El campeón vuelve al verde

0
109

La UD Logroñés retoma los entrenamientos, más de dos meses después, para preparar un atípico ‘Play off’ de ascenso

Coincidiendo con el comienzo de la ‘Fase 2’ de la desescalada en La Rioja, la UD Logroñés retoma, más de dos meses después, los entrenamientos con vistas a la disputa de un atípico ‘Play off’ de ascenso. La RFEF ha propuesto que esta eliminatoria para ascender a Segunda comience el 18 de julio, cuestión que queda a expensas del preceptivo visto bueno de las autoridades sanitarias, como todo en este país desde la llegada del Coronavirus. 

El regreso al verde de los blanquirrojos ha venido acompañado de dos buenas noticias: todos los jugadores han dado negativo en los test de Covid-19 realizados el pasado viernes y la proclamación de la UD Logroñés, de forma oficial por parte de la RFEF, como campeón del Grupo II en la temporada 2019-2020.

Un campeonato, un hito en las once temporadas de vida del club, que ha dejado un retrogusto amargo, empañado por un maldito virus que llegó hace un par de mes para empeorarlo todo. La peor cara de esta pesadilla, el número de fallecidos y de contagiados, parece que comienza a remitir, y el sueño del ascenso de la UD Logroñés se reinicia, tras un dramático paréntesis.

Con todas las precauciones precisas, a puerta cerrada y atendiendo los protocolos sanitarios establecidos por las autoridades, los jugadores blanquirrojos ya pisan el verde y tocan balón junto a sus compañeros en grupos reducidos en el Mundial 82. Por delante, semanas de mucho trabajo para tratar de preparar, con las mayores garantías posibles, un ‘Play off’ que le enfrentará al Atlético Baleares, Castellón o Cartagena, campeones de los otros tres grupos de la categoría de bronce.

Este ‘Play off’ exprés entre los primeros clasificados de cada grupo, cuyo emparejamiento se sorteará el próximo 8 de junio, se jugará en una sede única, todavía por concretar, bajo el formato de concentración y a partido único. El equipo que gane al final de los 90 minutos ascenderá directamente. Los dos perdedores, como venía siendo habitual en otras temporadas, se unirán a los equipos supervivientes y tendrán que ascender por el camino largo superando dos nuevas eliminatorias. 

No será tarea fácil recuperar el tiempo perdido, ni las inmejorables sensaciones que acompañaban a un líder que aventajaba en 13 puntos al segundo clasificado, pero nadie dijo que cumplir el sueño del ascenso iba a resultar una tarea sencilla.

PUBLICIDAD