‘Match ball’ en Las Gaunas

0
2

La UD Logroñés de Sergio Rodríguez, obligada a ganar al Real Unión para revertir el peor inicio liguero de su historia

Por @scaneda

Tras cinco jornadas disputadas en este Grupo II, la UD Logroñés firma su peor arranque liguero en sus diez temporadas de historia. Los rojiblancos ocupan puestos de descenso directo a Tercera División con un pobre bagaje de 3 puntos de 15 posibles y un único gol materializado en algo más de 450 minutos de juego. Los resultados no engañan. Esta es la realidad, hoy en día, del equipo dirigido por Sergio Rodríguez que este domingo, a las 18.00 horas, en el Municipal de Las Gaunas, recibe al Real Unión de Irún.

El Presidente de la UD Logroñés, Félix Revuelta, puso el pasado miércoles fin a las especulaciones y a los debates asegurando la continuidad de Sergio Rodríguez al frente del primer equipo. El máximo accionistas del club vio al técnico fuerte, con ánimo de revertir la situación. Su ascendente como hombre de club ha tenido mucho que ver en una decisión que está íntimamente unida al desenlace del choque frente al Real Unión, tal y como el propio míster asumía con normalidad tras el entrenamiento de este viernes.

Sergio Rodríguez tiene por delante un ‘match ball’, un partido extra para lograr la primera victoria del curso y ganar tiempo. Un tiempo necesario para que jugadores y afición vuelvan a confiar en su estilo, en un modelo de juego que, al menos en lo que va de liga, no está dando el resultado esperado. El tiempo también dirá si vencer a los de Irún insufla el oxígeno necesario para prolongar su proyecto esta temporada, pero parece claro una nueva derrota le abocaría a dar un paso a un lado y dejar el banquillo del primer equipo.

Para el duelo frente a los guipuzcoanos, Sergio Rodríguez sigue contando con la baja de larga duración de Álvaro Arnedo y con varios jugadores que arrastran molestias, entre ellos César Remón que ha trabajado al margen del grupo y es seria duda para el domingo. Por el contrario, recupera a Jaime Paredes, disponible para regresar al costado zurdo de la zaga riojana. Si Ñoño, ausente en La Planilla, ha superado definitivamente sus molestias, parece el candidato más firme para ocupar el carril izquierdo del ataque. Con todo, hasta minutos antes del duelo la alineación que dispondrá el técnico logroñés seguirá siendo una incógnita, dada su costumbre a introducir varios cambios con respecto al domingo anterior. En este sentido, hombres como Mikel Santamaría (autor del único gol en liga de los riojanos) o Víctor López podrían contar con su oportunidad de inicio.

En la previa del choque ante los vascos, Sergio Rodríguez, en declaraciones facilitadas por el club, apuntaba que       “la situación no es la deseada. Las cosas no están saliendo como queremos y el equipo tiene ganas de que llegue el partido para lograr una victoria y ver las cosas de otra manera. Hay ganas de revancha, de que la gente se vaya contenta a casa. Será un partido duro. Estamos en una mala dinámica pero confiamos mucho en lo que tenemos, los jugadores trabajan con ganas e ilusión. Tenemos que reaccionar, a ver si podemos contar con el apoyo de todos para sacarlo adelante”.

Sobre el rival, señalaba que “ha rejuvenecido la plantilla y sigue con una dinámica similar al año pasado, quizás es un poco más vertical. Le gusta llevar el peso de los partidos y cuenta con buenas individualidades de medio campo para adelante. Nos pondrá las cosas bastante difíciles”, vaticinaba.

 

Por su parte, el Real Unión de Irún, un histórico del fútbol español con 103 años de historia y cuatro Copas del Rey en sus vitrinas, llega a Las Gaunas tras sumar dos empates en las últimas jornadas, frente al Gernika y al Oviedo B. Al frente de la renovada nave blanquinegra está Juan Domínguez, toda una institución en Irún tras 9 temporadas como jugador del club y que tras colgar las botas vive su primera experiencia en los banquillos. Domínguez cumplirá el domingo su segundo partido de sanción tras ser expulsado en Urbieta en la jornada cuarta.

Tras un buen comienzo liguero, con un empate y una victoria, los de Irún atraviesan por un pequeño bache de resultados, nada que ver con el de los riojanos que aún no conocen la victoria. Ocupan una cómoda octava posición con 6 puntos, 3 más que los blanquirrojos, gracias en buena medida a su facilidad para ver puerta: 8 goles a favor por 1 de los de Sergio Rodríguez. Su máximo artillero con 4 dianas, Mikel Orbegozo, está sancionado y no será de la partida el domingo.

Los de Gal han realizado numerosos fichajes para tratar de mejora la decimotercera posición conseguida la temporada pasada y a Irún han llegado jugadores con experiencia y amplio recorrido en la categoría como Javier Garrido (AEK Larnaca), Alain Eizmendi (Racing de Ferrol) o Joseba Beitia (Racing de Ferrol).

El técnico blanquinegro, Juan Domínguez, en la previa del choque frente a los riojanos, calificaba el partido como un “reto ante un equipo hecho para estar arriba- Son una selección de jugadores escogidos con un presupuesto muy alto. No han empezado de la mejor manera, pero es un partido para disfrutar en un ‘campazo’. Tenemos que hacer un partido valiente e ir con la ilusión de ganar. Tenemos que entrar bien en el partido y sentirnos cómodos con el paso de los minutos, para que a ellos les surjan dudas. Si no tenemos el balón se nos puede hacer una tarde muy larga. Hemos preparado el partido con la idea de ser protagonistas con balón”. Aviso a navegantes, los riojanos tendrán que ofrecer su versión más competitiva, la que aún no ha aparecido por Las Gaunas, para lograr una victoria trascendental.

De los 80 equipos repartidos en los cuatro grupos de Segunda B, sólo el Rápido de Bouzas ha marcado menos goles que los riojanos. Si el gol es la asignatura pendiente en este comienzo de curso, no lo es menos una seguridad defensiva que en ocasiones brilla por su ausencia. Sin acierto en ambas áreas es imposible que ningún equipo, con independencia de la categoría en la que milite, logre sus objetivos. Unos resultados íntimamente vinculados al nivel de confianza y al estado de ánimo de quienes saltan al césped, cuestiones en las que tras caer con estrépito frente al Sporting B y el Calahorra, la UD Logroñés debe mejorar este domingo para lograr la victoria.