El Logroñés busca recupera la identidad en Vallecas

0
131

El Rayo inaugura una agenda muy complicada que exigirá de los de Sergio Rodríguez un plus de competitividad y una versión mejorada de su fútbol

POR SERGIO CANEDA

Hay presiones y presiones. Está la mala, en Zaragoza y Albacete saben perfectamente su regusto amargo, y está la buena, la que paladean los blanquirrojos desde la zona media de la tabla sin olvidar que el mínimo descuido, repetir la primera parte contra la Ponferradina por ejemplo, les condena a la larga a convivir con esa presión menos buena.  Los de Sergio Rodríguez no quieren ni oír hablar de regresar al fondo de la tabla, quieren hacer valer el colchón de puntos sumado en un noviembre para enmarcar en una recta final de la primera vuelta que les exigirá competir al 120% hasta final de año. Competitividad, agresividad, intensidad… términos que deben regresar cuanto antes al DNI blanquirrojo para no meterse en problemas.

Tras dos derrotas consecutivas, los riojanos afrontan este sábado, a las 14.00 horas, el reto de visitar el mítico estadio de Vallecas y lo hacen con la autoestima tocada tras el tropiezo en Las Gaunas ante la Ponferradina. El Rayo Vallecano inaugura una agenda de partidos muy complicados en las próximas semanas ante conjuntos favoritos al ascenso y que exigirá de los de Sergio Rodríguez un plus y una versión muy mejorada de lo visto en los dos últimos encuentros. Un reseteo que les permita recuperar, cuanto antes, una identidad puesta en entredicho.

“Sabemos de la dificultad de la competición, venimos de una racha de seis victorias consecutivas y eso es algo anormal. Las derrotas no nos hunden anímicamente, ni mucho menos”, apuntaba Sergio Rodríguez en la rueda de prensa previa al duelo en Vallecas. “Vamos a un campo complicado, con un rival muy difícil. Si cada vez que perdemos nos hundimos, va a ser muy difícil, hay que ser positivo. El Rayo nos exigirá estar a un nivel muy alto, especialmente en el defensivo. Tiene grandes individualidades. Son un equipo vertical que, a la mínima, hace mucho daño”.

Leyendo entre líneas parece que el míster blanquirrojo podría repetir un dibujo que fuera de casa le ha dado buenos resultados, el 1-5-3-2, si bien la lesión de David González trastoca en cierta medida los planes de Sergio Rodríguez. Si la defensa de tres centrales con dos carrileros largos parece innegociable en Vallecas, Miño para destinado a ser el portero titular y la incógnita radica en quién acompañará a Leo Ruiz en la punta de lanza, Bogusz y Olaetxea parecen partir con ventaja. En el centro del campo, el técnico cuanta con más variantes para alterar su dibujo en función de su apuesta por el juego por bandas o el fortalecimiento del pasillo central.

Los riojanos viajan a Madrid con novedades en una convocatoria de la que se caen los lesionados Santamaría, Paulino y David González y en la que Pradas, portero del Promesas, hará las veces de un Yuri que se queda fuera.

Por su parte el histórico Rayo Vallecano, 38ª temporada en Segunda, ocupa la octava posición con 24 puntos, uno más que los riojanos. Los de Andoni Iraola, primer curso en el banquillo rayista, están alternando victorias ante rivales de entidad, como Mallorca, Málaga o Español, con dolorosas derrotas ante equipos de la zona baja, caso del Albacete, Tenerife o Lugo. Esa irregularidad está impidiendo a los madrileños afianzarse en la zona alta de la tabla. 

Como locales, los de Iraola han sumado cinco victorias, un empate y una única derrota ante el Almería. Un rival complicado, más aún en casa, que llega a la cita frente a los riojanos herido tras caer en el derbi madrileño ante el Leganés (1-0).

Verano con mucho movimiento en las oficinas rayistas que han conseguido reforzar su proyecto con jugadores muy jóvenes, pero con experiencia en la categoría, caso de Martos, Luca Zidane o Antoñín. Valores que se suman a un bloque que combina la experiencia de Mario Suárez o Leo Ulloa con la calidad de jóvenes como Comesaña, Pozo o Andrés Martín. Los de Iraola no son uno de los conjuntos más goleadores de la categoría, cuenta con 16 goles a favor uno menos que los riojanos, pero el protagonismo anotador está muy repartido, con Isi Palazón y Andrés Martín, con cuatro tantos cada uno, liderando la estadística. 

En la rueda de prensa previa al duelo del sábado, Andoni Iraola no escatimaba elogios hacia los riojanos “ha conseguido ganar seis partidos seguidos en esta categoría, que es difícil, además los ha ganado bien y mereciéndolo. Están haciendo las cosas muy bien y vienen en una idea de continuidad del ascenso de la temporada pasada. Si le dejas jugar, puede dominar el partido, porque se encuentra muy cómodo con balón. Es un equipo que muy bien trabajado y nos va a exigir”.

PUBLICIDAD