«Vía Crucis» por una victoria

0
76

El Logroñés busca reencontrarse con el triunfo en Las Gaunas, tres meses después, ante un Tenerife que quiere mirar hacia arriba

POR SERGIO CANEDA

El Logroñés afronta los diez últimos partidos del campeonato con un solo punto de ventaja sobre los puestos de descenso y con la obligación, este sábado, en Las Gaunas, a partir de las 14.00 horas, de refrendar con un triunfo las buenas sensaciones que dejó el fútbol blanquirrojo ante el Zaragoza y la Ponferradina. Los de Sergio Rodríguez están obligados a reencontrarse con la victoria ante el Tenerife, la última data de hace más de tres meses ante el Mirandés en Las Gaunas, para consolidar la mejoría mostrada por el equipo y, sobre todo, para dar un paso de gigante hacia una permanencia que este curso parece estar más barata que nunca.

“Los partidos que restan son muy trascendentales, con nuestra dinámica y rozando los puestos de descenso los puntos son vitales”, destacaba Sergio Rodríguez en su última comparecencia de prensa. El míster blanquirrojo calificó al Tenerife como «equilibrado, difícil, rocoso y, sobre todo, muy solidario», a la vez que alertó de la versatilidad del ataque canario. 

Ningún rival es fácil y a estas alturas del curso raro es el que no anda metido en alguna pelea, por ese motivo Sergio Rodríguez esconde sus cartas y ha convocado a 27 jugadores y hará los descartes momentos antes del comienzo del partido. 

El Tenerife afronta la recta final de campeonato en una cómoda decimosegunda posición gracias a sus 41 puntos, 8 más que los riojanos. Con un partido menos, el aplazado la jornada pasada ante el Mirandés, y lejos de los puestos de ‘Play off’ de ascenso, la sensación, a 10 jornadas del final, es que los canarios también tienen, salvo debacle, prácticamente atada la permanencia, ya que la ventaja sobre los puestos de descenso alcanza los 9 puntos. Cumplido ese objetivo, los chicharreros podrían plantearse, caso de enlazar una racha positiva de resultados, metas mayores.

Los tinerfeños llegan a la cita de Las Gaunas con mucho más tiempo de descanso que su rival. Los de Ramis, que sustituyó al frente del banquillo del Heliodoro a Fran Fernández, no juegan desde el pasado 28 de marzo cuando empataron a uno el derbi canario ante Las Palmas. Los canarios son uno de los peores visitantes de la Liga SmartBank. Lejos del Heliodoro Rodríguez López su rendimiento, sobre todo ofensivo, baja muchos enteros. Sólo han ganado 3 de sus 15 partidos disputados como visitantes y su acierto goleador se limita a 9 goles a favor frente a los 19 encajados.

Pese a sus discretos números, el Tenerife visita al Logroñés en un buen momento, suma una victoria y dos empates en sus últimos tres partidos, si bien tendrá que afrontar el choque con importantes bajas, sobre todo las de dos de sus centrales: Sipcic y Carlos Ruiz, aunque Ramis cuenta con fondo de armario suficiente para afrontar este contratiempo. 

La principal amenaza ofensiva de los chicharreros es Fran Sol, autor de 7 goles este curso. Álex Bermejo, Álex Muñoz y Samuel Shashoua, todos con 3 goles, secundan al exjugador del Villarreal en una faceta que ha sido una de las asignaturas pendientes de los tinerfeños durante este curso.

En la rueda de prensa previa al encuentro, Luis Miguel Ramis subrayaba la importancia de los puntos en juego en Las Gaunas “ya que casi certificarían, aunque no matemáticamente, el primer objetivo”. Una vez cumplido el objetivo, el míster visitante no descarta mirar hacia arriba en la clasificación. Con respecto a su rival de este sábado, avisaba de que “no me dice nada que lleve una victoria en 19 partidos, porque es un equipo que te exige mucho. El dato no nos va a ayudar ni perjudicar”.

 En Ponferrada a los blanquirrojos se les escaparon dos puntos, lo mismo que ocurrió en el Carlos Belmonte, ya no hay margen para realizar más concesiones. Urge comenzar a sumar de tres en tres, porque el milagro de no caer en descenso a base de cosechar derrotas y empates esporádicos no va a ser eterno.

PUBLICIDAD