Duelo de necesitados en el Carlos Belmonte

0
100

Por Sergio Caneda

Logroñés y Albacete, sumidos en dinámicas negativas, disputan 3 puntos muy importantes en su carrera hacia la permanencia 

El Carlos Belmonte acoge este sábado un duelo entre dos equipos, Albacete y Logroñés, que precisan con urgencia sumar los tres puntos en juego para dar un importante paso al frente en el objetivo de lograr la permanencia. Manchegos y riojanos, sumidos en unas dinámicas negativas, se resisten a calificar el choque como una final. Al margen de las trampas semánticas, la realidad es que los dos necesitan ganar con urgencia.

En el caso de los blanquirrojos, los de Sergio Rodríguez se han olvidado de ganar. No lo hacen desde el 2 de enero ante el Mirandés en Las Gaunas. Desde entonces, apenas han cosechado 3 de 21 puntos posibles. En estos siete encuentros, sólo han sido capaces de anotar un gol, el de Andy de penalti en el Anxo Carro. El gol es también la asignatura pendiente de un Albacete que es el segundo equipo que menos goles marca en la Liga SmartBank (17).  

Los manchegos sólo han sido capaces de ganar 3 partidos de los 13 que han disputado en el Carlos Belmonte, una estadística que les sitúa como el segundo peor local de la categoría. Si el fútbol sólo atendiera a las estadísticas, el partido está abocado a un empate a cero. Por suerte, entran en juego otros condicionantes, como la positiva evolución del juego blanquirrojo que se atisbó en Lugo y que se confirmó ante el todopoderoso Mallorca. El reto blanquirrojo es transformar las buenas sensaciones en puntos.

Para el trascendental duelo en el Carlos Belmonte, se caen de la convocatoria por lesión Pacheco, Gorka, Zelu, Errasti y Clemente. Problemas en defensa, entra en la citación el central del Promesas Víctor Martínez; y en la creación, con la baja de Pacheco, uno de los protagonistas de la mejora en las prestaciones del equipo ante Lugo y Mallorca. Finalmente, sí han entrado en la lista de 22 hombres como Paulino, Medina o Nano Mesa que han arrastrado algunos problemas físicos que les han impedido entrenar con normalidad durante esta semana.

Sergio Rodríguez, en la habitual comparecencia de prensa previa al encuentro, elogiaba la experiencia de una plantilla manchega que, “a nivel individual asusta”. “Su año no está siendo bueno, pelea por los puestos de abajo como nosotros y es un partido importante, para nosotros cualquier partido es importante ante la dinámica negativa”. A pesar de las ausencias, el técnico riojano aboga por “dar nuestra mejor versión” ante un rival que espera “que nos deje la iniciativa, muy replegado, pero que a balón parado es peligroso”.

Por su parte el Albacete, colista con 25 puntos, llega a la cita de este sábado en una racha negativa que guarda muchas similitudes con la blanquirroja. Los manchegos suman un único punto de los últimos 12 disputados, igual que los riojanos, y sólo han sido capaces de marcar un gol en las cuatro ultimas jornadas, idéntico bagaje que los de Sergio Rodríguez. 

En el choque de la pasada jornada, los de Alejandro Menéndez sumaron un punto en la Nova Creu Alta (0-0) gastando buena parte de su reserva de fortuna. Terminaron el duelo con un jugador menos tras la expulsión de Arroyo y con el susto en el cuerpo después de que en la recta final de partido el Sabadell fallase un penalti.

El Albacete está atravesando por una temporada muy complicada marcada por un pésimo comienzo de Liga que situó muy pronto en problemas a un equipo en fase de construcción tras un verano movido en las oficinas del Carlos Belmonte. La irregularidad del bloque costó ya el puesto a dos entrenadores: Lucas Alcaraz y Aritz López Garai. Alejandro Menéndez, tercer técnico en lo que va de curso, propició una reacción positiva nada más asumir el cargo, pero en las últimas semanas el efecto Menéndez se ha diluido.

En el último mercado de invierno, la dirección deportiva ha tratado de dar un golpe de timón y hasta seis jugadores han salido del equipo: Javi Navarro, Del Pozo, Liberto, Chema Núñez, Karim y Nahuel. Mientras que se han reforzado con la llegada de Tana, procedente de Las Palmas y con amplia experiencia en Primera y Segunda; y con Cedric, jovencísimo delantero cedido por el Atlético de Madrid que disputó la primera vuelta en las filas del Oviedo.

Para la final de este sábado, Menéndez cuenta con importantes ausencias, la más determinante es la baja de Álvaro Jiménez, el jugador más desequilibrante del Albacete y el encargado de liderar el juego de ataque manchego. Tampoco estarán disponibles el central Arroyo y el mediocentro Diamanka, habituales en el esquema del técnico local. En el apartado de buenas noticias, el Albacete recupera a Boyomo, titular indiscutible en el eje de la zaga, y a Carlos Isaac, lateral derecho que regresa tras superar una lesión.

Alejandro Menéndez trataba en la previa del partido de no meter más presión a los suyos, de quienes asegura que “anímicamente no les pesa ser últimos”. El técnico asturiano señalaba que saldrá a por la victoria en un partido que calificó de “importantísimo” para “meter a un rival en un lío y, sobre todo, seguir en una línea de sumar y creer en nosotros”.

En cuanto al rival, el técnico manchego alabó la primera vuelta de los de Sergio Rodríguez y subrayó que, a su juicio, “juega con poca presión por ser un recién ascendido. Es un rival muy difícil por el comportamiento dentro del terreno de juego y también por la importancia que para ellos tienen también los tres puntos”.

La cita este sábado, a las 20.30 horas, en el Carlos Belmonte. La primera de las quince finales que riojanos y manchegos afrontan para lograr el objetivo compartido de continuar en el fútbol profesional una temporada más.

PUBLICIDAD