Anduva como trampolín

0
119

El Logroñés busca enlazar otra victoria, ante un Mirandés castigado por el COVID, que le permita impulsarse y distanciarse del descenso

Por Sergio Caneda

El Logroñés regresa a Anduva este domingo para disputar, a partir de las 18.15 horas, una suerte de derbi del Ebro con aires de final por la permanencia, como lo serán todos y cada uno de los nueve partidos que restan para finalizar una Liga SmartBank muy apretada.

Los riojanos llegan a la cita tras reencontrarse con la victoria y en una dinámica positiva que les ha permitido sumar 5 de los últimos 9 puntos en juego. Este sprint primaveral hace que los blanquirrojos afronten una nueva jornada fuera de los puestos de descenso y con una ventaja de 2 puntos sobre el Cartagena, que establece la frontera con el abismo. Con todo, el Logroñés está obligado a seguir alimentado su reacción para tratar de poner tierra de por medio con el descenso. “En Anduva buscamos una continuidad en los resultados que nos impulse”, apuntaba el técnico riojano, consciente de que reencontrarse con un equilibrio en los resultados es uno de los debes de su equipo.

Sergio Rodríguez cuenta con toda la plantilla a su disposición, salvo Petcoff, sancionado por acumulación de amarillas, y Errasti, que ultima su recuperación trabajando al margen del grupo. Así las cosas, el técnico blanquirrojo gana en variantes ante un partido crucial para afrontar el exigente calendario que resta al cuadro riojano, entre ellas a un Dani Pacheco que ya está a disposición del míster en esta vital recta final de campeonato y con Clemente, que podría ser una de las novedades en defensa. 

En la rueda de prensa previa al encuentro, Sergio Rodríguez destacaba del rival su “ritmo alto de pelota y su calidad en el medio campo. La llegada de Cristo les da ese plus de definición que necesitaban. Son dinámicos, un equipo vistoso y que está llevando el peso del partido contra cualquier rival. Está haciendo un buen año, con jugadores cedidos que están creciendo. Su situación actual es especial, veremos cuántos jugadores son capaces de recuperar”.

Por su parte, el Mirandés llegará a la cita con los riojanos en una cómoda décima posición con 44 puntos, 8 más que los riojanos, y dos partidos menos: los choques aplazados por el brote de Covid-19 en las filas rojillas, ante el Rayo Vallecano y el Tenerife. 

Los de José Alberto López, dado de alta este viernes tras estar hospitalizado como consecuencia del brote que ha diezmado a la plantilla rojilla, fueron capaces de sobreponerse a todas las adversidades y superar por 1-2 al Sporting de Gijón la pasada jornada. Un Mirandés en cuadro, con jugadores disputando el choque en posiciones nada habituales y que viajó sólo con 17 jugadores (3 de ellos del Mirandés B) salió victorioso de un campo tan complicado como el Molinón, donde nadie había ganado esta temporada. Una auténtica “hazaña”, como la ha calificado Sergio Rodríguez. Aviso a navegantes.

Hasta el momento, los rojillos no acaban de mostrar todo su potencial en Anduva, donde suman 5 victorias, 7 empates y 3 derrotas. Ponferradina, Albacete y Rayo Vallecano han logrado regresar de Miranda con tres puntos en el autobús, mientras que en este curso Alcorcón, Oviedo, Castellón o Lugo han conseguido sumar un punto en el siempre complicado fortín jabato.

En el mercado de invierno, los castellanoleoneses se reforzaron con las incorporaciones del delantero Cristo González, procedente del Udinese y autor de 3 tantos en lo que va de Liga; el mediocentro Álex López, con experiencia en Primera con el Espanyol y con el Lugo en Segunda; así como con el atacante Simón Moreno, cedido por el Villarreal y que disputó la primera vuelta liguera en el Cartagena. Los dos primeros sí estarán en Las Gaunas, mientras que Moreno sigue afectado por el brote de coronavirus que afectó a 13 integrantes del primer equipo y del cuerpo técnico.  

A lo largo de la semana se han ido incorporando al trabajo del grupo, tras la correspondiente cuarentena y los resultados negativos, el exblanquirrojo Mario Barco, que se sumó al trabajo el martes; Berrocal, que regresó a los entrenos el jueves; así como Carlos Julio, Genaro, Djouahra y Jackson, que se incorporaron a la sesión de este viernes. En función del estado físico de estos jugadores, que en algunos casos suman más de 15 días sin poder entrenar, el Mirandés podría contar para el partido con una lista de 20 jugadores del primer equipo.

Choque muy importante para los riojanos en un campo en el que tradicionalmente no ha obtenido buenos resultados. Es el momento de romper las estadísticas para seguir opositando a continuar una temporada más en el fútbol profesional.

PUBLICIDAD