A romper el maleficio del Ciudad de Tudela

0
51

La UD Logroñés, mejor visitante de toda la Segunda B, busca la victoria en casa del colista, donde los riojanos no conocen la victoria

Por @Sergio Caneda

La UD Logroñés visita este domingo, a las 16.30 horas, una de sus plazas malditas: el Ciudad de Tudela. Los blanquirrojos no conocen la victoria en ninguna de sus cuatro visitas a la capital de la Ribera, si bien ni este Tudelano, colista del Grupo II con 20 puntos; ni la UD Logroñés, el mejor equipo a domicilio de los 80 de la Segunda B con 24 puntos sumados lejos de Las Gaunas, son los de temporadas pasadas.

Los blanquirrojos afrontan el choque con la responsabilidad que otorga el liderato, no en vano el tópico reza que en campos como el Ciudad de Tudela se ganan ligas. Los de Sergio Rodríguez buscarán la victoria cimentada en virtudes importante que todo campeón debe cultivar: la versatilidad. Adaptar su fútbol al terreno de juego e igualar en intensidad a un correoso rival son dos de los caminos más rápidos para terminar con el maleficio particular de la UD Logroñés con este estadio.

Sergio Rodríguez afronta la visita a Tudela con las bajas de Iago López y Michel Zabaco, con la duda de Ander Vitoria, y con la buena noticia del regreso de Iñaki. El de Calahorra parece un fijo para el choque del domingo, probablemente por delante de Jaime Paredes en el perfil zurdo. El Ciudad de Tudela parece el escenario idóneo para el regreso al verde de Errasti, tras varias semanas fuera por lesión, si bien parece complicado que el técnico renuncie, sin que le den motivos, al trivote titular en las últimas jornadas (Sierra-Andy-Olaetxea). Jugadores del perfil de Ñoño o de Zelu parecen abocados, salvo sorpresa, a jugar un papel de revulsivo con el paso de los minutos, pero con Sergio Rodríguez nunca se sabe.

En la rueda de prensa previa al encuentro del domingo, el técnico blanquirrojo apuntaba que “vamos a un campo difícil y nos enfrentamos a un rival con mucha necesidad, con un alto nivel de intensidad, de motivación y de agresividad. Los puntos valen lo mismo en León que en Tudela, tenemos que ir con buena mentalidad pero la clasificación no nos va a dar ninguna ventaja, tenemos que igualar su motivación”. 

El CD Tudelano llega a la cita con el líder tras plantar cara en Lezama y acabar derrotado por 1-0 ante los de Joseba Etxeberria. El choque frente a los blanquirrojos será el tercer partido del técnico riojano Nacho Martín al frente del banquillo navarro, tras la sustitución de José María Lumbreras. El conjunto blanquinegro suma un punto de seis posibles en los dos choques dirigidos por el exentrenador blanquirrojo. Martín dirigió a la UD Logroñés la recta final de la temporada 2010-2011 y comenzó la 2011-2012. Durante esta etapa en el conjunto de la capital logroñesa tuvo a sus órdenes a Sergio Rodríguez y a Iñaki Sáenz, el domingo los tendrá enfrente.

El Tudelano es el segundo peor equipo de Grupo II como local, sólo 13 puntos en lo que va de liga regular, apenas uno más que el Arenas de Getxo. Los navarros, a siete puntos de la salvación, afrontan cada partido que resta como una final para mantener una categoría en la que compiten de manera ininterrumpida desde la temporada 2012-2013. 

Para salvar la categoría, en este mercado de invierno han regresado al Ciudad de Tudela jugadores importantes en la historia reciente del club navarro, como Néstor Salinas o Álex Sánchez. El primero, sin equipo tras una grave lesión en el tendón rotuliano; y el segundo, tras finalizar su aventura en el fútbol australiano. Además, el Tudelano se ha reforzado con la llegada de Marcos Isla, central cedido por el Numancia; el extremo Carlos Calderón, sin equipo tras rescindir hace meses su contrato con el Lugo; el centrocampista Josué Lázaro, cedido por el Chivas y que con su incorporación eleva a cinco la colonia azteca en Tudela; así como Cedric Mabwati, centrocampista congoleño que militó en Osasuna, Betis o Numancia y que busca retomar su carrera tras una grave lesión de rodilla.

En Tudela continúan ilustres veteranos como Pagola, Lalaguna, David Lázaro o los riojanos Iñaki Jiménez y Fernando Delgado, si bien han perdido a dos piezas claves en el centro del campo: Julen Azkue, que ha fichado por el Amorebieta, y Miguel Díaz, que ya ha debutado con el Calahorra. 

A la UD Logroñés le aguarda un partido trampa en el irregular césped del Ciudad de Tudela, terreno nada favorable para otra cosa que no sea el juego directo. El líder se encontrará con un rival intenso, trabajador y que peleará hasta el minuto 94, que explotará sus armas (Jugadas a balón parado o segundas jugadas) y que tratará de incomodar el juego de posesión y la circulación de balón de los blanquirrojos. 

Un aspirante a campeonar, y la UD Logroñés de Sergio Rodríguez lo es, está obligado a no ceder puntos en Tudela. Es cierto que el Ciudad de Tudela ha sido siempre una plaza abonada al cero a cero, salvo por la derrota de la pasada temporada 2-1, allí predomina la disputa y hay poco margen para el espectáculo. Los blanquirrojos han demostrado que también son capaces de cocinar los encuentros a fuego lento y con grandes dosis de paciencia, virtud que hará falta para regresar con tres puntos a Logroño.

PUBLICIDAD