Derbi con la pólvora mojada

0
176
LA FOTO DEL PARTIDO. Reparto de puntos en el duelo de equipos riojanos. Riojapress

La UD Logroñés y el Calahorra empatan a cero en un derbi gris en el que los mejores fueron ambos guardametas

POR @SCANEDA

270 minutos acumula en este 2020 la UD Logroñés sin ver puerta como local. Tres partidos completos en el Municipal de Las Gaunas (Real Sociedad B, Alavés B y Calahorra) con la pólvora mojada y con el punto de mira muy desviado. Tres duelos que dejan sensaciones encontradas en los que los blanquirrojos han sumados tres puntos de nueve posibles. Con todo, la UD Logroñés continúa, tras el empate a cero en el derbi frente al Calahorra, liderando el Grupo II con cuatro puntos de ventaja. Ojalá todas las malas rachas que estén por llegar sean así.

Este derbi gris, en que el ambos porteros, Miño y Roberto, han sido los protagonistas de la tarde, deja en los blanquirrojos el regusto a oportunidad perdida. La Cultural caía derrotada en Lezama y un triunfo de los de Sergio Rodríguez hubiera supuesto un interesante colchón de puntos para lo que está por venir.

Como corresponde a un partido de estas características, el duelo deparó mucha pelea, grandes dosis de intensidad y muy poco fútbol, sobre todo de parte local, de quienes la grada esperaba bastante más. El mes de enero se está haciendo largo para algunos jugadores claves en el esquema de Sergio Rodríguez, caso de Andy, Olaetxea o Rubén Martínez, y el equipo está acusando esa falta de fluidez y esas piernas cargadas. 

A los blanquirrojos les costó entrar en el partido e igualar la intensidad de un Calahorra más revolucionado. José Ramón, en el minuto 12, fue el primero en rematar a puerta, pero se encontró con Miño. Apenas un minuto después, Olaetxea disparó dentro del área y Roberto envió a córner en una buena intervención. No hubo más ocasiones de peligro en una primera mitad en la que el Calahorra fue capaz de maniatar el fútbol blanquirrojo y de generar problemas por el costado izquierdo de la zaga local gracias a la velocidad de un activo José Ramón.

En el lado blanquirrojo, sin noticias del centro del campo logroñés a la hora de hilvanar alguna jugada y de combinar tres pases con cierto criterio, Ander Vitoria hacía la guerra en solitario peleándose con los centrales rojillos. 

El guion no cambió demasiado tras el paso por vestuario. Faltas, interrupciones, poco fútbol y mucha brega en ambos conjuntos que no le perdían la cara al derbi. En el minuto 55, Zabaco remató al larguero un córner botado por Iñaki, tras un posible penalti de Mikel Santamaría que el colegiado en posición inmejorable no decretó. Con el paso de los minutos, los blanquirrojo interpretaron que la forma más práctica y efectiva de llegar con peligro al área del Calahorra era a través de centros laterales y a balón parado y a ello se encomendaron durante la segunda mitad. 

Mediada la segunda mitad, ambos técnicos movieron sus piezas en el tablero y Sergio Rodríguez sustituyó a Ñoño, con aparentes molestias musculares, por Ousama, y retiró a Sierra para dar entrada a Roni. En esta ocasión, los cambios, culminados por la sustitución de Rubén por Socorro, no ofrecieron el resultado esperado por el míster y eso que el técnico logroñés puso en liza toda la artillería con la que contaba en el banquillo, toda vez que Rayco, uno de los jugadores llamados a marcar las diferencias en los metros finales, vio el choque en la grada por decisión técnica.

Por parte visitante, Carralero y Miguel Díaz, sustituyeron a Ander y a Jorge, evidenciando que Miguel Ángel Sola tampoco renunciaba a tres puntos que les permitirían engancharse a la parte noble de la tabla. En el minuto 79, José Ramón, tras un pase espectacular de Kamal, se volvió a plantar delante del meta blanquirrojo, que sacó una mano espectacular para desbaratar la mejor ocasión visitante del encuentro. Apenas unos minutos después, el peligro se trasladó al área local, donde Roberto despejó un disparo de Ousama en el área pequeña. La última ocasión del partido la tuvo Caneda, que remató de cabeza un córner de Iñaki para que Roberto se luciera con una buena parada.

Justo reparto de puntos en Las Gaunas a tenor de los méritos de uno y otro. La UD Logroñés, en Liga, ha comenzado dubitativa este 2020. Atascados e imprecisos, los logroñeses están teniendo serios problemas para desarrollar su juego de ataque y echan de menos la pegada de la primera vuelta liguera. No parecen las mejores sensaciones para enfrentarse el próximo domingo a la Cultural Leonesa. Si bien, qué mejor escenario que el Reino de León, donde no estará Rubén por acumulación de amonestaciones, para recuperar la identidad del líder.

UD Logroñés: Rubén Miño; Iago López, Caneda, Zabaco, Iñaki; Ñoño (Ousama Min. 57), Andy, Sierra (David Min. 68), Olaetxea, Rubén Martínez (Socorro Min 77) y Ander Vitoria.

CD Calahorra: Roberto; Márquez, Alberto, Santamaría, Morgado; Ander El Haddadi (Carralero Min. 64), Cristian, Kamal, José Ramón (Celorrio Min. 83), Jorge Fernández (Miguel Díaz Min. 64) y Chaco.

Goles: No hubo.

Árbitro: Fernando Román Román (Colegio Castellano-Leonés). Amonestó a los locales Rubén (Min. 35) y a Iago López (Min. 43); por parte visitantes amonestó a Alberto (Min. 44) y a Márquez (Min. 84).

Incidencias: Partido correspondiente a la vigesimosegunda jornada del campeonato de Liga en el Grupo II de la Segunda División B. Alrededor de 250 aficionados rojillos en las gradas del Municipal.

PUBLICIDAD