La UD Logroñés suma y sigue

0
245
LA FOTO DEL PARTIDO. Ander Vitoria autor del gol del empate de la UD Logroño.

Los blanquirrojos empatan frente a un intenso Amorebieta, que se adelantó en el marcador y sumó un punto en Las Gaunas gracias a Saizar

POR SERGIO CANEDA

Un punto más y una jornada más cerca de la meta. El empate de este domingo frente al intenso Amorebieta (1-1) permite a la UD Logroñés mantener su privilegiada ventaja al frente del Grupo II, 13 puntos de distancia sobre el segundo clasificado, cuando restan sólo 10 encuentros para que finalice la liga regular. La brecha con respecto al quinto clasificado, se agranda hasta los 18 puntos. 

Bastaba con ver la clasificación y los resultados de los vizcaínos para deducir que el Amorebieta era un rival incómodo. Un equipo mutante, capaz de hacerse fuerte en su reducido fortín de Urriche y de competir con plenas garantías en el estadio del líder. En cuanto Cueto Amigo pitó el inicio del partido, Las Gaunas comprobó las cualidades de este buen equipo. El Amorebieta, como tarjeta de presentación, golpeaba primero plantándose sin complejos en los dominios de Miño y obligando al meta catalán a desviar un remate de Ekain en el área pequeña. La cosa iba en serio, un buen ensayo para lo que está por venir.

La tela de araña tejida por Iñigo Velez maniató a los blanquirrojos durante gran parte de la primera mitad. Al centro del campo local se le hizo bola la presión azul y ni Andy ni Olaetxea encontraron su sitio, tanto es así que Sergio Rodríguez permutó sus posiciones en varios momentos del partido para tratar de descolocar al rival. La presión de los puntas vizcaínos, Ekain y Amorrortu, incomodaba la salida y circulación de balón riojana y obligaba, en demasiadas ocasiones, a recurrir a jugar demasiado directo en busca de un solitario David, que peleaba en desventaja contra los tres centrales visitantes.  

Con el paso de los minutos, los blanquirrojos consiguieron mantener más tiempo el balón y así llegó una doble ocasión local en el minuto 29. Ñoño y David pusieron a prueba los reflejos de Saizar, que solventó el envite con dos intervenciones de mérito. Antes, Bilbao, con un peligroso disparo lejano, metió el susto en el cuerpo a la parroquia local. Al filo del descanso, Saizar volvió a demostrar su calidad al despejar a córner un remate de cabeza de Caneda en un saque de esquina. 

El paso por vestuarios enfrió el buen tramo final de la primera mitad de los de Sergio Rodríguez, que volvieron a entrar sin ritmo y sin demasiada intensidad al partido. El Amorebieta lo aprovechó en su segundo, y último, acercamiento al área de Miño. En el minuto 51, Seguín disparó entre un mar de piernas y Gorka tocó lo justo para que poner el cuero fuera del alcance de Miño.

A partir del gol, los vizcaínos desaparecieron en ataque y se centraron en tratar de defender, desde el orden y la intensidad su renta, buscando alguna oportunidad a la contra. Los blanquirrojos, con la salida de Ander Vitoria por Errasti, una tarde más condicionado por ver una amarilla demasiado pronto, cambió el signo del encuentro. Como ocurrió frente al Osasuna B en Las Gaunas o en Fadura, la UD Logroñés metió una marcha más al partido, subió un punto la intensidad y el choque se convirtió en un monólogo blanquirrojo. 

Andy, con un remate al palo, fue el primero en avisar que el líder regresaba al verde. Apenas un minuto después, era Olaetxea quien disparaba desde la frontal para que volviera a comparecer Saizar, el mejor de los visitantes y clave en el resultado final. 

Los blanquirrojos seguían cercando el área rival y como premio a su insistencia, en el minuto 69 llegó el gol del empate en una gran jugada colectiva de la UD Logroñés. Miguel Santos recuperó un balón que Vitoria, de espuela, cedió a Andy para que el granadino lance un pase magnifico de cincuenta metros a la carrera de Ñoño. El extremo gaditano supera a su par y habilita, caño incluido, a Iñaki dentro del área. El de Calahorra recurre a toda la clase de su zurda para habilitar a Vitoria que en el segundo palo remata a placer para delirio de Las Gaunas.

Siguió empujando la UD Logroñés en busca de la victoria ante un Amorebieta que nunca se descompuso, su clasificación no es casualidad, y el propio Ander Vitoria y Rubén Martínez pudieron ampliar el resultado, pero se toparon con un gigante Saizar que amargó la tarde a los locales. 

Con el pitido final Las Gaunas despidió con aplausos a sus jugadores a quienes agradeció una buena segunda mitad, repleta de ocasiones, que evidencia la capacidad de reacción de este equipo, pese a que este domingo, aviso a navegantes, sólo sirvió para neutralizar la ventaja vizcaína y no para remontar el resultado. Un partido del que aprender con la vista puesta en el futuro cercano.

UD Logroñés: Rubén Miño; Miguel Santos, Caneda, Gorka, Iñaki; Zelu, Andy, Errasti (Vitoria Min. 55), Olaetxea, Ñoño (Ousama Min. 78) y David (Rubén Min. 86).

SD Amorebieta: Saizar; Jaso, Aimar, Arregui, Seguín, Ortega (Mikel Álvaro Min. 61), Bilbao, Zarrabeitia, Molina, Amorrortu (Orozco Min. 71) y Ekain (Remen Min. 88).

Goles: 1-0 Seguín (Min. 51); 1-1 Ander Vitoria (Min. 69);

Árbitro: Guillermo Cueto Amigo (Colegio Castellano Leonés). Amonestó a los locales Errasti (Min. 38), Olaetxea (71) y Rubén (Min. 90) y a los visitantes Molina (Min. 58) y Álvaro (Min. 90).

Incidencias: Partido correspondiente a la vigesimoctava jornada del campeonato de Liga en el Grupo II de la Segunda División B. Con motivo del Día Internacional de la Mujer, Las Gaunas homenajeó al equipo femenino de la UD Logroñés y a su socia Esther López, encargada de hacer el saque de honor.

PUBLICIDAD