Fiesta rojilla en Las Gaunas

0
58

El Mirandés supera con nota su examen ante la UD Logroñés (1-2) y refuerza su liderato

Por @scaneda

Con el pitido final de López Huerta, los cerca de 2.000 aficionados rojillos festejaron en la grada del Municipal de Las Gaunas que el CD Mirandés está hoy un poco más cerca de volver al fútbol profesional. Su ¡Volveremos a Segunda! suena más creíble que nunca tras superar con nota su examen ante la UD Logroñés. El 1-2 con el que finalizó el partido refuerza el liderato de los de Pablo Alfaro y pone tierra de por medio (14 puntos) con los riojanos, uno de los equipos llamados a principio de temporada a disputar las posiciones de honor de este Grupo II. A estas alturas del curso, sólo el Racing de Santander parece estar en disposición de disputarle el campeonato a los rojillos.

Bofetada de realidad para los de Sergio Rodríguez, que han comprobado en primera persona cómo se las gasta uno de los trasatlánticos de esta Segunda B. Una mala primera mitad, en que los riojanos encajaron dos goles, ha lastrado las aspiraciones de unos blanquirrojos que reaccionaron en la segunda parte, muy tarde, con el liderazgo de Rayco y los chispazos de un intermitente Ñoño. Argumentos por sí solos insuficientes para aspirar a discutir las primeras posiciones de este competido Grupo II.

Sorprendió de inicio la alineación de los riojanos, con Arnedo en el lateral derecho y Muneta, que volvía al once inicial, acomodado en banda derecha. Precisamente un mal control de Muneta propició, en el minuto 4, el primer gol de los visitantes, tras aprovechar Rúper desde la frontal el regalo del antiguo jugador del Mirandés. Remón y Rayco no acertaron a igualar la contienda y en el minuto 24 Borja Sánchez, tras un taconazo de lujo de Cervero, firmó un eslalon de vértigo por todo el balcón del área riojana para asistir a Yanis que superó a Miguel. Dos acercamientos al área riojana y dos goles, pleno de efectividad para un Mirandés que controlaba el partido a su antojo ante la incapacidad de los locales para combinar tres pases seguidos. Para entonces, Las Gaunas hacía tiempo que echaba de menos la mordiente de Arnedo en la medular.

Con el viento a favor, los de Pablo Alfaro comenzaron a anestesiar el partido y a jugar con el marcador, el Mirandés dio un paso atrás al son que marcaba Rúper y se encomendó a las contras, con Yanis y Borja Sánchez sembrando el pánico por ambas bandas. Comenzó entonces una etapa de control del balón por parte de los de Sergio Rodríguez, con una sucesión de pases horizontales sin ninguna profundidad, hasta que en el minuto 41 una buena combinación entre Ñoño e Iván Aguilar finalizó con disparo del delantero, obstaculizado por un defensa. Borja Sánchez, dos minutos después, remató a las manos de Miguel en la última ocasión de la primera mitad.

La UD Logroñés salió de vestuarios más entonada y dispuesta a dar un paso al frente, tanto es así que tuvo que esperar sobre el césped a que saltaran los de Pablo Alfaro para reanudar el partido. El Mirandés tiró de oficio y dejó hacer, controlando en corto a un activo Rayco y multiplicando las ayudas para frenar las acometidas de Ñoño. El gaditano tuvo la primera oportunidad de la reanudación pero tiró flojo, Iván Aguilar lo intentó y su disparo se marchó desviado, César Remón desperdició una oportunidad clarísima en el segundo palo tras un córner botado por Salvador. Las ocasiones se sucedían pero el gol local no llegaba. Pablo Alfaro reaccionó al dominio local como lo hace un entrenador de equipo grande, con más madera. Igor Martínez sustituyó a Borja Sánchez en el minuto 56, mientras, con 0-2 en el luminoso de Las Gaunas, sin noticias del banquillo local.

Con un Mirandés en modo ahorro de energía, en el minuto 62 Ñoño forzó un penalti tras sortear a varios contrarios y plantarse delante de Limones que le derribó. La pena máxima la materializó Iván Aguilar, estrenándose con la camiseta blanquirroja. El extremo gaditano despertó a tiempo y, mientras le duró la gasolina, fue una pesadilla para la zaga visitante en los primeros compases de la segunda mitad. El partido entró en una fase de dominio blanquirrojo que Sergio Rodríguez trató de aprovechar con los cambios, Marcos André sustituyó a un muy desafortunado Muneta y Pablo Espina a un cansadísimo Ñoño.

A esas alturas del partido, minuto 81, los riojanos volcados en el área del Mirandés cerraban con tres, con toda la banda derecha para Arnedo, poco antes Ramiro había obligado a Limones a intervenir en un cabezazo en un córner y el gol parecía estar más cerca de los locales. Puro espejismo. El Mirandés, agazapado, supo esperar su oportunidad y en una contra, Paredes derribó a Igor, lo que le costó al lateral madrileño la segunda tarjeta amarilla y la expulsión.

El partido acabó con el reparto de dos ocasiones muy claras, una para cada equipo, Marcos André remató muy alto un buen pase de Espina y en la otra área Cervero, desde el centro del campo y a portería vacía, estrelló un balón en el palo.

Logroño fue durante todo el domingo una fiesta del fútbol modesto, si bien tras el pitido final sólo los rojillos festejaron una faena de oficio sobre el césped de Las Gaunas. Con todo, la UD Logroñés acaba la jornada en octava posición, a tres puntos del cuarto puesto que ocupa el Burgos. Ese cuarto lugar es la meta a la que tiene que aspirar este equipo. Por el camino, los logroñeses han dejado pasar demasiadas oportunidades y tras la jornada decimoquinta, salvo sorpresa mayúscula, su máxima aspiración será luchar lo que resta de temporada por hacerse con una disputadísima cuarta plaza. El próximo domingo, en Mareo, la UD Logroñés volverá a tener una prueba de fuego para medir sus aspiraciones. En Gijón espera un Sporting B herido tras caer este domingo en Tudela (1-0).

UD Logroñés: Miguel; Arnedo (Germán Min. 84), Paredes, César Caneda, Ramiro; César Remón, Ñoño (Espina Min. 81), Carles Salvador, Iván Aguilar, Muneta (Marcos André Min. 74) y Rayco.

CD Mirandés: Limones; Paris, Kijera, David Prieto, Melli; Antonio Romero (Puerto Min. 85), Eloy Gila (Albistegui Min. 75), Rúper, Diego Cervero, Borja Sánchez (Igor Min. 56) y Yanis.

Árbitro: Hugo José López Puerta (Colegio Madrileño). Amonestó a Remón (Min 24) y Paredes (Min. 68 y 87); y a los visitantes Paris (Min. 23) y David Prieto (Min. 65).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here