Triunfo reivindicativo

0
6

La UD Logroñés respira a costa de un débil Real Unión y logra la primera victoria del curso

por @scaneda 

La UD Logroñés respira. La merecida victoria 2-0 frente al Real Unión de Irún ha supuesto un balón de oxígeno y una inyección de confianza a un conjunto riojano inmerso en una crisis de juego y resultados. La primera victoria del curso ha sido, sirva el tópico, una victoria de equipo, un triunfo colectivo y reivindicativo a partes iguales.

No le ha temblado la mano a Sergio Rodríguez para con la convocatoria y posterior alineación mandar un aviso a navegantes y señalar, en la jornada seis, a más de un jugador. El míster se ha reivindicado echando mano de una pizarra que este domingo sí le ha funcionado. Pocas horas antes de que el balón echara a rodar en Las Gaunas, el entrenador del Athletic Club de Bilbao, Eduardo Berizzo, trataba de explicar a los periodistas que “a veces no son los mejores jugadores, sino los más adecuados” los que te permiten lograr buenos resultados. Este domingo, Sergio Rodríguez ha emulado al argentino y ha dispuesto un once inicial con dos jugadores con ficha del Promesas: Iglesias y Bobadilla, y ha otorgado por primera vez en Liga la titularidad a Víctor López. Tres apuestas ‘de casa’ que le han dado un rendimiento sobresaliente. Gran debut esta temporada de Bobadilla en el eje de la zaga y notable desempeño de Iglesias y López por banda derecha blanquirroja. Los jóvenes no sólo llaman, tiran abajo la puerta de este vestuario.

Las Gaunas ha podido ver este domingo a otra UD Logroñés. A una versión mejorada del equipo que deambuló sin rumbo frente al Barakaldo y que no compareció frente al Sporting B. Este equipo, aún lejos de su mejor nivel, ha demostrado intensidad, ganas, coraje y por momentos, algunos chispazos de buen fútbol. Buena parte de esta mejoría y del reencuentro con la victoria hay que achacarla a la enorme capacidad de trabajo de Olaetxea. El incansable centrocampista vasco se ha vaciado y ha contagiado al resto su intensidad en una presión, más alta de lo habitual, que a la postre ha sido definitiva en el resultado. Como lo ha sido la mejoría de un Carles Salvador, más entonado de lo habitual, la inspiración que ha acompañado a Marcos André durante los 89 minutos que ha estado sobre el césped o el regreso al once de Jaime Paredes, de nuevo un puñal por el costado izquierdo. Tres jugadores claves en la pizarra del técnico logroñés.

La primera parte ha sido un monólogo blanquirrojo. Paredes y Víctor atacaban por los costados una y otra vez, mientras que Rayco trataba de que el ataque fluyera entre líneas. Antes del primer gol, los riojanos ya habían gozado de varias oportunidades ante la meta defendida por Txusta. Paredes, Bobadilla y Rayco lo intentaron con escasa fortuna. En el minuto 38, Marcos André comenzó una jugada individual en el centro del campo que culminó con un disparo ajustado al palo derecho de Txusta que significó el 1-0 y que hacía justicia a lo visto hasta el momento. Por parte visitante, el primer acercamiento al área de Miguel fue un córner botado en el minuto 41 sin mayor peligro.

La segunda mitad comenzó copiando el guión esbozado en la primera. Los blanquirrojos, claros dominadores del encuentro, seguían volcados ante la meta de los de Juan Domínguez, que mandó adelantar líneas para tratar de inquietar a los riojanos. Rayco y Marcos André en dos ocasiones, la segunda tras una gran jugada personal en la que sentó a varios rivales, lo intentaron con peligro, pero sin éxito. En el lado contrario, la salida de Etxaburu mejoró el juego de ataque de los visitantes, que gozaron de varias oportunidades consecutivas que Miguel atajó sin mayores complicaciones.

Este domingo la moneda cayó cara. Tanto que Rubén Martínez en el primer balón que tocó tras sustituir a Víctor López mandó a la red el rechace de Txusta a un tiro de Marcos André. El brasileño calcó una jugada anterior, pero en esta ocasión ajustó mejor el punto de mira tras dejar en evidencia a media zaga visitante. El segundo gol impidió cualquier amago de reacción irundarra y el partido se rompió. Pudo llegar un tercero si Jaime Paredes acierta con un buen servicio de Rubén Martínez con el tiempo ya cumplido.

El triunfo permite al conjunto logroñés salir de los puestos de descenso y, más allá de lo anecdótico de la clasificación, reconcilia a equipo y afición. Esta victoria, urgente y necesaria, tiene más de una lectura. Los tres puntos son importantes porque significan que la UD Logroñés está de vuelta; la convocatoria, el once inicial y los cambios (bastante más tarde de lo que Sergio Rodríguez acostumbra) traslucen otra lectura, más complicada y en clave más interna, de puertas para dentro del vestuario.

La próxima jornada, en Lezama, espera el Athletic B de Gaizka Garitano, que ha logrado la victoria en los tres partidos del curso disputados como local. Excelente piedra de toque para calibrar si la reacción blanquirroja ha llegado para instalarse de manera definitiva.

UD Logroñés:Miguel; Iglesias, Paredes, Caneda, Bobadilla; Andy, Olaetxea (Miguel Santos. Min.84), Carles Salvador, Marcos André (Ander Vitoria. Min. 89), Rayco y Víctor López (Rubén Martínez. Min. 74).

Real Unión de Irún:Txusta; Estrada, Garrido (Babos Min. 77), Ekhi, Esnaola; Ceberio (Garcés Min. 79), Alain Eizmendi, Urkizu, Lizárraga, Eneko Eizmendi (Etxaburu. Min 60) y Capelete.

Árbitro:Julio Fermín Leo Ollo (Colegio Navarro). Amonestó a los locales Carles (Min. 43), Andy (Min. 57) y Caneda (Min. 73) y a los visitantes Urkizu (Min. 34), Ceberio (Min. 64) Eizmendi (Min. 81) y Ekhi (Min. 82).

Goles:1-0 Marcos André (Min. 38), 2-0 Rubén Martínez (Min. 75)

Incidencias:Partido correspondiente a la sexta jornada de Liga en el Grupo II de Segunda B. Antes de comenzar el encuentro se guardó un minuto de silencio en memoria de Luis Santos, fundador del CD Berceo.

COMPARTIR
Artículo anterior‘Match ball’ en Las Gaunas