La UD Logroñés se gradúa en Urritxe

0
86
LA FOTO DEL PARTIDO. Lander Olaetxea marca un gol de la sexta victoria consecutiva de la UD Logroñés

Los riojanos suman su sexta victoria consecutiva (0-1) frente a un Amorebieta que vendió muy cara su derrota

POR @SCANEDA

A Amorebieta se va a sufrir, a disputar cada balón como si fuera el último, para, tras 90 intensos minutos de pelea, regresar a casa con tres puntos más en el autobús. Este sábado, por tercera temporada consecutiva, el guion se ha cumplido al pie de la letra. La UD Logroñés se ha graduado en Urritxe como aspirante a todo, lo ha hecho bajo la lluvia y el bombardeo de balones al área de unos tipos vestidos de azul que nunca se rinden. Si alguien, a estas alturas del curso, aún albergaba alguna duda sobre el rendimiento de los de Sergio Rodríguez, ésta queda enterrada en el césped de Urritxe, uno de los campos más incómodos de este Grupo II.

Tardaron los blanquirrojos un mundo en entrar en calor, algo así como treinta minutos. Durante esa media hora, el único recurso ofensivo esgrimido por los blanquirrojos fue el balón largo de Caneda que, la mayoría de las veces, se perdía entre la maraña de defensores vizcaínos. Los azulones trataron de aprovechar la incomparecencia blanquirroja asediando el área de Miño y cumpliendo el plan de Iñigo Vélez. Seis córners botaron los locales en la primera mitad a los que sumaron incontables centros laterales, incomodando sobremanera a una UD Logroñés incapaz de hilvanar dos pases seguidos. Orozco, Álvaro, Gabri o Arregui, que disfrutó de la ocasión más clara, probaron los reflejos de Miño. Mientras se sucedían las ocasiones vizcaínas (gol anulado incluido), la UD Logroñés seguía sin comparecer en Urritxe. No lo hizo hasta el minuto 22, con un disparo lejanísimo de Rubén Martínez tras una salida en falso de Saizar. 

Domesticado el ímpetu local, los blanquirrojos comenzaron a crecer superado el ecuador de la primera mitad. Olaetxea y Andy tocaron balón por fin y el bloque riojano lo agradeció. El vasco avisó con un cabezazo desviado en el minuto 29 y, al filo del descanso, aprovechó un buen pase de Andy para superar por bajo a Saizar. El resultado no hacía justicia a los méritos de uno y otro equipo sobre el minado verde de Urritxe, pero esta UD Logroñés ya no se parece a la de años anteriores y no hay margen para el perdón cuando pisa el área rival.

El paso por vestuarios sentó mejor a los riojanos, Olaetxea tuvo la oportunidad de ampliar el marcador con un disparo que se marchó desviado en el minuto 47. 

Sergio Rodríguez planteó de inicio en Urritxe la variante de Ousama en banda izquierda, en detrimento de Ñoño. No fue el mejor partido del de Tetuán, que pecó de imprecisión en muchas de sus acciones. El técnico riojano modificó su pizarra en el minuto 54 con la salida de Rayco en su lugar. El canario se acomodó en la banda derecha para tratar de aportar serenidad y cierto criterio con el balón en un choque sin un dominador claro. El mediapunta canario no ha tenido oportunidad de brillar en Urritxe, pero su concurso se antoja vital en una temporada muy larga.

En el octavo saque de esquina de los vizcaínos, Markel, de cabeza, pudo igualar la contienda, pero no acertó con el remate. Tras el primer acercamiento con peligro de los locales, Sergio Rodríguez movió ficha. David entró al campo en el minuto 63 en sustitución de Rubén Martínez para acompañar a Ander Vitoria en la punta de lanza blanquirroja. El segundo cambio visitante alteró la disposición del equipo: las bandas quedaron expeditas para Iago e Iñaki; Rayco centró su posición y Andy se convirtió en el tercer central. El plan B de Sergio Rodríguez, a escena y, una vez más, con grandes resultados.

Urritxe se le hizo bola a la UD Logroñés durante 30 minutos. Los riojanos remaron a contracorriente durante los primeros 45 minutos, pero fueron capaces de rentabilizar su única ocasión clara del encuentro para ponerse en franquicia. La segunda mitad, con el viento a favor, los de Sergio Rodríguez controlaron mucho mejor el encuentro, si bien sufrieron las continuas acometidas de un Amorebieta volcado. Miño y Errasti abortaron las ocasiones más claras de los vizcaínos para certificar, con el sufrimiento esperado, la sexta victoria consecutiva del curso y el quinto partido seguido sin encajar un gol.

El próximo sábado, frente al Real Unión, los blanquirrojos tendrán la oportunidad de seguir engordando una racha histórica de resultados que le permiten, una semana más, continuar en los puestos de privilegio de este Grupo II.

SD Amorebieta: Saizar; Zarra (Aldalur Min. 79), Aimar, Arregi, Markel, Seguín, Ekaitz, Remen (Ortega Min. 69), Mikel Álvaro, Gabri (Ekain Min.63) y Orozko.

UD Logroñés: Miño; Iago, Caneda, Zabaco, Iñaki; Errasti, Andy, Rubén Martínez (David Min. 63), Ousama (Rayco Min.54); Olaetxea y Ander Vitoria (Sierra Min.89).

Goles: 0-1. Olaetxea (Min. 43)

Árbitro: David Jesús Pinto Herrera (Colegio Tinerfeño). Amonestó al local Markel (Min. 39) y a los visitantes Ousama (Min. 27) y Olaetxea (Min. 86).

Incidencias: Partido correspondiente a la novena jornada del campeonato de Liga en el Grupo II de la Segunda División B. 

PUBLICIDAD