Un pica en El Requexón

0
1

La mejor defensa del Grupo II viaja a Asturias con la intención de romper la racha de 11 jornadas invicto del Oviedo B

Por @Scaneda

Oviedo es la siguiente parada de la UD Logroñés en esta escalada hacia los puestos de ‘play off’ de ascenso. Penalizados por un mal comienzo de Liga y por tropiezos como el de Sarriena, los riojanos están tardando un poco más de lo esperado en alcanzar las posiciones de privilegio de este Grupo II.

Los de Sergio Rodríguez, séptimos con 19 puntos, tienen a una victoria el cuarto puesto que precisamente ocupa su rival del domingo, el Oviedo B. Un triunfo en tierras asturianas y el doble traspiés de Leioa y Sporting B, que anteceden a los riojanos en la tabla, permitiría por fin a los de Sergio Rodríguez meterse en el ‘play off’. Con un tercio de competición disputado, la clasificación en noviembre parece anecdótica, pero acabar la primera vuelta de la competición entre los cuatro primeros supondría un plus de confianza fundamental para encarar el 2019 con energías renovadas.

Para el choque frente al conjunto carbayón, Sergio Rodríguez no podrá contar con los lesionados Álvaro Arnedo, Jaime Paredes y César Remón. Andy, tras no disputar ni un minuto frente al Gernika, puede regresar a un once inicial con varias incógnitas. En este sentido, Sergio Rodríguez no ha repetido once en las últimas jornadas, lo que abre la puerta de la titularidad en Oviedo a hombres como Rayco o Víctor López.

En la rueda de prensa de los viernes, el técnico local aseguraba que el Oviedo B “está arriba por merecimiento propio, pese a tratarse de un recién ascendido. No es un filial al uso, porque mezcla el juego atrevido propio de los filiales con el equilibrio que le aportan dos o tres jugadores más veteranos”. En declaraciones recogidas en los medios oficiales del club, Sergio Rodríguez señalaba que “a veces someten a los rivales, pero no vamos a salir a atrincherarnos. No vamos a renunciar al balón y hemos preparado varias cosas dependiendo de la situación. Es un partido importante para acometer los dos partidos que luego tenemos en casa”.

Por su parte, el Oviedo B, conjunto recién ascendido a Segunda B tras superar en la eliminatoria de campeones al Mutilvera navarro, ocupa la cuarta posición con 21 puntos, sólo dos más que los riojanos. Los de Javi Rozada, técnico que logró el ascenso el curso pasado, no pierden desde su debut este curso en Lasesarre (2-1). El Vetusta encadena 11 jornadas sin perder (5 victorias y 6 empates), la mejor racha de todo el fútbol nacional, si bien ha recibido en lo que va de liga 6 goles más que los blanquirrojos, que presumen de contar con la mejor defensa del Grupo II con sólo 7 goles encajados.

En estas primeras jornadas, el filial ovetense ha sumado más puntos lejos de la ciudad deportiva de El Requexón que en casa, pero aún no conoce la derrota como local, paradojas de la estadística. En tierras asturianas ha logrado cuatro empates y dos victorias (Bilbao Athletic y Gimnástica). Al choque contra los riojanos llegan tras empatar a cero la semana pasada ante el Vitoria, su tercer empate consecutivo.

El Oviedo B ha dado continuidad al entrenador y al bloque de futbolistas que lograron el histórico regreso a la categoría de bronce, donde no competían desde la temporada 2001-2002. Así, jugadores como Lobato, Ernesto, Lucas o Borja Sánchez forman la columna vertebral de un conjunto muy joven que se ha reforzado con la llegada del central Ugarte, proveniente de la Real Sociedad B; del centrocampista Lolo, autor de 10 goles el curso pasado en El Ejido; o Casi, delantero proveniente del Granada B y que con 4 goles es el pichichi del equipo empatado con Ernesto.

El entrenador local, con experiencia en la categoría tras sus dos temporadas al frente del Lealtad, apuntaba en declaraciones recogidas por la web del club que esperaba este domingo un partido “intenso y complicado, son un equipo que viene a más y en esta categoría no hay partido fácil”.

Discursos similares y estilos de juego parecidos en uno y otro bando. El domingo, a las 12.00 horas, en El Requexón, la UD Logroñés tiene la oportunidad de hacer añicos la espectacular racha del filial ovetense y asaltar, con permiso de Leoia y Sporting B, la cuarta plaza del Grupo II. Para ello, además de emular al Barakaldo, los blanquirrojos deberá afinar el punto de mira y mejorar sus registros goleadores a domicilio, donde sólo han logrado 2 goles en 6 partidos