Empate con sabor amargo

0
110

Por Sergio Caneda

El Logroñés pierde dos puntos de valor incalculable en casa del colista con un gol de Ortuño en el tiempo de añadido

Regresó Iñaki dispuesto a liderar a su equipo en la final del Carlos Belmonte y a punto estuvo el capitánde obrar el milagro, pero es que la empresa era harto complicada viendo la trayectoria riojana. El Logroñés hizo este sábado ante el Albacete lo más difícil, ponerse por delante en un choque tremendamente cerrado disputado por dos equipos reñidos por el gol. Hubo que esperar, eso sí, hasta el minuto 73 para que Nano Mesa se estrenase con la blanquirroja tras firmar un golazo de disparo cruzado tras un gran pase de Olaetxea. A la tercera fue la vencida, ya que el canario había dispuesto, en el minuto 6 y en el 35, de dos grandes ocasiones para marcar, pero no acertó con su remate. Los blanquirrojos rozaron la victoria, hasta que un zarpazo del Alba en el tiempo de añadido devolvió a los de Sergio Rodríguez a la cruda realidad: la de sumar muy de vez en cuando y, como mucho, de uno en uno.

​En otras circunstancias, ajenas a la trágica dinámica por la que atraviesa el equipo, y en otros escenarios, como Fadura o Lasesarre, los últimos veinte minutos de partido se hubiesen convertido en un tratado en blanco y rojo de cómo no jugar al fútbol para que nada sucediese. En el Carlos Belmonte ocurrió justo lo contrario, ni en el césped ni en el banquillo el Logroñés encontró la forma de esconder la llave de un duelo que Ortuño encontró con un remate de cabeza entre centrales, en el tiempo de añadido. Lo peor, es que Silvestre, en el minuto 78, y Zouzulia, en el minuto 86, obligaron a Santamaría a firmar dos buenas intervenciones para evitar que el empate llegara mucho antes. El logroñés marcó y acto seguido pecó de vértigo y permitió que el Albacete creyese que tenía la oportunidad de marcar, algo que los manchegos ni siquiera se habían planteado durante más de una hora.

El Logroñés de Sergio Rodríguez perdió dos puntos de un valor incalculable en casa del colista y va camino de batir récords negativos en esta segunda vuelta de la Liga SmartBank. Con cuatro puntos de los últimos 21 disputados y sólo 2 goles a favor en las últimas 7 jornadas, las rentas de un noviembre inmaculado ya se han agotado. La amenaza del descenso, natural para un recién ascendido, ha llegado para quedarse. 

Visto lo visto en el Carlos Belmonte, hoy por hoy este Logroñés es un equipo atenazado, con más miedo a perder que ganas de ganar, que no falla a su cita con el habitual festival de errores impropios para la categoría, sobre todo en defensa, y una alarmante falta de puntería. 

Los cinco puntos de ventaja que los de Sergio Rodríguez mantienen con los manchegos, sumado al calendario a corto plazo de los riojanos, tendría que haber servido de suficiente estímulo para que los riojanos hubieran asumido más riesgos ante el colista. No ocurrió así y el gol de Ortuño penalizó la falta de ambición blanquirroja, pero la falta de contundencia defensiva contribuyó a allanar el camino.

Albacete Balompié: Nadal; Benito (Fuster Min. 68), Bonyomo, Kecojevic, Fran García (Caballo Min. 82); Isaac, Torres (Jules Min. 68), Silvestre, Cedric, Peña(Ortuño Min. 54) y Zozulia.

U.D. Logroñés: Roberto Santamaría; Medina(Paulino Min. 68), Álex Pérez, Bobadilla, Iago López; Olaetxea, Petcoff (Sierra Min. 86), Andy, Iñaki, David González (Rubén Min. 68) y Nano Mesa(Leo Ruiz Min. 81)

Goles: 0-1 Nano Mesa (Min. 73); 1-1 Ortuño (Min. 90)

Árbitro: Iosu Galech Apezteguía (Colegio Navarro). Amonestó a los locales Benito (Min. 8), Torres (Min. 27), Boyomo (Min. 56), Zouzulia (Min. 69), Fran García (Min. 71) y al visitante Leo Ruiz (Min. 90).

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada vigésimo octava de la Liga SmartBank.  

PUBLICIDAD