Triunfo solvente para despedir el curso

0
2

La UD Logroñés rompe el maleficio de Merkatondoa (0-2) y condena al Izarra a jugar el ‘play off’ por la permanencia 

Por @Scaneda

La UD Logroñés despide su irregular curso futbolístico 2017-2018 esbozando una media sonrisa gracias a un triunfo solvente frente al Izarra (0-2) que permite romper el maleficio de Merkatondoa, donde nunca había ganado, y que condena al conjunto navarro a jugar el ‘play off’ por la permanencia.

Los goles de Marcos André y de Rayco, quizás sus últimos como blanquirrojos, sirvieron para derrotar a un conjunto estellica con pocos argumentos que contraponer a la calidad riojana y para que los riojanos acaben la Liga en séptima posición con 61 puntos, a 12 del cuarto clasificado.

En un partido intrascendente para los blanquirrojos, el aficionado debe practicar la lectura entre líneas. En este sentido, la convocatoria de Sergio Rodríguez para el encuentro de este domingo era toda una declaración de intenciones y, tal como aseguró en la previa, aprovechó la oportunidad para reconocer el trabajo durante toda la temporada de los jugadores del Promesas habituales en los entrenamientos del primer equipo.

Si Iglesias y Guillermo fueron de la partida, Adrián y Héctor debutaron en Liga con el primer equipo a lo largo de la segunda mitad. Si las presencias son importantes, más aún son las ausencias. No entraron en la convocatoria jugadores como Cifu, Chamorro o Miguel Santos.

Por delante, meses de mucho trabajo para el flamante nuevo Director Deportivo de la UD Logroñés, Carlos Lasheras, y para Sergio Rodríguez. Juntos deberán diseñar una plantilla que, en la décima temporada de vida del club, dispute su tercer ‘play off’ de ascenso.

       En este sentido,Sergio Rodríguez apuntaba hace unos días en declaraciones al Diario La Rioja que “espero que no haya muchas bajas la próxima temporada”. Con el final de temporada, llega el momento de hacer balances y de aventurar posibles renovaciones y bajas. Aquí va el nuestro:

Miguel Martínez

El capitán ha finalizado su quinta temporada en el club a buen nivel, pero con menos trascendencia que en temporadas pasadas. Lejos del zamora del Grupo, Miguel ha salvado menos puntos que en años anteriores. Pieza clave en el vestuario, las quinielas apuntan a que el riojano podría dar un paso a un lado y optar por continuar un año más como segundo portero. Si alguien se merece celebrar algo con la UD Logroñés es D. Miguel Martínez de Corta.

Fermín Sobrón

El guardameta de Baños ha permanecido un año más a la sombra de Miguel. Su titularidad en el último partido en Las Gaunas y en Estella, para sumar un total de 7 entre Liga y Copa, suenan a despedida. En el recuerdo, su gol de penalti al Unión Adarve en la Segunda Ronda de la Copa del Rey. Acaba ciclo sub-23, lo que complica más aún su permanencia en el primer equipo.

Miguel Santos

Partido entre el UD Logroñés y el Burgos. Fernando Díaz

Superada la lesión que le tuvo muchos meses lejos de los terrenos de juego, el zamorano ha vuelto a disfrutar sobre el césped. Indiscutible en el lateral derecho y actuando de comodín en el izquierdo para dar descanso a Paredes, ha sido uno de los jugadores más utilizados. Sacrificio, trabajo y pundonor son marca de la casa. Acaba contrato y está en la agenda de más de un director deportivo del Grupo II, pero puede ser el guía perfecto de Iglesias en su ascenso al primer equipo.

Jaime Paredes

El madrileño ha vuelto a demostrar en su tercera temporada en Logroño que es uno de los laterales zurdos más completos de la categoría. Paredes ha sido el único jugador sin relevo natural en la plantilla, cuestión que le penalizó sobre todo al comienzo de temporada. Con contrato hasta 2020, el zurdo sería titular indiscutible en la mayoría de equipos llamados a jugar el ‘play off’ de ascenso. Una garantía para cualquier entrenador.

Iñigo Zubiri

 

Comenzó la temporada formando pareja en el eje de la zaga junto a Caneda, pero le pasó factura ser titular en el desastre de Formentera. Desde entonces, alternó banquillo con titularidad. Cumplidor, el navarro nunca desentona, pero tampoco brilla. Ha disputado 15 partidos entre Liga y Copa. Acaba contrato y deja de ser sub-23, malas noticias para Zubiri. Su rol como teórico cuarto central de la plantilla lo podría ocupar Pablo Bobadilla.

César Caneda

El más veterano (40 años) y el jugador con más minutos disputados esta temporada (3.407). El central alavés sólo se ha perdido dos partidos. Como es habitual en él, de menos a más en el transcurso de la temporada y con un desempeño siempre notable. Su golpeo en largo ha sido uno de los argumentos ofensivos más rentables del equipo. Seguirá jugando hasta que él quiera. De hecho, es el futbolista en activo con más partidos (729) y minutos (62.905) disputados entre Primera, Segunda y Segunda B. Su buena relación personal con Sergio Rodríguez juega a favor de su renovación.

Ramiro Mayor

La lesión en su rodilla izquierda en Zubieta le obligó a poner punto y final a la temporada antes de tiempo. Comenzó con muchas dudas, pero aprovechó sus oportunidades para afianzarse en el eje de la zaga, adelantando en la rotación a Zubiri y al defenestrado Borja Gómez. Su renovación no parece estar entre las prioritarias para un equipo que deberá hacer un desembolso importante para apuntalar una defensa que le lleve al ‘play off’.

Alejandro Sotillos

Su camino discurre paralelo al de su paisano Sergio Reguilón. El jovencísimo madrileño ha vivido en Logroño su primera experiencia en el fútbol profesional y volverá al Real Madrid siendo mejor jugador y con experiencia en Segunda B en el puesto de central y lateral. Tras no contar demasiado a comienzos del curso, se ha ganado los minutos con actuaciones sobresalientes. Le sobran condiciones y desparpajo en ataque, como evidencian sus 2 goles. Todo indica que volverá al seno de la disciplina blanca.

César Remón

Partido de segunda B entre la UD Logroñés Y Sporting de Gijón B. FERNANDO DIAZ

De menos a más. La sensación es que a César Remón se le ha hecho corta una temporada que acaba cuando sus sensaciones eran las mejores. Tras un comienzo complicado, supo trabajar a la sombra de Arnedo y dar un paso al frente siempre que el equipo le ha requerido. Con contrato en vigor, si le respetan las lesiones, el ‘Comandante’ es un seguro de vida en la medular de cualquier equipo con aspiraciones.

Álvaro Arnedo

Partido entre el UD Logroñés y el Burgos. Fernando Díaz

El jugador revelación del curso. Tras su paso por Tercera, el riojano ha demostrado que puede ser titular en el centro del campo de un equipo que aspire al ‘play off’. Su sobresaliente primera vuelta despertó el interés de algún trasatlántico de la categoría, enfriado por una inoportuna lesión en Getxo que llegó en su mejor momento. Cuenta con la confianza de Sergio Rodríguez y en su haber tiene el hecho de haberle arrebatado la titularidad a todo un César Remón. Arnedo tiene un duro verano por delante para recuperarse lo antes posible y volver a ser importante en este equipo el próximo curso.

Titi

Una de las mejores noticias que deja esta temporada 2017-2018 es el regreso del asturiano a los terrenos de juego. Tras muchos meses de sacrificio y de trabajo duro, Titi ha vuelto a sentirse futbolista en la recta final del campeonato. Sin tiempo para coger ritmo de competición, ha demostrado sobre el verde que no ha perdido el guante en su pie derecho. Su gol ante el Gernika en Las Gaunas (con sentida dedicatoria a Arnedo incluida) ha sido uno de los más celebrados del año.  Acaba contrato y su futuro es una incógnita.

Carles Salvador

El pulmón y la brújula de este equipo en el centro del campo. Siempre generoso en el esfuerzo y con una colocación impecable. Hace de todo y todo bien. Imprescindible sobre el césped. El anuncio de su renovación es una gran noticia a la hora de armar un proyecto con aspiraciones para el curso 2018-2019.

Cifu

Tras una temporada en Logroño, los aficionados blanquirrojos aún no saben de qué juega Cifu. Con sólo 86 minutos sobre el césped entre Liga y Copa, el manchego ha sido el más damnificado por la extraña confección de una plantilla con ‘overbooking’ de mediapuntas. A sus 21 años, la próxima temporada tendrá que buscar una oportunidad de brillar lejos de Las Gaunas. Si su fichaje fue extraño, a la vista de los minutos jugados resulta incomprensible su permanencia en el equipo tras el mercado de invierno.

Ñoño

 

El gaditano es uno de los aciertos a anotar en el haber de Carlos Pouso como Director Deportivo. El eléctrico extremo sostuvo al equipo con sus goles al principio de temporada, cuando las piezas del puzzle de Sergio Rodríguez aún no ensamblaban. Es una pesadilla para cualquier defensa y uno de los mejores argumentos ofensivos de la UD Logroñés durante el curso. Es rápido, tiene desborde y mucho gol (14 entre Liga y Copa). Ha mejorado en defensa de la mano de Sergio Rodríguez. Sí o sí debe seguir sembrando el pánico entre los laterales derechos del Grupo II que visiten Las Gaunas.

Antxón Muneta

Muneta es uno de los pocos jugadores de la categoría con la calidad suficiente para darle la vuelta a un partido con un último pase o para matar los partidos con la pausa precisa. Lástima de lo menguante de su influencia con el paso de las temporadas. En la actual, sólo ha disputado 1.700 minutos repartidos entre Liga y Copa, la mayoría arrancando desde la banda derecha, y ha marcado 4 goles. Su continuidad parece complicada, sobre todo por la exigencia física del Grupo. Sólo ha completado los 90 minutos en 7 de los 25 partidos disputados este curso.

Rubén Martínez

Llegó en el mercado de invierno y debutó frente al Burgos en casa para, acto seguido, romperla en Mieres con dos de los mejores tantos del año. No ha acabado de ganarse la titularidad pero siempre aporta al colectivo desde el valor añadido de la diferencia. Es rápido, solidario en la presión y tiene gol (3 este curso). La próxima temporada, más adaptado, debe ser determinante.

Rayco

La única ‘espada’ que ha dado el rendimiento esperado. 17 goles con la elástica blanquirroja esta temporada le avalan. El canario ha sido el jugador con más argumentos ofensivos del equipo, aporta la chispa y la magia en ataque, tan necesaria para superar las pobladas defensas del Grupo II. Su lesión en Zubieta ha restado muchas posibilidades a la UD Logroñés de entrar en ‘play off’. Se le echó mucho de menos en Anduva y en El Sardinero. Se ha ganado con creces una renovación y su cotización, ya de por sí alta, ha ganado enteros. Con oferta de renovación encima de la mesa, su continuidad debe de ser prioritaria si el club aspira a disputar un nuevo ‘play off’ de ascenso.

Pablo Espina

Partido entre el UD Logroñés y el Burgos. Fernando Díaz

Probablemente el jugador con más calidad de la plantilla, tal y como se encarga de recordar en el transcurso de los partidos. Si al asturiano le acompañara la rapidez estaríamos hablando de un jugador de otro nivel. En su segunda temporada en el equipo, Espina no ha rendido al nivel esperado. Tras ser el pichichi el curso pasado con 11 tantos, en la que termina sólo ha anotado uno. Su rendimiento ha estado a años luz del Espina que maravilló en su primera experiencia lejos de su Asturias natal, pero ya ha demostrado que, si la suerte le acompaña, es un jugador TOP en la categoría.

Salva Chamorro

No ha sido el 9 que club y afición esperaban. Llego tarde en el mercado de invierno y nunca se le ha visto cómodo en el fútbol del Grupo II, pese a que condiciones físicas le sobran. Mejor con la cabeza que con los pies, en 10 partidos ha sido capaz de marcar 2 tantos. Retratado en Anduva, su rendimiento no da para aprobar. Gracias y buena suerte.

Marcos André

Partido de segunda B entre la UD Logroñés Y Sporting de Gijón B. FERNANDO DIAZ

Autor de 12 tantos esta temporada, el joven brasileño acudió al rescate del equipo para compensar la incomparecencia ante el gol de Iván Aguilar. En su segundo año como jugador del primer equipo, su juego ha experimentado una evolución espectacular. Mantiene algunos vicios que pulirá con más experiencia, pero hoy es un delantero mucho más completo que hace ocho meses. Debe mejorar en la definición y también en la asociación. Tiene contrato y mucho margen de mejora que, desgraciadamente, todo hace indicar que llegará lejos de Las Gaunas.

Guillermo Cabrera

El centrocampista ha gozado de minutos en los dos últimos partidos de Liga donde ha mostrado su nivel. Cumple 23 el próximo mes de marzo y probablemente esta sea su oportunidad de dar el salto al primer equipo. A su favor, Sergio le hizo debutar en Valdebebas en el curso 2016-2017.

Juan Iglesias

Junto a Guillermo es el joven del Promesas que más ha contado para Sergio en Liga. En julio cumplirá 20 años y ya suma 18 partidos jugados en Segunda B (16 con el Valladolid B y 2 con la UD Logroñés). Si permanece en el club, está llamado a ser el recambio natural de Miguel Santos.

Sergio Rodríguez

En su primera temporada completa al frente de un banquillo en Segunda B, el técnico riojano no ha cumplido el objetivo. El equipo ha practicado un juego vistoso y ofensivo, elogiado por todos y cada uno de los rivales del Grupo, pero ha terminado a 12 puntos del cuarto puesto. Rodríguez ha demostrado una idea de juego innegociable, en la que sus jugadores creen, pero que no asegura resultados a corto plazo en este competido Grupo II. En su haber, el hecho de que el equipo ha jugado muy buenos partidos en Las Gaunas, así como la evolución de jugadores como Arnedo, Marcos André o Sotillos bajo su tutela.  En su debe, decisiones poco comprensibles como la ausencia del once titular de Ñoño durante tres jornadas consecutivas (7ª-9ª), la norma no escrita de no hacer cambios hasta que no se supere el minuto 60 de partido o la falta del gen competitivo del que presumía el equipo de Pouso. Sergio Rodríguez ha evolucionado como entrenador con el discurrir de las jornadas y, tras pagar el peaje esta temporada, esta experiencia jugará a su favor para conseguir el objetivo de alcanzar el ‘play off’ de ascenso.

A las urgencias lógicas tras dos temporadas consecutivas sin lograr el objetivo, se suma la incertidumbre de cómo se rediseñará finalmente la Segunda B. La propuesta planteada, aún lejos de ser aprobada, complica mucho la vida a los equipos que no terminen entre los cinco primeros. Presión añadida para un club que, en su décimo cumpleaños, volverá a poner su punto de mira en el ‘play off’ de ascenso. Se avecina un verano movido en las oficinas de Las Gaunas.

CD Izarra:Iricíbar, Eguaras, Eneko Martínez, Cabrera, Josetxo, Cisneros, Bruno, Briñol (Gassama Min. 64), Javi Martínez (Arnau Min. 46), Hinojosa (Manu Rodríguez Min. 57) y Artigas.

UD Logroñés:Fermín; Iglesias (Héctor Fernández Min. 85), Paredes, Sotillos, Zubiri; César Remón, Titi (Rayco. Min. 59), Guillermo Cabrera, Marcos André, Rubén Martínez (Adrián Min. 68) y Espina.

Árbitro:Rubén Ávalos Barrera(Colegio Catalán). Amonestó a los locales Josetxo (Min. 47 y 75), Eguaras (Min. 66) y Cabrera (Min. 89).

Goles:0-1 Marcos André(Min. 35), 0-2 Rayco (Min. 89)

Incidencias:Partido correspondiente a la trigésima octavajornada de Liga en el Grupo II de Segunda

 

COMPARTIR
Artículo anteriorDespedida intrascendente en Estella