El tiempo corre en contra del Logroñés

0
93

El Girona humilla a los riojanos (1-4) que siete meses después regresan a los puestos de descenso

Por Sergio Caneda

Se ha propuesto el Logroñés complicarse la vida en esta recta final de liga y de momento lo está bordando. Tras más de medio año fuera de descenso, a falta de cuatro jornadas para el final de curso los riojanos regresan a la zona roja de la tabla tras un pésimo encuentro en Las Gaunas ante el Girona saldado con un humillante 1-4. Los de Sergio Rodríguez no hicieron los deberes a tiempo (Cartagena y Castellón) y están condenados a hacer la proeza en las cuatro finales que restan. La de este domingo, ante el Girona, no cuenta. Una pausa dramática. Un pésimo encuentro en el que sólo compitieron los diez primeros minutos, mala idea ante Stuani, Monchu, Gumbau, Sylla y compañía. Nos jugamos la vida y no lo parece. Serio contratiempo para un equipo en busca de identidad.

           Sin ritmo, sin intensidad, sin acierto, sin confianza, sin mordiente…  el Logroñés se ha revelado este domingo como un equipo menor, un juguete a merced de un apabullante Girona que juega a otra cosa y además lo hace dos velocidades por encima, a mucho mayor ritmo y con una calidad a años luz.

          Sergio Rodríguez apostó de inicio por repetir el once incapaz de ganar al Castellón hace siete días. Los blanquirrojos arrancaron valientes, con una presión muy alta y con la defensa muy cerca de la línea divisoria del centro del campo. A los catalanes les bastaron diez minutos para domesticar el ímpetu riojano, comprobar que Petcoff no tenía el día y que Bárcenas podría encontrar petróleo a la espalda de Álex Pérez y Bobadilla. 

El tercer balón perdido por Petcoff en la medular, además de costarle una amarilla al argentino fue la antesala de un golpe franco que Gumbau ejecutó a la perfección para que el juvenil Arnau, 18 años recién cumplidos, se estrenase en la categoría con un remate de cabeza, dejando en evidencia a su marcador Medina, y ante el que nada pudo hacer Santamaría. 

Intentó sobreponerse del golpe un impreciso y desafortunado Logroñés, con Paulino e Iñaki muy desconectados del juego y con Andy y Pacheco directamente ausentes del choque. Así es muy difícil competir y mucho más aún ganar. Si los llamados a tirar del carro y marcar la diferencia desaparecen en los momentos de la verdad, afloran las costuras del equipo. 

Mientras el Logroñés se revelaba incapaz de enlazar dos pases seguidos, los catalanes, con Franchesa y Couto muy profundos, jugaban a placer en un centro del campo dominado por Gumbau. El minuto 23, Stuani remató desviado un buen centro de Bárcenas desde el costado derecho. Primer aviso del uruguayo, que aspiraba a convertir el área riojana en el patio de su recreo.

Sólo un minuto después, Nano Mesa daba la réplica en el área rival cruzando demasiado un remate en un mano a mano con Juan Carlos tras un buen balón filtrado por Paulino. Ocasión muy clara desperdiciada por al ariete canario que no volvió a aparecer en el resto del encuentro. Mesa y Pacheco, llamados a liderar a este equipo en la segunda vuelta de campeonato, deben empezar a justificar su fichaje, más allá del trabajo y el esfuerzo, que a todo buen profesional se le presupone. El Logroñés, el conjunto menos goleador de la categoría, necesita con urgencia que el canario se reconcilie con el gol y que el malagueño genere ocasiones con su calidad.

A falta de 5 minutos para el final de la primera mitad, Gumbau botó un córner que Stuani, tras zafarse con pasmosa facilidad del marcaje de Iñaki, remató a placer. De nuevo a balón parado y de nuevo un fallo en el marcaje impropio de la categoría y que explica la posición de este equipo en la tabla.

Sergio Rodríguez movió ficha tras el descanso y dio entrada a Sierra por un desacertado Petcoff y Bogusz por Medina. Las sustituciones alteraron el dibujo e Iñaki pasó al lateral zurdo, Iago al lateral diestro, el polaco se situó por detrás de Mesa y Pacheco se marchó a la banda izquierda. Cambio todo para que nada cambie, debió pensar el míster. 

Con un Logroñés apático y sin ninguna capacidad de reacción el Girona se sobreponía al sesteo con los chispazos de Stuani, que provocó una nueva pena máxima por pisotón de Bobadilla que él mismo materializó en el minuto 56; y de Bárcenas, que rozó el gol con un disparo al palo en el 64. 

El carrusel de cambios y el resultado terminó por robarle el más mínimo interés a la pelea, los riojanos al descanso ya había tirado la toalla. Aún hubo tiempo para ver más goles, el cuarto visitante obra de Juanpe tras aprovechar la pasividad de la zaga blanquirroja y cazar un rechace de Santamaría dentro del área. El riojano, de Rubén Martínez, vino precedido de un buen pase de Andy en profundidad que el menorquín definió a la perfección en el tiempo de añadido. 

Defendiendo así de mal y atacando con tan pocos argumentos, el Logroñés es firme candidato al descenso. Ocupa la decimonovena posición empatado a puntos con el Castellón (41). Los de Sergio Rodríguez no se veían en la zona caliente de la tabla desde novena jornada de Liga, toca visita al psicólogo para gestionar este regreso a los infiernos. El tiempo corre en contra de un Logroñés que ya no depende de sí mismo. El Logroñés se jugará la vida en Butarque dentro de siete días, sólo vale ganar. 

U.D. Logroñés: Santamaría; Medina (Bogusz Min. 46), Pérez, Bobadilla, Iago, Iñaki (Andoni López Min. 66); Paulino (Rubén Martínez Min. 58), Andy, Petcoff (Sierra Min. 46), Pacheco (Ander Vitoria Min. 73) y Nano Mesa.

Girona C.F.: Juan Carlos; Yan Couto, Arnau, Juanpe, Santi Bueno, Franchesa (Luna. Min. 80); Cristóforo (Terrats Min. 84), Monchu, Gumbau (Kebe Min 80), Bárcenas (Bustos Min. 68) y Stuani (Sylla Min. 69)

Goles: 0-1. Arnau (Min. 14); 0-2 Stuani (Min. 40); 0-3 Stuani (Min. 56); 0-4 Juanpe (Min. 84). 1-4 Rubén Martínez (Min. 90)

Árbitro: Rafael Sánchez López (Colegio Murciano). Amonestó a los locales Petcoff (Min. 13), Paulino (Min. 21), Bobadilla (Min. 56), López (Min. 82) y Vitoria (Min. 87). Por parte visitante amonestó a Bustos (Min. 89).

 Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 38ª de la Liga SmartBank. 

PUBLICIDAD