La permanencia pasa por ganar en Las Gaunas

0
103

Por Sergio Caneda

El Logroñés debe ganar a un Málaga, que llega con bajas pero en un buen momento, para no complicarse más la vida

El Logroñés afronta este domingo, a partir de las 14.00 horas, en su regreso a Las Gaunas, una nueva final en esta recta final de liga. Los blanquirrojos son el peor equipo de la categoría en la segunda vuelta liguera, los únicos que aún no conocen la victoria, y apenas suman 8 puntos en las últimas 15 jornadas. Las estadísticas no soportan otra calificación que la de final. La permanencia, dado el pobre bagaje del equipo a domicilio, pasa por ganar en Las Gaunas. Para alcanzarla, aún restan alrededor de 18 puntos, por lo que urge sumar de tres en tres. 

Pese a la dinámica negativa y a las dudas que ésta ha generado en un equipo que en el último encuentro se reencontró con el gol, los de Sergio Rodríguez afrontan la visita del Málaga con dos puntos de ventaja sobre un descenso que marca el Cartagena con 29, increíble pero cierto.

Tras el regusto amargo del gol in extremis de Ortuño en el Carlos Belmonte, que supuso perder dos puntos muy valiosos, el examen de este domingo ante los andaluces supone una prueba de fuego para medir el nivel de confianza del cuadro riojano. Para un duelo tan importante, el técnico local recupera, a tenor de la evolución de los entrenamientos, a Clemente. El regreso del central maño es una gran noticia para una zaga incapaz durante los últimos 5 encuentros de mantener su portería a cero.

En las últimas horas, Roberto Santamaría se ha sumado a la enfermería blanquirroja, donde permanecen Errasti y Gorka. Zelu ya está a disposición del míster y Dani Giménez apunta a titular en la meta ante los blanquiazules, mientras que el estado físico de Dani Pacheco, que ha trabajado al margen del grupo toda la semana, es una incógnita.

Sergio Rodríguez, en la habitual rueda de prensa de los viernes, avisaba de que el rival “puede que esté en el mejor momento de la temporada. No tiene una plantilla amplia, pero mezcla jugadores con mucho nivel y jóvenes con talento. Les gusta el ritmo alto, no especula con la pelota, le gusta llegar rápido y son buenos en las idas y vueltas. Defienden alto y son agresivos. Trataremos de no perder nuestra identidad”.

“El equipo está compitiendo mejor en los últimos partidos, estoy contento de los últimos partidos. El día del Albacete hicimos el partido que teníamos que hacer. Están trabajando bien, si seguimos así llegarán los resultados. No podemos bajar los brazos, es evidente que los buenos resultados siempre nos dan confianza. Están haciendo las cosas bien y hay que seguir creyendo en lo que hacemos, estar juntos y seguir confiando. Urge la victoria, los 14 que restan serán determinantes. No hablamos de finales, pero todos tienen una trascendencia muy importante”, apuntaba el míster blanquirrojo. 

Por su parte el Málaga, décimo clasificado con 37 puntos, transita por la zona tranquila de la clasificación en una temporada especialmente complicada en tierras malacitanas, tras un curso 2019-2020 que se ha saldado con unas pérdidas de 10 millones de euros y con el club intervenido judicialmente, situación que se mantiene desde hace más de un año  

Los andaluces llegan a Las Gaunas con la autoestima reforzada tras su triunfo la pasada jornada ante el Sabadell gracias a un solvente 2-0 en La Rosaleda, con doblete del capitán Luis Muñoz uno de los innumerables talentos de la inagotable cantera malacitana que nutren al primer equipo. 

Pellicer dirigió al UD Logroñés en el partdio de Copa del Rey frente al Valencia en Las Gaunas. Fernando Díaz/Riojapress

Los de Sergio Pellicer, integrante del cuerpo técnico blanquirrojo durante el curso 2010-2011, son un conjunto peligroso a domicilio, tanto es así que suman más puntos como visitantes (20) que en La Rosaleda (17). Los blanquiazules son uno de los equipos con mejores números de la categoría lejos de su estadio, un logro cimentado en victorias de mérito en La Romareda, Montilivi o el Fernando Torres, entre otros. 

La situación financiera del cuadro de Martiricos les ha obligado a competir con 18 fichas profesionales y a recurrir a La Academia, que con el histórico ‘Duda’ al frente, no deja de sutir de talento al conjunto boquerón. Hasta el momento, Sergio Pellicer ha contado con hasta 19 jugadores del Atlético Malagueño para completar convocatorias y suplir las bajas del primer equipo. De hecho, los internacionales en categorías inferiores Ramón Enríquez e Ismael Casas, así como el centrocampista Cristo Romero son habituales en los esquemas de Pellicer.

El Málaga en un bloque talentoso, donde destacan jugadores como el extremo Joaquín Muñoz, uno de los mejores regateadores de la Liga SmartBank junto al blanquirrojo Paulino, o la explosión de Luis Muñoz, la polivalencia al servicio de 4-1-4-1 de Pellicer y que ha marcado cuatro goles en las últimas cinco jornadas. Aviso a navegantes.

Los andaluces echarán de menos en Las Gaunas y todo lo que resta de temporada al lesionado Pablo Chavarría, delantero que con 4 goles es el pichichi del equipo de Pellicer. Para sustituir al argentino, ha llegado a Málaga el serbio Stefan Scepovic, exjugador de Sporting de Gijón o Getafe, que lleva varios días entrenando con sus nuevos compañeros y que podría debutar en Logroño, máxime cuando Orlando Sá e Hicham continúan arrastrando problemas físicos y parecen descartados para el choque del domingo. El cuadro de Martiricos también echará de menos sobre el césped del Municipal a dos de los jóvenes valores de La Academia: Ramón e Ismael Casas, dos bajas sensibles para Pellicer que complican la convocatoria para viajar a Logroño, máxime cuando el club andaluz sólo cuenta con 18 fichas profesionales.

El técnico visitante podría repetir el once del último partido, con el penúltimo fichaje malacitano Alexander Fernández, en lugar del lesionado Ismael Casas, en el lateral derecho. Con dos victorias en sus últimos tres encuentros y con la autoestima reforzada, los de Sergio rodríguez deberán estar atentos a la sala de máquinas blanquiazul, con Luis Muñoz, Escassi y Jozabed a pleno rendimiento las últimas jornadas. 

En la comparecencia ante los medios anterior al viaje a la capital riojana, Sergio Pellicer subrayaba que el Logroñés “está compitiendo muy bien. Es un equipo de rachas que en la primera vuelta logró seis victorias consecutivas, algo muy difícil en esta categoría”. Pellicer augura un “partido duro y tremendamente difícil” en su regreso a la capital riojana.

PUBLICIDAD