Las Gaunas vuelve a creer

0
147

Ñoño protagoniza un triunfo ilusionante de la UD Logroñés ante un irregular Racing de Santander (2-1)

Por @scaneda

La UD Logroñés salvó en Las Gaunas su primera bola de partido de la temporada. La ilusionante victoria (2-1) cosechada este domingo frente al Real Racing de Santander, uno de los trasatlánticos de la categoría, devuelve la sonrisa a la afición blanquirroja que, tras dos derrotas consecutivas, vuelve a creer en las opciones de los riojanos en la lucha por una disputadísima cuarta plaza en este Grupo II.

El doblete de Ñoño ha roto la estadística perfecta de los cántabros, que sumaban cinco jornadas sin conocer la derrota y les ha devuelto, de golpe, a la cruda realidad de la Segunda B. Los de Ángel Viadero han protagonizado un amago de paparda en la primera mitad y han mejorado, tarde, en la segunda. La velocidad del extremo gaditano ha impedido de raíz el amago de reacción de Aquino y compañía.

Las Gaunas ha recuperado la ilusión coincidiendo con el regreso de su equipo a los orígenes en lo futbolístico. Paradojas de este deporte, la extraña ausencia de Rayco en la convocatoria ha servido para comprobar que, sin el canario, los riojanos también son peligrosos apelando al plan B: diagonales explotando la velocidad de Ñoño. La UD Logroñés se ha parecido este domingo más que nunca a la que venció en Lezama y goleó en casa al Vitoria al comienzo del curso. Una UD Logroñés más práctica, menos combinativa y mucho más vertical en ataque. En defensa, presión alta, mucha solidaridad y muchos kilómetros recorridos. En el futbol y en segunda B, la I+D+I no tiene demasiado espacio y la UD Logroñés ha elegido el mejor día para demostrarlo.

Con alrededor de 1.500 aficionados cántabros en la grada de Las Gaunas, el duelo comenzó vibrante, con dos equipos intensos disputándose el control del choque. La UD Logroñés consiguió con el paso de los minutos inclinar el duelo a su favor, aprovechando las imprecisiones de un Racing irreconocible en esta primera mitad. Con un centro del campo superado y unos extremos que apenas entraron en juego, las individualidades de Pau y Aquino eran los únicos argumentos de los verdiblancos para hacer daño a una seria defensa riojana. Sergio Rodríguez volvió a confiar en Muneta por tercer partido consecutivo y, durante muchos minutos, junto a Remón y Salvador fueron los claros dominadores del centro del campo.

La capacidad de Espina para controlar cualquier balón en un radio de tres metros a la redonda, en su regreso al once inicial, oxigenaba a un equipo que a la mínima oportunidad buscaba las galopadas de Ñoño por banda izquierda. Así llegó el primer gol del gaditano que, tras un espectacular pase en diagonal de Caneda, superó al portero cántabro de tiro cruzado y llevó el delirio a Las Gaunas. Gonzalo, de cabeza, lo intentó en el acercamiento más claro del Racing en la primera mitad, mientras Espina, tras un recorte dentro del área, disparó desviado en una buena ocasión local.

En la reanudación, pese a que Caneda envió un balón al palo en un córner botado por Carles Salvador, los de Ángel Viadero salieron mucho más entonados tras su paso por vestuarios. Liderados por Aquino, que no está en su mejor momento pero es un jugador de otra categoría, los cántabros volvieron a meterse en el partido a base de coraje y así llegó el empate en el minuto 51. Óscar filtró un balón al segundo palo que Aquino remachó en boca de gol, tras el rechace del portero riojano.

El empate dio alas a los verdiblancos que se adueñaron del balón y encerraron a los riojanos en su campo. Ante el empuje visitante, Sergio Rodríguez movió el banquillo y reforzó el centro del campo dando entrada a Arnedo por Muneta. Para entonces, Viadero ya había sustituido a sus extremos titulares, Heber y Óscar, por César y el juvenil Musy. Cuando mejor estaba el Racing, Aquino había rematado al palo y Musy puesto en apuros a Miguel, la UD Logroñés armó rápidamente una contra y Ñoño volvió a superar a Iván Crespo en un nuevo mano a mano.

 

El Racing siguió intentándolo, Aquino probó de falta directa y Tomás estrelló un nuevo balón en la madera. De hecho, tras un nuevo mano a mano entre Crespo y Ñoño desbaratado por el portero visitante, el portero cántabro fue protagonista de la última jugada del partido, rematando un córner con el tiempo ya cumplido en el área riojana. A los de Ángel Viadero no se les puede negar la fe. Lo intentaron hasta el final, pero fueron incapaces de sobreponerse a una pésima primera mitad.

La UD Logroñés había marcado en todos los partidos como local y este domingo no fue una excepción. Lo hizo por partida doble, recuperando el instinto goleador del extremo gaditano. El “play off” está a 5 puntos, con muchos equipos disputándose la cuarta plaza, pero la victoria ante uno de los llamados a campeonar en este grupo supone una inyección de confianza y de moral para, partido a partido, recortar distancia con ese cuarto puesto que dará derecho dentro de unos meses a diputar una nueva fase de ascenso. La próxima cita, el sábado en Tafalla ante el colista Peña Sport, que suma cuatro jornadas consecutivas sin perder.

 

UD Logroñés: Miguel, Miguel Santos, Paredes, Caneda, Ramiro, César Remón, Ñoño (Carlos García Min. 87), Carles Salvador, Iván Aguilar (Marcos André Min. 78), Muneta (Arnedo Min. 69) y Espina.

Racing de Santander: Iván Crespo, Sergio Ruiz, Julen Castañeda, Gonzalo, Borja Granero, Antonio Tomás, Óscar (Musy Min. 60), Javi Cobo, Heber Pena (César Díaz Min. 46), Dani Aquino y Pau Miguélez (Juanjo Min. 76).

Goles: 1-0- Ñoño (Min. 31); 1-1 Aquino (Min. 51); 2-1 Ñoño (Min. 70)

Árbitro: Óscar Sauleda Torrent (Colegio Catalán). Amonestó a los locales Ramiro (Min. 64), Carles Salvador (Min. 81), Miguel (Min. 93), Miguel Santos (Min. 94) y al visitante Gonzalo (Min. 37)

Incidencias: Partido correspondiente a la 17ª jornada de Liga en el Grupo II de Segunda B. 4.267 espectadores, según los datos facilitados por la UD Logroñés. Alrededor de 1.500 aficionados llegados desde Santander.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here