Fermín prolonga el sueño copero

0
181
Fermín Sobrón el héroe del partido. Abel Alonso.

La UD Logroñés se impone en una tanda penaltis agónica (8-7) al Unión Adarve y pasa a la tercera ronda de la Copa del Rey

Por @scaneda

La UD Logroñés estará en el sorteo de las eliminatorias de tercera ronda de la Copa del Rey. Lo hará tras 120 minutos de partido agónico ante el Unión Adarve, pleno de intensidad y que necesitó de 18 penaltis para prolongar el sueño copero de los riojanos y poner punto final a las aspiraciones en el torneo del KO de un aguerrido Unión Adarve.

El portero riojano Fermín Sobrón fue el encargado este miércoles de domesticar a la manada rojinegra. Los lobos del barrio del Pilar, con el presupuesto más bajo de toda la Segunda B, plantearon el choque en Las Gaunas como una final, conscientes de lo que había en juego, pero no contaban con el cancerbero de Baños de Río Tobía. El riojano se montó en su DeLorean particular y rememoró sus inicios como delantero, superando en una épica tanda de penaltis a Parra y desatando la locura en Las Gaunas.

La lesión en el calentamiento de Borja Gómez obligó a Sergio Rodríguez a dar entrada a Caneda, un cambio de planes que pareció condicionar el comienzo del choque. El revolucionado comienzo del partido pilló con el paso cambiado a los riojanos, incapaces de armar su fútbol y de contrarrestar la intensidad de los rojinegros. Adrián y Héctor crearon muchos apuros a la zaga blanquirroja, sobre todo por el costado izquierdo donde Ramiro y Paredes acusaron una evidente falta de compenetración. De hecho, Adrián tuvo el gol en el minuto 19, pero se encontró con un acertado Fermín, y Héctor dispuso de la mejor ocasión de toda la primera parte, con un disparo a la media vuelta que salió lamiendo el poste derecho del portero riojano.

 

 

Con el centro del campo local siempre superado, a lo que contribuyó el gris partido de Cifu, los riojanos eran incapaces de acercarse con peligro al área madrileña. El peligro riojano no llegó ni por el centro, con un Rayco muy activo pero poco clarividente, ni por los costados, y los blanquirrojos naufragaban una y otra vez al borde del área de Parra. La mejor ocasión local la protagonizó Iván Aguilar que se plantó sólo delante del meta madrileño tras un pase en profundidad pero fue incapaz de superarle. La maldición del 9 de Las Gaunas hizo acto de presencia y gafó al malagueño, que desplegó todo su repertorio de desmarques pero no tuvo el premio del gol hasta la tanda de penaltis.

Dispuestos a no repetir errores, los de Sergio Rodríguez entraron mucho mejor en el partido tras la reanudación y la segunda mitad fue un monólogo blanquirrojo. Lo fue durante los minutos en los que estuvo el balón en juego, que no fueron demasiados. Si en la primera mitad el ritmo desbocado del Unión Adarve contagió a los riojanos, en la segunda las continuas interrupciones y las pérdidas de tiempo de los madrileños, con la complicidad del mal arbitraje de Gómez Landazabal, impidieron a Ñoño y Muneta desplegar el Plan B de Sergio Rodríguez. Los riojanos cayeron en la trampa tejida por Víctor Cea y no supieron contrarrestar el juego subterráneo visitante. Aviso a navegantes y lección de la que tomar nota con vistas al futuro.

Con todo, las mejores oportunidades fueron para los locales, igual que ocurrió en los 30 minutos de añadido. Hacía siglos que el Unión Adarve había decidido que el choque se decidiría en los penaltis y los intentos de Ñoño, Salvador y Paredes no pudieron impedirlo.

La portería del fondo sur de Las Gaunas, el mismo que acogió una tanda similar frente al UCAM de Murcia, fue el escenario en el que Fermín Sobrón se convirtió en el nuevo héroe de Las Gaunas. El de Baños de Río Tobía detuvo primero el lanzamiento a Ángel y, después de que Jacobo mandará el cuero al cielo de Las Gaunas, batió a Parra con un disparo ajustado al poste derecho. El gol suponía el definitivo 8-7 y Las Gaunas explotaba de alegría.

 

 

Tras apear de esta Copa del Rey al Real Avilés y al Unión Adarve, una invicta UD Logroñés aguarda rival para afrontar la tercera eliminatoria de la Copa del Rey, también a partido único y a disputar en plenas fiestas de San Mateo. Superarla supondría encontrarse en dieciseisavos de final con el premio gordo de un equipo de Primera que disputa esta campaña competición europea. No parece un mal plan para el fútbol riojano, más aún cuando el Calahorra también estará en el bombo.

 

UD Logroñés: Fermín; Miguel Santos, Caneda, Ramiro, Paredes; Arnedo, Carles Salvador; Cifu (Muneta. Min. 53), Rayco (Marcos André. Min. 104), Germán Sáenz (Ñoño. Min. 60) e Iván Aguilar.

Unión Adarve: Parra; Jesús, Olmedo, Juanma, Cadete; More, Gianni (Fran. Min. 63); Héctor (Darío. Min. 99), Mateo, Ángel y Adrián.

Goles: 0-0 tras los 120 minutos reglamentarios. En la tanda de penaltis se impusieron los riojanos por 8-7.

Árbitro: Xabier Gómez Landazabal (Comité Vasco). Amonestó a los locales Caneda (Min. 7), Paredes (Min. 66) y Fermín Sobrón (Min. 82); y a los visitantes Gianni (Min. 35), Ángel (Min. 79), Fran (Min. 82) y Héctor (Min. 82).

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda ronda de la Copa del Rey. 2.730 espectadores en Las Gaunas, según los datos facilitados por el club riojano.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here