Héroe inesperado

0
75

Jorge Pérez se convierte en el protagonista del triunfo ante Puente Genil tras detener un penalti con el tiempo cumplido

Por Victor Espuelas

Bajar la persiana. Esta expresión que tan negativas connotaciones tiene en el mundo de los negocios resulta, paradójicamente, un seguro de vida en el balonmano. Bajar la persiana es decir adiós a las pretensiones del rival; minar la moral de unos jugadores que se encuentran una y otra vez con un muro.

Y el muro en el triunfo de Logroño ante Puente Genil tiene nombre propio: Jorge Gómez. El joven aspirante a tomar el relevo de Sergey Hernández en la portería franjivina se convirtió en el héroe inesperado en el partido en el Palacio de los Deportes.

Protagonista no sólo del penalti que lanzó Víctor Alonso con el tiempo cumplido para mantener la victoria en casa, sino también de las acertadas intervenciones que posibilitaron la remontada de Logroño cuando el panorama en el último tramo del encuentro no era nada favorable. Sus compañeros respondieron a su última parada con una cariñosa felicitación en forma de piña y el público reconoció con creces los méritos acumulados por el joven guardameta. 

Jorge Pérez ya demostró sus cualidades en el encuentro ante el Barcelona, pero su actuación ante Puente Genil se tradujo en dos puntos. Cancerbero joven, procedente de la cantera blaugrana y en periodo de formación, tiene un prometedor futuro por delante.

Un héroe inesperado para forjar una victoria más complicada de lo previsto. Puente Genil demostró que su plantilla está hecha para luchar por objetivos más ambiciosos que evitar el descenso. No obstante, Logroño no puede conceder tanto a sus rivales en el Palacio si las aspiraciones son los puestos de honor en la Asobal. La fortuna se alió de su parte, en esta ocasión, gracias a un guardameta que bajó la persiana a su debido tiempo.  

PUBLICIDAD