Logroño y Bidasoa empatan en un encuentro de locura

0
1

El equipo riojano no aprovechó sus oportunidades para certificar el triunfo y cede su primer punto en esta segunda vuelta

Por Víctor Espuelas.

A falta de un minuto todo estaba por decidir (30-30). El Ciudad de Logroño atacó para llevarse la victoria, pero el lanzamiento de Garciandía dio en el poste. El Bidasoa tuvo la última posesión, pero la afortunada intervención de Gurutz Aguinagalde echó al traste el deseo de los irundarras, bien arropados por su afición durante todo el encuentro.

Al final, empate en un partido de locura. El desenlace pudo haber sido bien distinto si los riojanos hubieran aprovechado sus oportunidades para cerrar el duelo. Desperdiciaron una muy clara en el último tramo de la primera parte (15-10) cuando el técnico rival, Jacobo Cuétara, se vio obligado a pedir dos tiempos muertos en apenas dos minutos. Sin embargo, no fueron capaces matar el partido y permitieron que Bidasoa llegara con vida al descanso (15-13). Todo por decidir en la segunda mitad.

Bidasoa había sabido imprimir su ritmo trepidante, con rápidas transiciones ataque y defensa. Las paradas de Rangel facilitaban la salida al contrataque e impedían el juego de los riojanos, más fluido y acertado en este segundo tramo de la competición. Tuvieron que pasar 15 minutos para lograr el primero de los empates en el marcador.

El comienzo de la segunda parte también tuvo color amarillo. Bidasoa fue capaz de ponerse por delante en el marcador gracias a los buenos porcentajes de su guardameta y el acierto en ataque, en especial de Odriozola, un dolor de cabeza para los riojanos durante todo el partido.

 

A los de Jota González les volvió a tocar remar y trabajar a destajo. Pero hicieron de nuevo lo más difícil con su juego coral: la puntería de sus flechas en los extremos, la buena forma por la que atraviesa Juan del Arco y las aportaciones de la defensa y la portería. Kupra, que firmó una notable primera parte, fue relevado por Aguinagalde, quien firmó intervenciones de mérito en el último tramo del encuentro para sellar una victoria que se escapó por errores propios (25-22  min 50.).

 

Tablas en un encuentro de locura, con fallos y aciertos por partes iguales. Un empate que supone el primer punto que ceden los riojanos en la segunda vuelta tras cuatro victorias consecutivas. Pero conviene no perder de vista que en estos cinco primeros partidos sólo se sumaron dos puntos en la primera vuelta. Otros tiempos, muy amargos, que nada tienen que ver con el momento actual. Ahora todo está por escribir.