Leganés vs Logroñés, 90 minutos para la reivindicación

0
76

Los blanquirrojos, obligados a pasar página con un buen resultado ante un Leganés repleto de bajas

Por Sergio Caneda

Más de medio año después, el Logroñés vuelve a encarar un partido liguero ocupando puestos de descenso. Este domingo, a las 21.30 horas, en Butarque, peleará con el Leganés por tres puntos que ambos conjuntos necesitan imperiosamente por razones bien distintas. Los locales tienen en su mano desterrar el pesimismo que parece haberse instalado en Butarque a la vista de un equipo que llega justo de gasolina a la hora de la verdad. Los visitantes, por su parte, se juegan muchas de sus opciones de continuar vivos en la pelea por la permanencia.

Los riojanos, con un saldo de 5 puntos sumados de los últimos 15 disputados, necesitan recuperar las buenas sensaciones, en lo anímico y en el futbolístico, para afrontar una recta final de temporada que se les ha puesto cuesta arriba. Competir cada partido como si fuera el último, no hay otra receta para conseguir mantenerse en esta exigente Liga SmartBank. Los blanquirrojos tienen deberes por delante: aplicar el libreto al pie de la letra los más de 90 minutos que durará la batalla en Butarque.

El entrenador riojano, que volverá a sentarse en el banquillo una vez cumplidos los dos partidos de sanción, recupera para esta nueva final a Lander Olaetxea, que salvo sorpresa mayúscula estará en el once inicial. La duda es si el míster blanquirrojo, que sólo pierde por lesión a Clemente, sigue apostando por el esquema que tan poco resultado le ha dado en los últimos partidos 1-4-2-3-1 o bien opta por regresar a un 1-5-3-2 para ganar consistencia defensiva. 

Sergio Rodríguez, en rueda de prensa, apuntaba que “las bajas del rival no lo hacen menos competitivo. Somos conscientes de lo que hay en juego. Esperamos reivindicarnos y dar otra imagen. Jugamos contra uno de los mejores equipos de la categoría. Para poder competir allí tendremos que ir al máximo en todos los aspectos”. A su vez, subrayaba que “el compromiso de la plantilla es total y va a dar el máximo. Queremos que este partido no tenga nada que ver con el del Girona, donde hicimos muchas cosas mal”. Propósito de enmienda en las palabras del míster, el primer paso hacia la solución es reconocer la existencia del problema.

El Leganés, cuarto clasificado con 63 puntos, necesita reencontrarse con la victoria para recortar los tres puntos que le distancian del Almería y del valor añadido, con vistas al ‘Play off’, que supone finalizar en tercera posición la liga regular.

Los madrileños llegan a la cita del domingo tras empatar a un gol el derbi madrileño ante el Rayo Vallecano la pasada jornada. Los hombres entrenados por Asier Garitano, que sustituyó en la jornada 22 a José Luis Martí, son el segundo mejor bloque de la categoría como local, con 13 victorias en 19 partidos, sólo superados por el Espanyol. Si bien, de los último cinco partidos jugados en Butaque, los pepineros sólo han sido capaces de ganar uno (Sabadell), han empatado tres (Castellón, Ponferradina y Sporting) y han perdido uno (Fuenlabrada). 

El Leganés es uno de los conjuntos llamados a ascender en esta eterna SmartBank si bien parece que la competición se le está haciendo demasiado larga a los madrileños, que están perdiendo fuelle en esta recta final de curso. Tras un comienzo fulgurante con cinco victorias consecutivas, el efecto Garitano, una institución en el club pepinero al que ascendió de Segunda B a Primera, está comenzando a disiparse, en gran medida por una plaga de lesiones que está afectando a la clave de bóveda que sustenta todo el dibujo del técnico vasco: la defensa.

Garitano no podrá contar para el duelo de este domingo con Lasure, Bustinza, Ignasi Miquel, Borja Bastón, Omeruo, Arnáiz y Eraso. Ausencias notables, especialmente en el centro de la defensa, donde sólo están a disposición del míster los centrales Tarín y González, así como Javi Hernández, lateral reconvertido a central zurdo.

A pesar de las bajas, el Leganés cuenta con una plantilla profunda y de enorme nivel y Garitano podrá alinear ante los riojanos un once de plenas garantías, con jugadores de la talla de Gaku Shibasaki, Rubén Pérez o Rubén Pardo, fundamentales en el 1-4-2-3-1 del conjunto pepinero. En la primera vuelta, los madrileños se impusieron a los riojanos (0-1) con gol de Borja Bastón, uno de los que se perderá el choque. Tampoco repetirán Omeruo, Ojeda y Santos, que fueron titulares en Las Gaunas, sí estará a disposición del míster Sabin Merino, máximo artillero local con 8 goles. 

En la cita con la prensa, previa al duelo del domingo, Asier Garitano destacaba que su equipo “llega bien y equilibrado, con ganas de dar su mejor versión”. El entrenador pepinero elogiaba a los de Sergio Rodríguez, “vienen de una derrota importante, pero lo están haciendo bien con sus altibajos, ha competido con rachas muy buenas y cuenta con jugadores que conocen el oficio. Va a ser un rival difícil y complicado, más aún sabiendo lo que se juegan. Espero su mejor versión, pueden reaccionar porque tienen talento”.            Butarque espera a un Logroñés obligado a pasar página cuanto antes con un buen resultado que permita encarar con ilusión un epílogo de temporada en el que podría estar obligado, en función del resultado de los rivales, a ganar al menos dos encuentros para garantizar la permanencia, empresa muy complicada que exigirá lo mejor de los riojanos.

PUBLICIDAD