90 minutos

0
8

Un doblete de Ander Vitoria ante el Izarra (1-2) y el sorprendente triunfo del Vitoria en Anduva colocan segundos a los riojanos a falta de un partido

Por @scaneda

La UD Logroñés de Sergio Rodríguez está a 90 minutos de proclamarse subcampeón del Grupo II de la Segunda División, entrar en los ‘play off’ de ascenso por la puerta grande y certificar, con esa segunda plaza, la mejor clasificación de sus diez temporadas de historia. Un broche de temporada espectacular que pasa, al menos, por empatar en el último partido de Liga regular en El Sardinero ante un Racing de Santander que nada se juega, salvo el orgullo ante la parroquia verdiblanca.

El doblete de Ander Vitoria ante el Izarra y el ‘Vitoriazo’ en Anduva permiten a los riojanos llegar a la última jornada con muchas opciones de terminar en segunda posición, un éxito sin precedentes para un equipo cuya mejor clasificación había sido la cuarta plaza en dos temporadas consecutivas (2014-2015 y 2015-2016). Más de uno de los aficionados blanquirrojos presentes en La Planilla el 23 de septiembre del año pasado se frotarán los ojos. Este equipo y este cuerpo técnico que tocó fondo esa tarde aciaga en Calahorra está a sólo 90 minutos, más los 15 de descanso que como dice Antonio Agredano también se juegan, de firmar una temporada histórica.

La quinta victoria consecutiva de los riojanos, sumada a la sorprendente derrota del Mirandés en Anduva ante un Vitoria ya descendido (1-2), permite que los de Sergio Rodríguez, con el ‘golaveraje’ a favor con los rojillos, viajen en la última jornada a tierras cántabras con un colchón de dos puntos de ventaja sobre los de Borja Jiménez, obligados a ganar en Gobela ante un Arenas que se jugará permanencia en ese último partido.

Sergio Rodríguez ha ganado este domingo el duelo táctico a otro entrenador riojano, Diego Martínez, sobre el césped del Municipal. El ex del Náxara llegaba a Las Gaunas sin conocer la derrota en sus 8 partidos al frente del Izarra. Nadie es profeta en su tierra y Martínez, que ha vivido el choque con intensidad en la banda del Municipal, se ha topado de bruces con la calidad blanquirroja, que ha definido el choque.

Si la primera mitad ha sido un aburrido monólogo blanquirrojo, eso sí, con las ocasiones más claras de color visitante, como una de Laborda ha estrellado un balón en el larguero; la segunda parte ha sido mucho más intensa y entretenida. Espoleados por las noticias que llegaban Ebro arriba, los riojanos han comenzado a poner en apuros a Iso, que en la primera parte había sido un espectador más.

Así, Ander Vitoria ha dado este domingo un golpe sobre la mesa y ha reivindicado el 9 que luce en la espalda de su camiseta. Esta tarde ha alojado en las mallas los dos únicos balones que sus compañeros le han servido con ventaja. El primer tanto ha llegado tras una gran asistencia de Rayco con el exterior de su pie derecho que el vasco ha rematado en el área pequeña; y el segundo gracias a un centro medido de Ñoño desde el costado izquierdo que el ex del Barakaldo ha remachado de cabeza. Dos centros con peligro, dos remates, dos goles. 100% de efectividad para un Vitoria que se antoja como una pieza importante para lo que está por venir, siempre que sus compañeros exploten sus virtudes.

Entre ambos tantos, materializados en el minuto 56 y en el 74, Albisu había empatado el encuentro para los de Estella al rematar en el segundo palo un buen centro de Martínez desde el costado derecho de su ataque. Poco les duró la alegría a los navarros, apenas un minuto después Vitoria reclamaba su trofeo de MVP en Las Gaunas. Los locales pudieron aumentar la ventaja, pero ni Ñoño ni el propio Vitoria acertaron con sus remates.

Sergio Rodríguez, que apostó de inicio con Pedrito y Ñoño, por las bandas, acabó dando minutos a Víctor López, a Marcos André y a Guillermo Cabrera, premio para un habitual en los entrenamientos del primer equipo desde hace varias temporadas. El técnico riojano continúa con su política de rotaciones y este domingo ni Borja García, ni Rubén Martínez saltaron al césped. Ambos serán de la partida en Santander.

Las Gaunas despidió con una sonora ovación a los suyos en el último partido en casa de la Liga regular, que no fue especialmente brillante pero sí intenso en su segunda mitad. La próxima cita será ya en el ‘play off’ de ascenso, pero esa es otra historia que está por escribir.

 

UD Logroñés:Iván Buigues; Juan Iglesias, Iñaki, Caneda, Bobadilla; Salvador, Ñoño (Cabrera Min. 84), Olaetxea, Vitoria, Rayco (Víctor López Min. 76) y Pedrito (Marcos André Min. 58).

CD Izarra: Iso; Eguaras (Valdo Min. 65), Albisu, Cabrera, Galarza, Casado (Sagues Min. 65), Martínez, Cisneros (Moreno Min. 70), Laborda, Deivid e Hinojosa

Goles:1-0 Marcos André (Min. 12), 2-0 Carles Salvador (Min. 70), 3-0 Marcos André (Min. 74)

Árbitro:Gerard Brull Acerete (Colegio Catalán). Amonestó a los locales Olaetxea (Min. 10), Iñaki (Min. 59) y Ñoño (Min. 72); y a los visitantes Cisneros (Min. 34) y Galarza (Min. 36).

Incidencias:Partido correspondiente a la trigésima séptima jornada de Liga en el Grupo II de Segunda B. En los prolegómenos del encuentro, la peña Viejo Fondo entregó a César Caneda un trofeo como mejor jugador. Los jugadores blanquirrojos vistieron camisetas en apoyo al capitán Miguel, lesionado de larga duración.

COMPARTIR
Artículo anteriorDuelo en antípodas