El Sporting no tuvo rival en Las Gaunas

0
49

Exhibición asturiana (0-4) que deja en evidencia los graves problemas del Logroñés en las dos áreas 

POR SERGIO CANEDA

Djuka no tiene amigos en Logroño. El serbio, pichichi de esta Liga Smartbank, no hace prisioneros. El nostálgico hermanamiento entre clubes y ciudades está muy bien, pero él no entiende de romanticismos. El 23 del Sporting firmó un ‘hat trick’ en Las Gaunas, Giménez evitó un cuarto, y demostró que los asturianos y los riojanos juegan al mismo deporte, pero a velocidades muy distintas. 

          El Sporting de David Gallego no tuvo piedad este sábado en Las Gaunas y pasó por encima de un desconocido Logroñés. La calidad y el ritmo asturiano desarboló por completo a un conjunto local a remolque durante los 90 minutos y siempre a merced de Manu García, Gaspar y compañía, que sembraron el pánico sobre el césped del Municipal. A los innegables méritos gijoneses, múltiples y variados, se sumó una tarde nefasta del cuadro local. La tormenta perfecta en blanco y rojo.

          Sin intensidad, sin ideas, sin pegada, sin velocidad, sin contundencia es imposible competir en esta Liga Smartbank. Jornada 24 y parece que el Logroñés, o al menos muchos de sus jugadores, aún no se han enterado. Sin competir al 120%, este equipo, compuesto en su mayoría por jugadores provenientes de Segunda B, es imposible que plante cara a jugadores de la talla de Babin, Manu García o Djuka. 

El Sporting entró al partido por la vía rápida y en el primer cuarto de hora de partido ya había disparo con peligro tres veces, uno de ellos supuso el gol de Djuka tras aprovechar un fallo de la defensa blanquirroja. Djuka pudo ampliar la renta tras aprovechar un error grave de Gorka, pero Giménez lo impidió. No falló el serbio al filo del descanso, cuando aprovechó un buen balón de Cumic para ganar en velocidad a Clemente y superar la salida de Giménez. 

Por parte local, dos ocasiones muy claras precedidas de otros tantos errores de la zaga asturiana que Leo Ruiz no supo aprovechar. El primer intento se estrelló en el palo derecho de Mariño y el segundo lo detuvo el portero.

Tras el paso por vestuario, Gorka, señalado, dejó su puesto a Bobadilla y Olaetxea, desaparecido en la primera mitad, a Unai Medina. Las sustituciones provocaron también un cambio de dibujo en defensa: con tres centrales y dos carrileros: Medina y López. El cambio consiguió colocar a más jugadores por delante del balón y en campo contrario, pero el Logroñés fue incapaz de generar ocasiones claras. Los remates en esta segunda mitad llegaron en jugadas a balón parado, Andy y Bobadilla lo intentaron sin éxito, o en jugadas individuales, como un disparo de Paulino casi al final del encuentro que blocó Mariño. 

Mientras los riojanos se topaban de bruces con su incapacidad y con el muro formado por las dos líneas de cuatro del Sporting, un ordenado conjunto gijonés aprovechaba la más mínima oportunidad para ampliar la renta. Así, Gaspar probó fortuna desde la frontal, pero su tiro salió desviado, y Babin remató de cabeza, pero se encontró con Giménez. Más fortuna y calidad demostró Djuka, que firmó un regate de dibujos animados en el 73 dentro del área para fusilar al portero riojano y firmar el tercero. El cuarto, con un Logroñés roto, llegó de las botas del Cumic, que regateo por dos veces a Medina para cruzar el disparo lejos del alcance de Giménez. 

Una vez más, las dos velocidades de esta Liga SmartBank atropellan a los blanquirrojos que deberán resetear, pasar página y recuperar su mejor versión, con la intensidad y la competitividad como estandarte. Por si fuera poco, la falta de pegada de este bloque empieza a ser más que preocupante, ya son cuatro encuentros seguidos sin ver puerta. Sergio Rodríguez apostó de inicio por Nano Mesa, que arrancó desde el costado izquierdo para acabar, desquiciado, jugando en todas partes y sin apenas crear peligro, salvo un remate de cabeza desviado en la primera mitad. 

La Liga SmartBank no espera a nadie, la distancia con los equipos en descenso aún permite trabajar con cierta tranquilidad, pero hay que comenzar a sumar con urgencia. Mucho trabajo por delante para un cuerpo técnico que deberá buscar soluciones para afrontar un choque vital ante el Alcorcón el próximo domingo.

U.D. Logroñés: Dani Giménez; Iago López, Gorka (Bobadilla Min. 46), Clemente, Andoni López (David González Min. 62); Paulino, Andy, Errasti (Sierra Min. 62), Olaetxea (Unai Medina Min. 46), Nano Mesa (Bogusz Min 75) y Leo Ruiz.

Real Sporting de Gijón: Mariño; Rosas, Babin, Valiente, Saúl; Cumic (Pérez Min. 83), Fuego (Pedro Díaz Min. 66), Gragera, Gaspar (Méndez Min 77), Manu García (Campuzano Min. 66) y Djuka (Carmona Min. 83).

Goles: 0-1 Djuka (Min 13); 0-2 Djuka (Min 44); 0-3 Djuka (Min. 73); 0-4 Cumic (Min. 82)

Árbitro: Rubén Ávalos Barrera (Colegio Catalán). Amonestó al local Errasti (Min. 55).

 Incidencias: Partido correspondiente a la jornada vigésimo cuarta de la Liga SmartBank. Se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento del padre del Director Deportivo blanquirrojo, Carlos Lasheras.

PUBLICIDAD