Una nueva hazaña europea

0
89

BM Logroño logra en el último suspiro un triunfo ante Berlín y se mete de lleno en la lucha por los dos primeros puestos en la fase de grupos de la Copa EHF

Por Victor Espuelas

El BM Logroño ha firmado una nueva gesta en Europa. Se acaban los calificativos para este equipo, capaz de superar todas las adversidades y vencer a conjuntos que les superan en todos los parámetros. O en casi todos. Porque en ilusión, entrega y esfuerzo estarían con toda seguridad en la parte alta de la clasificación.

La victoria ante Füche Berlín (26-25), tras una parada de Sergey Hernández al lanzamiento lejano de Holm sobre la bocina, se añade a la larga lista de hazañas con la que este club humilde está malacostumbrado a su afición. Se cumplen precisamente cinco años de aquel histórico triunfo ante el París Saint Germain en Champions (35-33, un 21 de febrero del 2015), quizá la cumbre más alta alcanzada hasta la fecha, cuando los franjivinos han sido capaces de escribir otra página para el recuerdo.

Ganar a Berlín no es fácil. A punto estuvo de lograrse la campaña pasada, también en la fase de grupos de la Copa EHF, tanto en el Palacio de los Deportes como en tierras alemanas. Pero no pudo ser. Esta vez sí. No sin suspense y un nuevo final de infarto, santo y seña del equipo de Miguel Velasco en esta fase de grupos de la competición europea.

Ante una parroquia entregada y extasiada, este triunfo tiene una especial repercusión: mete de lleno a los franjivino en la lucha por la clasificación a la siguiente ronda. E incluso podría llevar más puntos en el casillero de no ser por el polémico final en Hungría ante el Tatabanya o desperdiciar una importante ventaja de cuatro goles ante el PAUC francés en el Palacio. Los próximos duelos se presentan apasionantes.

Y el buen hacer de los riojanos también se ve reflejado en el momento dulce de sus jugadores. Frente a los presupuestos millonarios, los kilos y los centímetros y la mayor profundidad de banquillo que presentan los rivales, el BM Logroño recurre a su juego de equipo y a repartir minutos entre una plantilla exprimida, pero entregada a la causa.

Son muchos los puntos positivos para los franjivinos. Muchos jugadores están mostrando en este tramo de la temporada su mejor versión. Es el caso de Scott, con siete goles en otros tantos intentos ante los berlineses y, lo que es más importante, siendo constante y decisivo durante todo el partido. Qué decir de Kukic, que pese a disfrutar de menos minutos por el buen momento de Balenciaga, rinde a gran altura. Lo mismo de Hackbarth, con una actuación soberbia ante Cuenca. Y así se podría seguir con todos y cada uno de los jugadores, con Sergey, como siempre siendo un seguro bajo palos.

Así que ante el carrusel de partidos en febrero, buena cara. David pudo de nuevo contra Goliat y, lo que es mejor, hace soñar a los aficionados franjivinos con nuevas gestas. Europeas y domésticas. Todos sea por el balonmano. 

PUBLICIDAD