El triunfo de la pizarra

0
92

EL Logroñés sabe sufrir y gana el duelo entre recién ascendidos con un gol de Ander Vitoria en el minuto 84

POR SERGIO CANEDA

Lo imposible a veces sucede. Tanto es así que nadie en Logroño pensaba que el recién ascendido Logroñés fuese capaz de sumar casi la mitad de los puntos en disputa en sus diez primeros encuentros en la Liga Smartbank. El triunfo ante el Cartagena, el tercero consecutivo, permite a los de Sergio Rodríguez alcanzar los 14 puntos y mantenerse en una cómoda situación clasificatoria. Conviene no hacerse trampas al solitario y entender que un equipo “variopinto” como el Logroñés llega al fútbol profesional para sufrir, pero también para celebrar triunfos muy trabajados como el de este sábado. 

ENTRENAMIENTO LOGROÑÉS. FERNANDO DIAZ

El gol de Ander Vitoria, tras cuatro jornadas lejos del verde, supone la metáfora perfecta para entender a este Logroñés. Los blanquirrojos son un equipo con todo lo que la palabra supone. Lo colectivo siempre por encima de lo individual, un equipo de obreros del fútbol donde el esfuerzo no se negocia. El talento de este bloque reside en su competitividad y en su capacidad para creer en lo que hacen.

Uno de los elogios mas repetidos por los entrenadores rivales en una temporada 2019-2020 para enmarcar era aquello de la “versatilidad” de los de Sergio Rodríguez. La capacidad para ganar apelando al plan A, tirando del plan B o recurriendo in extremis al C. Un gen competitivo que ha ascendido con ellos a la exigente Liga Smartbank y que este sábado ha servido para sumar tres puntos de oro en un campo muy complicado como Cartagonova.

El triunfo blanquirrojo, logrado con un certero remate de cabeza de Vitoria a seis minutos del final, tiene un padre intelectual: Sergio Rodríguez. El entrenador riojano ha tirado de repertorio táctico y en 90 minutos ha variado hasta tres veces de dibujo. Sorprendió de inicio con un 5-3-2 que ahogó a Elady y maniató a Rubén Castro durante la primera mitad. En la reanudación, cuando más apretaba el Cartagena con un disparo al palo de Gallar como mejor ocasión de los locales, tiró de pizarra y cambió a un 4-4-2 que permitió a los blanquirrojos recuperar el balón, ganar metros y tomar oxígeno. Una vez que el dominio del juego se equilibró, cuando el Cartagena acusó el cansancio y amagó con dar por bueno el resultado, Sergio Rodríguez volvió a alterar el guion con la salida de Ander Vitoria y Errasti para regresar al habitual 4-2-3-1 y certificar un triunfo repleto de personalidad. Tres sistemas tácticos conviviendo en un mismo partido, evidencia palpable del trabajo del cuerpo técnico y de la versatilidad de un bloque capaz de jugar muchos partidos diferentes en un único choque.

La victoria supone un nuevo paso adelante de un Logroñés que ya se ha hecho mayor. Por segundo partido consecutivo suma tres puntos y deja su portería a cero, lo que viene a ser una buena definición de lo que es competir en el fútbol de élite. Es verdad que ha marcado en su único remate entre los tres palos o que Iñaki continúa siendo, casi en exclusiva, el único argumento ofensivo de los riojanos… y qué, quizás forma parte del plan. 

F.C Cartagena: Marc Martínez; Simón (William Min. 86), Andújar, Rhyner, De la Bella; Gallar, Clavería (Aguza Min. 81), Carrasquilla, Nacho Gil (Moreno Min. 86), Elady (Cayarga Min. 81) y Rubén Castro.

U.D Logroñés: Santamaría; Iago, Álex Pérez (Gorka Min. 43), Bobadilla (Zelu Min. 63), Clemente, Iñaki; Olaetxea, Andy, Bogusz (Paulino Min. 63); Leo (Errasti Min. 77) y David González (Ander Vitoria Min. 77).

Goles: 0-1 Ander Vitoria (Min. 84). 

Árbitro: Aitor Gorostegui Fernández (Colegio Vasco). Amonestó al local David Simón (Min. 33).

 Incidencias: Partido correspondiente a la undécima jornada de la Liga SmartBank.

PUBLICIDAD