Las Palmas aviva el desequilibrio

0
72

Una buena primera mitad de la UD Logroñés no es suficiente para lograr la primera victoria en la élite 

POR SERGIO CANEDA

La UD Logroñés viajó a Las Palmas en busca del equilibrio, a confirmar las buenas sensaciones, sobre todo ofensivas, que se intuyeron hace siete días en Las Gaunas. Durante los primeros minutos de la primera mitad lo logró, quien no se consuela es porque no quiere. Decía Enrique Castro ‘Quini’, uno de los iconos del fútbol de los años 80, que había que “desdramatizar las derrotas, porque lo mejor de este deporte es que cada seis días hay una nueva revancha”. En el fondo, todos los aficionados blanquirrojos saben que ‘El brujo’ tiene razón, que una vez alcanzado el fútbol de élite no podemos dejar de sonreír por no ganar un partido (o tres). Basta con recordar Sestao, Urritxe o los anexos del José Zorrilla para que la media sonrisa aflore de nuevo. Toca relativizar, pero también fichar y remar mucho, en ese orden.

Relativizar, porque pese al resultado la primera parte del conjunto de Sergio Rodríguez no fue mala. De hecho sus primeros minutos fueron los mejores hasta la fecha, con la doble ocasión errada por Leo Ruiz. En los primeros compases del choque, el empuje blanquirrojo desarboló a los canarios, Zelu volvió a encarar y Ousama demostró que lo del Castellón no fue casualidad. Con un incansable Leo Ruiz, demasiado preocupado por ayudar en defensa, la UD Logroñés domesticó el talento canario, que apareció a cuentagotas. 

Lamentablemente, el paso por vestuarios se le hizo bola los de Sergio Rodríguez. Pepe Mel, astuto y veterano como pocos en la categoría, movió el banquillo y la salida de Fabio equilibró las fuerzas en la sala de maquinas del partido. El centro del campo visitante decidió no comparecer en la segunda mitad y el partido tuvo claro color amarillo, con Pejiño, Rober y compañía al mando de las operaciones.

 Precisamente fue Rober el encargado de castigar los malos minutos de los blanquirrojos, avasallados por el conjunto isleño e incapaces de dar tres pases con criterio. El disparo seco y pegado al palo del internacional en categorías inferiores penalizó un nuevo desajuste defensivo del conjunto blanquirrojo. Sergio Rodríguez trató de recomponer al equipo con la entrada de Paulino de la Fuente, que dejó detalles de su calidad en su debut con la blanquirroja, por un Errasti muy condicionado, un choque más, por la tarjeta amarilla recibida en la primera mitad. 

Con el resultado a favor, Pepe Mel movió el banquillo y oxigenó su ataque en el minuto 60 con Araujo. Con el resultado en contra, Sergio Rodríguez prefirió aguantar hasta el minuto 75 para dar entrada a Ander Vitoria y a Iago en busca de una reacción en el tramo final de encuentro que no llegó. Lo que sí apareció en la recta final fue el segundo tanto local tras una jugada personal de Claus Mendes y remate de Araujo a bocajarro. En el añadido del choque, Curbelo cometió penalti sobre Andy que el granadino transformó para maquillar el resultado.

Los riojanos lo intentaron, el esfuerzo es innegable, pero en la Liga Smartbank hace falta mucho más. Con un punto de nueve posibles, resulta urgente que los blanquirrojos aceleren su proceso de aclimatación a una categoría que no da tregua ni respiro. Es preciso competir 94 minutos, no 45 y desterrar las desconexiones que tanto penalizan en el área propia.

La sensación es que el proceso de aclimatación a la categoría en la UD Logroñés es una autopista de dos velocidades. Gorka, Ousama o Iñaki van por un carril, mientras que Olaetxea, Andy o Vitoria aún no se han adaptado al ritmo que reclama la Liga Smartbank. El paso de las jornadas permitirá acortar plazos y mejorar las prestaciones de una plantilla que debe dar un paso al frente si quiere competir con los mejores. 

A escasas horas para que se cierre el mercado de fichajes, resulta evidente que es necesario reforzar la plantilla para afrontar con garantías lo que está por venir. Tanto es así que Sergio Rodríguez, en la cuarta jornada, hizo debutar en la Liga Smartbank a Lapeña, delantero del Promesas que no disputó ni un minuto con el equipo en Segunda B… si no es un mensaje dirigido a la dirección deportiva, se le parece mucho.

U.D Las Palmas: Valles; Ale Díez (Curbelo Min. 41), Aléx Suárez, Aythami, Dani Castellanos; Rober, Sergio Ruiz, Loiodice (Fabio Min. 46), Kirian (Clau Mendes (Min.72), Pejiño (Benito (Min.72) y Edu Espiau (Araujo Min. 60). 

U.D Logroñés: Rubén Miño; Unai Medina (Iago Min. 75), Álex Pérez, Gorka, Iñaki; Zelu (Damián Min. 86), Andy, Errasti (Paulino Min. 59), Ousama; Olaetxea (Lapeña Min. 86) y Leo Ruiz (Vitoria Min. 75).

Goles: 1-0 Rober (Min. 53); 2-0 Araujo (Min. 91); 2-1 Andy (Min. 93)

Árbitro: Jon Ander González Esteban (Colegio Vizcaíno). Por parte local amonestó a Sergio Ruiz (Min. 23), Fabio (Min. 67), Aythami (Min 70) y Curbelo (Min. 93); por parte visitante mostró amarilla a Errasti (Min. 30).

Incidencias: Partido correspondiente a la cuarta jornada de la Liga SmartBank. 

PUBLICIDAD