (Min. 86) y a los visitantes David (Min. 32), Madrazo (Min. 49), Carlos (Min. 78),

Goles: 1-0 Arnedo (Min. 14), 2-0 Ñoño (Min. 74)

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésima cuarta jornada de Liga en el Grupo II de Segunda B.

 

PUBLICIDAD