El Anxo Carro examina la capacidad de reacción blanquirroja

0
42

Por Sergio Caneda

Los riojanos afrontan una salida muy complicada con las importantes bajas de Iñaki, Mesa, Bogusz y Zelu 

Examen duro el que espera al Logroñés en el Anxo Carro este domingo, a las 20.30 horas. Una visita a uno de los campos más inexpugnables de la categoría, los lucenses no pierden en casa desde el 11 de octubre, que llega en el peor momento posible, tanto de juego como en lo relativo a las sensaciones. El choque ante los gallegos servirá de termómetro para medir el estado de salud de este Logroñés, inmerso en una espiral dramática con sólo 6 de los últimos 36 puntos sumados. Los blanquirrojos necesitan encontrar con urgencia un salvavidas al que aferrarse para evitar complicarse aún más la vida y meterse de lleno en la pelea por el descenso. 

Los riojanos disputan su segundo partido consecutivo lejos de Las Gaunas con varias asignaturas pendientes. La principal, recuperar una versión competitiva de sí mismos, una que no incluya errores no forzados en ambas áreas y que tanto está penalizando a los de Sergio Rodríguez. Otro de los suspensos más evidentes de los blanquirrojos hay que buscarlo en todo lo que rodea al gol, en su fase de generación y en su materialización. 4 goles en los últimos 12 encuentros, 5 jornadas sin ver puerta, es un milagro que este equipo todavía mantenga un margen de 4 puntos sobre el descenso.

En esta faceta ofensiva, Sergio Rodríguez no deja de recibir malas noticias. La peor, la prolongada ausencia de Iñaki que ha convertido el lateral zurdo en un agujero negro. Ahora, a la falta de puntería de Leo Ruiz y compañía, se suman para el domingo las importantes bajas por molestias físicas de Nano Mesa, Bogusz y Zelu. Habrá que esperar hasta minutos antes del choque para conocer los planes del míster blanquirrojo y los nombres de los once elegidos de partida, entre los que podría estar Dani Pacheco que aún no se ha estrenado con la blanquirroja.

En la comparecencia de prensa habitual antes del partido de la jornada, Sergio Rodríguez destacaba del Lugo que es un conjunto “muy competitivo, con mucho poder físico y que domina muy bien las áreas. Pone las cosas muy difíciles a los rivales, no necesita generar mucho juego para ganar partidos”. 

Por su parte, el conjunto gallego, asentado en la categoría tras nueve temporadas consecutivas, llega a la cita en duodécima posición de la Liga SmartBank, con 32 puntos, tres más que los riojanos, y tras encajar una dolorosa derrota en el Carlos Tartiere (3-1). Desde la llegada de Mehdi Nafti al club, debutó en el banquillo en la sexta jornada, los lucenses no conocen la derrota en su fortín del Anxo Carro, donde suman 22 puntos. Nueve encuentros han disputado en casa con el tunecino en el banquillo, con un saldo muy favorable de cinco victorias y cuatro empates. Sólo en dos de estos encuentros, ante el Oviedo y el Sporting, se quedaron sin marcar. En el otro lado de la moneda, la fortaleza defensiva de los ‘albivermellos’ propicia que únicamente hayan encajado dos goles en esos nueve encuentros como locales. Unos números de récord.

No terminan aquí las malas noticias para los de Sergio Rodríguez, el panameño Rodríguez, que ya marcó un doblete en Las Gaunas en la primera vuelta, ha vuelto a ofrecer su mejor versión, con gol incluido al Oviedo, tras una fase de competición irregular a causa de las lesiones. Con Rodríguez recuperado para la causa, el Lugo gana desequilibrio y pegada en los metros finales. Virtudes que sumar a nombres que ya marcan la diferencia como Hugo Rama o Manu Barreiro, principales amenazas ofensivas de los gallegos. Salvo la importante baja de El Hacen, Nafti cuenta con toda la plantilla a su disposición.

El tunecino ha armado un bloque muy sólido y, sobre todo, equilibrado: suma 8 victorias, 8 empates y 9 derrotas. Ha marcado 25 goles y ha recibido 26. Su regularidad le convierte en Un exponente perfecto de la ‘clase media’ de esta Liga SmartBank y uno de los espejos donde los riojanos deben mirarse con vistas al futuro. 

En la previa del choque contra los riojanos, Mehdi Nafti subrayaba la importancia del encuentro y no escatimaba elogios para los logroñeses “es un equipo que ha dado problemas a todos sus rivales. Arriesga, es combinativo, tiene buenas transiciones, no tiene miedo a la hora de asumir el protagonismo, como demostró en el partido de ida. Tiene muchas variantes y opciones adelante y ha ganado en verticalidad, con buen manejo de balón. Cerca del área son peligrosos. No sé cómo llegarán en el nivel anímico, pero no podemos olvidar que ha estado en el top ten muchas jornadas”. 

Los blanquirrojos encaran una nueva final, todas las jornadas lo serán en esta carrera de fondo por superar lo antes posible la barrara en torno a los deseados 50 puntos. 

PUBLICIDAD