La alcaldesa de Logroño ha pronunciado en Madrid una conferencia en Nueva Economía, presentada por la vicepresidenta del Gobierno, y ante 300 personalidades

0
324

 

Gamarra reivindica el papel de las ciudades intermedias, “el territorio de la colaboración”, para liderar los desafíos de la sociedad y articular un nuevo crecimiento

 

La alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, ha sido hoy la protagonista del desayuno informativo que organiza en Madrid la prestigiosa organización Nueva Economía Forum; con una conferencia titulada “Los nuevos desafíos”. El acto ha sido presentado por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y han participado más de 300 personalidades de la política, la economía y la sociedad españolas.

Gamarra ha partido del momento de profundo cambio en que nos encontramos. En concreto ha hablado de que “en los últimos quince años estamos viviendo momentos de cambio que se prometen muy profundos” o de encontrarnos “en estas horas críticas de la transición del viejo y seguro mundo analógico al mundo digital que todavía sólo entrevemos”.

Una coyuntura, en definitiva, que plantea nuevos desafíos, la necesidad de un nuevo liderazgo y un escenario que Gamarra circunscribe a la ciudad, “algo que no resulta nuevo en la Historia”. De hecho, “podemos comprobar que en las épocas de las grandes transiciones sociales siempre han sido las ciudades las que han cubierto el vacío dejado por las estructuras caducas y han ayudado a alumbrar las nuevas”.

Considera que es necesario “un liderazgo de la propia sociedad, que sepa aprovechar y coordinar todas las energías cívicas que se contienen en el talento de sus ciudadanos y de sus instituciones”. Así, ha apostado por el “liderazgo de la ciudad, el territorio de la colaboración”.

Después de haber sido las ciudades “los mejores diques de contención de los embates de la crisis, con un contacto directo con las personas”, ahora están llamadas a desempeñar un papel decisivo y en el que el tamaño medio, el equilibrio, representará un valor añadido. “El éxito de las ciudades intermedias es la prueba de que, en la nueva sociedad en red, la importancia de los nodos se mide por el número y la calidad de sus relaciones, no por su tamaño”.

cucariojapress-cesar-006

“Éxito” de nuestro modelo de crecimiento

Un plus testado en Logroño y en La Rioja, en “los niveles de bienestar y crecimiento económico alcanzados en los últimos 20 años que nos definen”. En este sentido, ante el público congregado en Madrid, la alcaldesa de la capital riojana ha ofrecido datos que demuestran el éxito del modelo territorial desarrollado en nuestra Comunidad -“basado en la coordinación y cooperación” – y el modelo social “de colaboración” que nos han convertido “en referencia en calidad de vida en nuestro país”-.

Una gestión que nos sitúa como la tercera región de España en el último Índice de Libertad Económica; como la mejor ciudad para la inversión de 2015 según el Doing Bussiness del Banco Mundial; con un nuevo récord de crecimiento de las exportaciones; o reconocimientos en el ámbito social como el Reina Sofía de Accesibilidad o políticas exitosas como las desarrolladas frente a los desahucios o la pobreza energética.

Partiendo de esta buena situación de Logroño y La Rioja, con la conciencia de ser las ciudades “motores de cambio y de transformación” y haciendo un ejercicio de reflexión; Cuca Gamarra ha planteado a los asistentes seis grandes desafíos que nuestra sociedad debe comenzar a afrontar ya:

-1. El desafío de la desigualdad. Ante el reconocimiento de las políticas de austeridad planteadas a consecuencia de la crisis, que inciden directamente en la desigualdad, la alcaldesa de Logroño aboga por la aplicación de un enfoque centrado en las personas vulnerables y en aprovechar todo el potencial de las nuevas tecnologías, por ejemplo en sanidad y educación, “para una prestación de servicios más integradora y con mejores resultados”.

-2. El desafío del envejecimiento. Con una pirámide de población regresiva, con un descenso de la natalidad y un progresivo envejecimiento de la población, Gamarra asegura que son elementos claves “la planificación de infraestructuras y el fortalecimiento de los servicios de atención y ayuda a domicilio”. Desde un Ayuntamiento solvente se dará respuesta a los aumentos considerables de la dependencia, fortaleciendo el sistema de atención a la tercera y cuarta edad y garantizando el Estado de Bienestar.

Como iniciativas enfocadas a resolver las necesidades reales que en futuro tendrán los vecinos de Logroño, Gamarra ha apuntado que este año se retomará la revisión del Plan General de la ciudad de Logroño, como elemento fundamental de dotaciones asistenciales; actuaciones de renovación urbana como la que se contempla para el barrio de la Villanueva; o la reforma de la actual estación de autobuses.

-3. El desafío del mercado laboral. En este apartado destaca el cambio que se adivina en los tradicionales puestos de trabajo, con la desaparición de muchos empleos y el nacimiento de otros en profesiones que hoy ni siquiera existen. La alcaldesa considera que hay que apostar por la formación permanente, una formación que se adapte a esta realidad cambiante del mercado de trabajo.

-4. El desafío de la cuarta revolución industrial. Las nuevas tecnologías, internet, han transformado todos los aspectos del sistema económico: modelos de producción, hábitos de consumo y empleo. Gamarra entiende que la economía digital está llegando a su madurez y, con la visión en el largo plazo, “debemos estar preparados ante el avance de la economía colaborativa, un fenómeno imparable”.

-5. El desafío del cambio climático. En este apartado, Gamarra se refirió a la amenaza que supone el calentamiento global para el futuro y aseguró que “la lucha contra el cambio climático se ganará en las zonas urbanas; nuevamente las ciudades seremos claves y por ello asumimos el liderazgo con compromisos voluntarios”. Aquí entra en juego el Pacto de Alcaldes, asumido por Logroño en 2013, con el compromiso político de tomar medidas y asumir los objetivos de la UE para 2030: reducir en un 40% las emisiones de CO2; que el 27% de la energía proceda de fuentes renovables y el mismo porcentaje de eficiencia energética.

-6. El desafío de la crisis de la representación democrática. Debido a la pérdida de eficacia para dar respuestas a una sociedad conectada que reclama a sus gobernantes decisiones inmediatas, han aparecido partidos o candidatos que quieren sustituir las instituciones democráticas por un ‘pueblo’ indeterminado del que se erigen en únicos representantes. Gamarra contrapone la regeneración de la clase política y una nueva Gobernanza, basada en la administración transparente y eficiente que estimule la iniciativa empresarial, la participación ciudadana y la igualdad de oportunidades.

Retos colectivos

Cuca Gamarra ha finalizado su intervención definiendo su acción política en el Ayuntamiento de Logroño desde “una visión de la ciudad como un conjunto y una gestión que cuenta con los ciudadanos como protagonistas, no sólo como usuarios o administrados”, lo que, en su opinión, ha hecho posible mejorar los servicios públicos, aumentar las prestaciones sociales, sin subir los impuestos municipales y reduciendo el endeudamiento”.

En este sentido, ha manifestado su apuesta “por la cercanía, que nos lleva a contar con la inteligencia ciudadana y la lógica colaborativa” y en este aspecto ha recordado iniciativas como el Presupuesto Participativo, la evaluación de las políticas públicas, la plataforma de transparencia o la adopción de un modelo de gestión inteligente e integral de la ciudad.

Esa visión de ciudad a la que hacía referencia, ha llevado a asumir una serie de retos colectivos:

1.- El reto de la inteligencia ambiental. Que nace del compromiso con las próximas generaciones de logroñeses. Para ello, según ha reseñado la alcaldesa, se han puesto ya en marcha algunos proyectos y otros están en vía de realización, como el Plan de Acción de Energía Sostenible, el Corredor Ecológico del Ebro o el Plan de Movilidad Urbana Sostenible. Iniciativas novedosas son la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible, que se aplicará en una zona especial de la ciudad como la Villanueva, o el proyecto Logroño Smart City.

2.- El reto de la integración/inclusión social. Que supone el compromiso de avanzar sin dejar a nadie atrás. El Logroño inclusivo dispone de herramientas como el Consejo Municipal de la Discapacidad, el Plan de Discapacidad, la Ordenanza de Accesibilidad Universal, la aplicación de la Responsabilidad Social Corporativa a través de la Carta de Compromisos de Contratación, la respuesta eficaz ante nuevas situaciones como el desahucio o la pobreza energética.

3.- El reto del crecimiento natural. Que impulsa a innovar en las actividades tradicionales, como el vino, el comercio o el turismo, y definir un ecosistema de emprendimiento y de atracción de inversiones. Los pasos ya están dados con medidas globales y de futuro, como el Plan de Innovación Municipal, iniciativas de turismo inteligente y de experiencias, etc.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here