Choque descafeinado en El Sardinero

0
2

Una UD Logroñés con muchas bajas visita al Racing de Pouso, que no pierde en casa desde el 28 de enero

Por @Scaneda

El lamentable arbitraje de los colegiados Pérez Muley y Barceló Roca, unido a la falta de acierto de la UD Logroñés en el área rival, ha provocado que los riojanos viajen a Santander con poco en juego. Un duelo que estaba llamado a ser el partido del morbo entre dos claros aspirantes al ‘play off’, en el banquillo local se sienta el hasta febrero Director Deportivo del club riojano, ha mutado en un choque descafeinado para los riojanos, que visitan la capital de Cantabria con muchas bajas importantes y sin opciones de alcanzar la fase de ascenso.

 

Los de Sergio Rodríguez encaran las tres jornadas que restan para finalizar la temporada con la clasificación para la Copa del Rey encarrilada, pero no certificada. También está en juego el orgullo de unos profesionales que saben que le deben una alegría a su afición y qué mejor escaparate para brillar que los Campos de Sport de El Sardinero.

Pese a las bajas por lesión (Ramiro, Arnedo y Muneta) y por sanción (Rubén Martínez y Miguel Santos), Sergio Rodríguez podrá disponer de un once competitivo sobre el césped este domingo. Finalmente, el Juez de Competición ha dejado sin efecto la amarilla que Barceló Roca mostró a Marcos André ante el Sporting B en Las Gaunas y el brasileño podrá ser de la partida. Así, las cosas, Miguel Martínez, Sotillos, Caneda, Zubiri, Paredes, Titi, César Remón, Carles Salvador, Ñoño, Espina y Marcos André, conforman un once de garantías. La convocatoria se completaría con Fermín, Chamorro, Cifu, Rayco, que podría volver a pisar el césped tras 5 jornadas en el dique seco, y tres jugadores del Promesas.

En la previa del encuentro frente a los cántabros, Sergio Rodríguez destaca que “es un partido muy bonito, en un sitio donde se respira fútbol. Ellos tienen mucho en juego y nosotros también, sobre todo nuestra dignidad profesional. El Racing tiene muy buen equipo, será difícil, pero saldremos a hacerlo lo mejor posible”.

En el lado contrario no está siendo fácil el desembarco de Carlos Pouso en uno de los trasatlánticos de la categoría. El técnico vasco está comprobando como el escudo y la historia del Racing de Santander, así como las urgencias por ascender, suponen una presión importante para todo aquel que capitanee la nava verdiblanca.

El balance de Carlos Pouso en los 11 partidos que lleva dirigidos al bloque cántabro es de 6 partidos ganados, 2 empatados y sólo 2 perdidos. No conoce la derrota en El Sardinero, pero el escaso rendimiento lejos del fortín de los campos de sport y el poco brillo de los resultados obtenidos le están pasando factura entre buena parte de la afición cántabra, exigente como pocas en esta categoría. Con todo, el ex técnico de la UD Logroñés está consiguiendo dotar de su carácter competitivo a un conjunto de muy buenos jugadores, siempre con la vista puesta en el ‘play off’ de ascenso.

Tras el empate de la semana pasada en Tudela, el Racing de Santander está obligado a ganar sí o sí este domingo ante una Unión Deportiva Logroñés que tratará de pescar una victoria a orillas del cantábrico, donde el conjunto verdiblanco no pierde desde el 28 de enero ante el Sporting B.

El conjunto cántabro afronta el duelo con las bajas por lesión de Antonio Tomás y Pau Miguélez, mientras que Borja Granero y Paco Regalón son serias dudas para enfrentarse a los de Sergio Rodríguez. Quienes sí serán de la partida son Dani Aquino (12 goles) y Borja Lázaro (8 goles) la principal amenaza ofensiva de los cántabros y dos de los jugadores de más calidad del Grupo II. Iván Crespo, héroe en la jornada anterior al detener un penalti a Ardanaz, es titular indiscutible en la potería. La defensa podría estar formada por Gurdiel, Castañeda, Gándara y Gonzalo. En la medular Sergio Ruiz y Quique Rivero han ganado protagonismo en un centro del campo que en El Sardinero estará menos poblado que en Tudela. Para las bandas se multiplican las opciones para el técnico vasco: Heber, César, Óscar Fernández e incluso Acosta podrían optar a dos puestos, salvo que el de Lejona recurra al cada vez más habitual 1-4-3-3.

En la previa del choque, rueda de prensa de manual de Carlos Pouso, que ha recordado que “ambos equipos tenemos plantilla para no llorar por las bajas”. A su vez, en declaraciones facilitadas por la web del club cántabro, ha apuntado que “el logroñés es un equipo con una clara tendencia a tener el balón y que busca llevar la iniciativa, pero también maneja otros registros. Es un equipo versátil con argumentos y que tiene potencial para amargarnos la tarde a nosotros y a cualquiera”.

La sanción a Sergio Rodríguez y a Eduardo Valdovinos provocará que Javier Pineda, ex jugador del Racing de Santander en Primera y Segunda División, trate este domingo de conseguir algo tan complicado como ser profeta en su tierra sentado en el banquillo visitante. Curiosamente, el destino parece que niega el reencuentro entre Carlos Pouso y Sergio Rodríguez, una de las ausencias destacadas en la despedida del de Lejona de la UD Logroñés. Los pasillos de El Sardinero pueden ser los únicos testigos de una de las imágenes más buscadas de un partido al que la irregular trayectoria de los riojanos en esta recta final de campeonato ha restado brillo.