Fiesta del fútbol riojano en La Planilla

0
2
La UD Logroñés en la ultima visita del equipo a Calahorra. Fernando Díaz

El derbi entre el Calahorra y la UD Logroñés se convierte en un juicio sumarísimo que marcará el futuro de Sergio Rodríguez en el banquillo blanquirrojo

Por @scaneda

Sergio Reguilón en el partido de Copa del Rey que enfrento al CD Calahorra y a la UD Logroñés. Fernando Díaz

La Planilla acogerá este domingo, a las 18.00 horas, la fiesta del fútbol riojano en Segunda B. El encuentro supondrá un duelo de rachas y de estilos sobre el césped del Municipal calagurritano cuyo resultado puede dictar sentencia sobre el futuro inmediato de Sergio Rodríguez en el banquillo de la UD Logroñés, tras un mal comienzo liguero.

CD Calahorra y UD Logroñés se citan en esta jornada quinta desde las antípodas. Los de Miguel Sola siguen invictos y si algo caracteriza a los rojillos en este inicio de curso es su capacidad para competir los 90 minutos en todos los campos. Por el contrario, los logroñeses llegan a La Planilla sin conocer aún la victoria en liga y en plena crisis de juego y resultados. Así las cosas, el derbi riojano se convertirá en un juicio sumarísimo al equipo de Sergio Rodríguez que, pese a su flojo inicio de curso, no estará sólo en La Planilla.

Para el duelo frente a los calagurritanos, Sergio Rodríguez sigue contando con las bajas de Álvaro Arnedo y de Jaime Paredes. A ellas se suman las dudas sobre el estado de forma de Ñoño y Marcos André, el primero arrastra algunas molestias que no le permiten rendir al 100%, mientras que el brasileño ha terminado la semana con fiebre. Si el técnico lo considera oportuno, todo hace indicar que ambos podrán ser de la partida.

En la previa del choque ante los rojillos, Sergio Rodríguez, en declaraciones facilitadas por el club, apuntaba que “el partido es especial porque hace tiempo que no se da en la Comunidad un derbi en esta categoría. Un partido diferente, pero con tres puntos en juego como el resto. El Calahorra está trabajando bien, sabe a lo que juega y le están saliendo las cosas. En casa han ganado con solvencia. Nos vamos a encontrar un rival muy difícil”.

En cuanto a su equipo, el técnico logroñés ponía el acento en la necesaria recuperación anímica “tras un mal partido contra el Sporting B que no esperábamos, somos conscientes de que no hicimos un buen partido. Esperamos dar una alegría a nuestra gente y que se puedan ir de La Planilla con buen sabor de boca”.

Por su parte, el CD Calahorra ha regresado 14 años después a Segunda B y han vuelto con la firme intención de quedarse. No en vano, los rojillos firman un comienzo de temporada ilusionante y se han convertido en el equipo revelación del Grupo II ocupando la tercera posición con 8 puntos, gracias a 2 victorias (Amorebieta y Gernika) y otros 2 empates (Leioa y Oviedo B). Los de Miguel Sola ya están 8 puntos más cerca de lograr esos 45 puntos que aseguren la permanencia en la categoría.

Calahorra vuelve a disfrutar del fútbol “profesional” tras muchas temporadas en Tercera División. Los rojillos aún no conocen la derrota esta temporada y continúan vivos en la Copa del Rey, tras eliminar a la Gimnástica de Torrelavega y el Castellón. En Tercera ronda les espera el Sant Andreu, segundo clasificado del Grupo V de Tercera División la temporada pasada y que disputa la competición del KO en lugar del Espanyol B.

El trabajo del Director Deportivo rojillo, Eduardo Arévalo, y del míster, Miguel Sola, ha dado sus frutos este verano y el CD Calahorra ha conformado una plantilla muy competitiva. Se ha renovado a gran parte del grupo que logró el ascenso de categoría, con nombres tan destacados como Adrien Goñi, Alain Barrón, Parla o Rodrigo Sanz, todos ellos con experiencia previa en la categoría de bronce. Ese núcleo duro de jugadores se ha reforzado con fichajes con amplio recorrido en la Segunda B, caso de los riojanos Nacho Zabal, Javi Barrio, Eduardo Ubis y Txomin Barcina. Una plantilla ‘riojanizada’ con la veteranía y el carácter competitivo como principales señas de identidad. No será fácil para nadie ganar este curso en La Planilla.

Resulta complicado aventurar un once rojillo para este choque porque Miguel Sola, como Sergio Rodríguez, está rotando mucho a sus jugadores y aún no ha repetido once en lo que va de campaña. El choque del domingo será un partido especial para el amplio grupo de ex blanquirrojos (Adrien Goñi, Alain Barrón, Edu Ubis y Javi Barrio) que hoy visten la elástica rojilla y una nueva oportunidad para que los sub 23 del Calahorra sigan acaparando protagonismo y minutos, sobre todo en el caso de Samuel Obeng, pichichi (junto a Rodrigo) del equipo de Sola con 2 tantos.

La Planilla será este domingo una fiesta del futbol riojano que, en caso de derrota, puede tornarse en una pesadilla para un conjunto logroñés que está obligado a lograr cuanto antes la primera victoria del curso que le permita compensar su mal inicio liguero.

COMPARTIR
Artículo anteriorCrisis de identidad y de juego