El atajo a la permanencia pasa por Almería

0
183

Los riojanos, con seis bajas, buscan puntuar para depender de sí mismos o incluso certificar su continuidad en el fútbol profesional

Por Sergio Caneda

El Logroñés, en cuadro, buscará el más difícil todavía este lunes, a las 21.00 horas, en los Juegos del Mediterráneo. Inmersos en la batalla por permanecer una temporada más en Segunda División, los riojanos, con tres puntos de ventaja sobre el descenso, disputarán una nueva final con seis bajas, entre lesionados y sancionados. Gorka, Iago, Vitoria, Andy, Iñaki y Paulino se quedaron en Logroño y los menos habituales dispondrán de la oportunidad de reivindicarse en el momento más delicado del curso. 

En este sentido, los focos apuntan a Pacheco y Nano Mesa, dos de los jugadores llamados a marcar la diferencia y que a falta de dos jornadas para el final de liga deben aportar un plus al equipo a la hora de firmar la permanencia. Sí que ha viajado con el equipo Pablo Bobadilla. El bravo central najerino, aunque mermado por sus problemas en la fascia del pie, podrá estar a disposición del míster blanquirrojo que cuenta con ausencias importantes en defensa.

Tras el balón de oxígeno que supuso la victoria ante el Fuenlabrada en Las Gaunas (1-0), los riojanos visitan Almería con la posibilidad de certificar la permanencia al finalizar esta jornada, siempre que los de Sergio Rodríguez sumen y Castellón y Lugo pierdan sus encuentros ante Rayo Vallecano y Cartagena, respectivamente. Complicado, pero no imposible. El Alcorcón, con 45 puntos, uno más que los riojanos, tampoco es ajeno a una disputa que mantendrá en vilo a cuatro ciudades durante los 90 minutos que duren estos encuentros.

LOGROÑO, 5/5/2021 Entrenamiento UD Logroñés. Fernando Díaz

En la comparecencia de prensa previa al encuentro, Sergio Rodríguez sentenciaba: “Puntuar en Almería hace que dependamos de nosotros y eso es fundamental, es lo que buscamos. Espero que sacar la bola de partido ante el Fuenlabrada nos pueda ayudar en un partido muy difícil ante un rival superior, con mucho potencial y una plantilla extraordinaria. A un partido tenemos que ponerles las cosas muy difíciles”. 

El Almería, cuarto clasificado con 67 puntos (empatado a puntos con el Leganés, pero con el golaveraje perdido con los madrileños) llega a la cita del lunes con la necesidad de asegurarse matemáticamente un puesto en el ‘play off’ de ascenso. Para lograrlo necesita ganar y que el Rayo Vallecano no venza al Castellón en Castalia.

Dudas en el cuadro andaluz al que no le acaba de sentar bien el cambio de técnico. Rubi sustituyó a José Gomes en la jornada 37 y desde entonces el balance es de una victoria, dos empates y una dolorosa derrota en Cartagena la pasada jornada (3-2). Cinco puntos de doce posibles, pobre bagaje para un bloque al que se le exige ganarlo todo. Así, el paso por Cartagonova parece haber dejado secuelas en los almerienses. 

En cualquier caso, el Almería es uno de los equipos diseñados para ascender y uno de los mejores locales de la categoría. En los Juegos del Mediterráneo suma 35 puntos en las 20 jornadas disputadas. Como local, sólo ha perdido tres partidos en lo que va de liga y ante rivales directos (Sporting de Gijón, Mallorca y Rayo Vallecano). Si bien, la recta final de curso se les está atragantado a los andaluces, con apenas una victoria en sus último ocho encuentros. El conjunto indálico lleva seis jornadas sin ganar en casa, no lo hace desde el 27 de febrero cuando se impuso al Lugo (2-1).

Con 57 goles a favor, los andaluces son el segundo bloque más realizador de la Liga Smart Bank, sólo superados por el ascendido Espanyol. Sadiq y Corpas, con 19 y 12 goles, respectivamente, lideran los registros goleadores secundados por una segunda línea que también aporta muchos tantos, con jugadores importantes como Lazo o Villalba y con un desequilibrante juego por las bandas.

Para el choque ante los riojanos, Rubi no podrá contar por acumulación de amonestaciones con Samu Costa, clave en la medular andaluza, pero recupera a su lateral izquierdo titular Sergio Akieme, que regresa tras sanción. Villar y Villalba arrastran molestias y su participación está en duda.

Los rojiblancos no perdieron el tiempo en el mercado de invierno y se reforzaron con las cesiones del internacional uruguayo Brian Rodríguez, extremo derecho procedente de Los Ángeles F.C., y de dos jugadores procedentes del Sporting de Braga portugués: el central Ivanildo y el delantero Schettine. De los tres, sólo Ivanildo está jugando con regularidad desde su llegada.

El técnico del conjunto almeriense destacaba ante los medios de comunicación la trascendencia del choque ante los riojanos “jugamos una final y hay que ganarla sí o sí. Tenemos que sacar el partido adelante, no podemos dejar escapar esta oportunidad”. Sobre el Logroñés, Rubi apuntaba que “incomoda muchísimo, le cuesta ganar, pero también perder fuera de casa, y viene con moral”. 

Choque por todo lo alto que ambos equipos, necesitados de puntos, disputarán mirando de reojo a lo que ocurre en otros estadios de la Liga Smartbank. 

PUBLICIDAD