La UDL supera con solvencia al Real Unión (2-0) y continúa en la disputa de la cuarta plaza

0
8

Ñoño hace los deberes

Por @Scaneda

Ñoño ha sido este sábado el alumno más aplicado sobre el césped del Municipal de Las Gaunas. La asignatura no era la típica “maría”, estaba en juego seguir metidos en la pelea por la cuarta plaza y terminar el curso con buena nota, aspirando a un sobresaliente en forma de ‘play off’. El extremo gaditano, con un chispazo en cada tiempo, ha finiquitado el examen de la UD Logroñés, que llegaba a la cita sabiendo que Real Sociedad B y Gernika habían aprobado holgadamente.

El de San Fernando se ha reencontrado con el gol, 11 lleva esta temporada (su récord en la categoría) en un partido un tanto gris que los de Sergio Rodríguez han sido capaces de sacar adelante con solvencia, pese a que durante fases del encuentro han echado de menos la clarividencia de Rayco. Por su parte, el Real Unión ha demostrado en Las Gaunas que no es casualidad que sea el equipo que menos goles marca como visitante de toda la segunda B.

A los riojanos no se les atragantó el horario vespertino ni el frío que presidió el encuentro en Las Gaunas y desde el primer minuto salieron a por el partido. Ñoño y Marcos André lo intentaron sin éxito por parte local, mientras que Estrada probó fortuna con un disparo lejano que se marcho desviado. En el minuto 27, Llamas remató un gran centro de Gayoso, el mejor de los visitantes, y Miguel, en una de sus pocas intervenciones, desbarató el remate del centrocampista irundarra en la que fue el acercamiento más peligroso de los de Ribera. Tras unos minutos de dominio visitante, eso sí con poca profundidad, los blanquirrojos consiguieron hacerse con el balón y trenzar algunas jugadas interesantes, como la que protagonizó Ñoño en el minuto 32 tras hacerse con un balón suelto que disputó Espina, superar al defensa guipuzcoano y batir con un disparo cruzado a Otaño. Gol y dedicatoria para Antonio junior que no se pierde un partido en la grada de Las Gaunas.

Los de Ribera trataron de devolver el golpe y Martins volvió a intentarlo desde lejos al borde del descanso, poco más ofreció un Real Unión lastrado por las bajas de sus jugadores más importantes y que tendrá que hacerse fuerte en Gal para no pasar apuros en las jornadas que restan.

Los riojanos comenzaron mejor que los blanquinegros la segunda mitad, creando peligro con un centro pasado de Ñoño y en un remate de Marcos André que paró Otaño tras una buena jugada individual del brasileño. En el ecuador de la segunda parte, el partido entró en una fase narcotizante, con escaso ritmo, muchas imprecisiones e incapacidad para combinar tres pases seguidos por parte de los locales. Enfrente, un Real Unión sin argumentos para crear peligro, más allá de los habituales centros laterales. El técnico local movió ficha y trató de meter una marcha más al encuentro sustituyendo a un desafortunado Pablo Espina y dando entrada a Rubén Martínez. Tan dormido estaba el encuentro en esos minutos, que el segundo gol de Ñoño se marcó a cámara lenta. El de San Fernando botó un córner a la corta en el minuto 72, Muneta se la devolvió y ante la pasividad de la zaga fronteriza, el gaditano disparó entre una maraña de jugadores para superar de nuevo a Otaño. El resultado aún pudo ser más amplio si Sotillos hubiera acertado a finalizar una galopada de área a área o si Rubén Martínez hubiera ajustado unos centímetros un estupendo disparo a bote pronto.

 

Tras el suspenso en Zubieta, la UD Logroñés se reencontró con el triunfo en una nueva final, le quedan siete. Lo hizo encomendándose a dos chispazos individuales de Ñoño, que tomó el testigo del ausente Rayco a la hora de ofrecer algo diferente en la parcela ofensiva del encuentro. La fría tarde en Las Gaunas se entonó cuando con el 2-0 en el marcador, Sergio Rodríguez daba a Titi la oportunidad de volver a pisar vestido de corto Las Gaunas, el asturiano no lo hacía desde el 12 de febrero de 2017 y en los pocos minutos que disputó pudo demostrar su capacidad para crear peligro por banda derecha.

El jueves santo espera en Gobela el Arenas de Getxo. Los locales no pierden en ‘la jaula’ desde el 16 de diciembre, cuando cayeron 0-1 ante el Sporting B. Un partido muy complicado para los riojanos que tendrán que volver a ganar, sin Caneda, para no perder comba con los de arriba. Tarea difícil, pero no imposible, ya lo hizo la temporada pasada con goles de Espina y Adrián León.

UD Logroñés: Miguel; Sotillos, Miguel Santos, Caneda, Zubiri; Arnedo, Ñoño (Salva Chamorro. Min. 78), Carles Salvador, Marcos André (Titi. Min. 85), Muneta y Espina (Rubén Martínez. Min. 64)

Real Unión de Irún: Otaño; Azkoitia, Gayoso, Rodellar (Mikel Alonso. Min. 66), Ekhi (Domínguez. Min. 65), Esnaola, Estrada, Martins, El Haddadi, Llamas (Mario. Min. 78) y Urkizu

Árbitro: Daniel David Baiges Dones (Colegio Aragonés). Amonestó a los locales Caneda (Min. 35), Marcos André (Min. 48), Zubiri (Min. 75), Miguel Santos (Min. 83) y a los visitantes Gayoso (Min. 82) y Mikel Alonso (Min. 89).

Goles: 1-0 Ñoño (Min. 32), 2-0 Ñoño (Min. 72)

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésima primera jornada de Liga en el Grupo II de Segunda B.