Lanzados a por la quinta

0
1

Los blanquirrojos buscan la quinta victoria consecutiva en Las Gaunas frente a un Vitoria que sólo gana lejos de casa

Por @scaneda

Tras conquistar la pasada jornada El Requexón, donde nadie había ganado este curso, la UD Logroñés se prepara para disputar una nueva final en su escalada hacia los puestos de ‘play off’. Los riojanos buscan este sábado, a las 20 horas, en Las Gaunas, su quinta victoria consecutiva frente a un Vitoria que sólo ha sido capaz de ganar lejos de casa. Tras imponerse al Real Unión (2-0), Tudelano (1-0), Amorebieta (2-0) y Gernika (2-0), los blanquirrojos tratarán de mantener una jornada más su idilio con el triunfo y con la portería a cero en el Municipal.

Sergio Rodríguez seguirá una semana más sin poder contar con Álvaro Arnedo, Jaime Paredes, César Remón y Miguel Santos, que continúan su proceso de recuperación. El paso al frente del resto de la plantilla ha conseguido mitigar las ausencias de hombres clave en la pizarra del técnico riojano. Así las cosas, el míster blanquirrojo ha convocado a 19 jugadores y tendrá que hacer un descarte antes del partido. En las últimas jornadas, Sergio Rodríguez nunca ha repetido alineación titular, pero el regreso de Rayco y el gran trabajo de Olaetxea en la medular pueden hacer que se rompa esta norma no escrita y salten al césped del Municipal los mismos que comenzaron el choque contra el Oviedo B. En caso contrario, jugadores como Víctor López, Ander Vitoria o Andy parten con ventaja para dar el relevo a los habituales titulares, más aún cuando los dos primeros no disputaron ni un solo minuto en El Requexón. La solución a la ecuación tendrá que esperar hasta la tarde del sábado.

En la habitual rueda de prensa previa al partido de la jornada, Sergio Rodríguez apuntaba que el Vitoria es “un filial muy joven, un poco inexperto, pero un buen equipo a nivel físico y técnico”. En declaraciones recogidas por los canales oficiales del club blanquirrojo, el técnico riojano alertaba de que los vascos han conseguido “el 80% de los puntos fuera de casa. Sabemos que todos los rivales juegan y son muy difíciles, tenemos que estar al 100% para conseguir ganar. Todos hemos entendido que no hay rival pequeño, un cambio de mentalidad importante para valorar más los resultados”.

Por su parte, el Vitoria de Igor Gordobil vive su segunda temporada en la categoría tras finalizar la pasada campaña en decimoquinta posición. El filial de la Sociedad Deportiva Eibar ha perdido a jugadores muy importantes el curso pasado como Azkue (Arenas), Amelibia (Ebro), Etxaburu (Real Unión) o Fran Pastor (San Sebastián de los Reyes).

Para compensar la marcha de jugadores de peso en el vestuario, a Ellakuri, la nueva casa del Vitoria en la localidad alavesa de Llodio, han llegado este verano un grupo de jóvenes sin demasiada experiencia en la categoría, entre los que destacan Jaime Dios (Osasuna B) y Miguel Marí (Valladolid B). La principal amenaza del conjunto vasco son los delanteros Regis y Koldo Obieta, que con 3 y 2 goles esta temporada son sus jugadores más destacados.

El equipo de Igor Gordobil ha comenzado mal la temporada, ocupa posición de descenso con 10 puntos, pagando caro su inexperiencia. Este curso sólo ha sido capaz de ganar dos encuentros, al Gernika (1-3) y a la Gimnástica de Torrelavega (0-2), ambos como visitante. Aviso a navegantes.

El filial del Eibar suma tres partidos consecutivos sin ganar y llega a Logroño tras caer derrotado en Ellakuri ante el Sporting B (1-2), pese a ofrecer una buena imagen y plantar cara durante 90 minutos al conjunto asturiano.

A pesar de su clasificación, los jóvenes jugadores de Gordobil no pondrán las cosas fáciles este sábado en Las Gaunas. En trece jornadas, el Vitoria ha recibido sólo 15 goles, cifra muy inferior a la de conjuntos como, por ejemplo, el Izarra o el Tudelano que le superan en la clasificación. Estadísticas que hablan bien de la intensidad con la que afronta los partidos este joven conjunto, que plantará cara en un escaparate ideal para mostrar su talento como es el Municipal de Las Gaunas. Cero confianzas.