Ganar para curar heridas

0
126

La UD Logroñés, tras la dolorosa eliminación en Copa, buscará pasar página frente al Caudal en el fortín de Las Gaunas

por @scaneda
La UD Logroñés recibe este domingo en Las Gaunas al Caudal con el gesto torcido tras encadenar dos derrotas consecutivas y con ganas de pasar página de la eliminación copera cuanto antes. Los de Sergio Rodríguez deberán sumar una nueva victoria en su fortín de Las Gaunas para evitar entrar en una dinámica negativa y, sobre todo, para cicatrizar cuanto antes las heridas abiertas en el club y la afición, que había depositado mucha ilusión en esta edición de la Copa del Rey.


​Tras una azaroso trayecto de regreso a Logroño, con cancelación de vuelo incluida y más de doce horas de viaje desde Formentera, el cuerpo técnico riojano habrá tenido oportunidad de analizar y buscar soluciones a las últimas derrotas blanquirrojas. La de Burgos entra dentro de lo posible, viendo la trayectoria y la intensidad mostrada por los de Patxi Salinas; la del miércoles en Formentera, con un resultado favorable de 0-2, con un hombre más y a falta de 10 minutos para el final del partido tiene más difícil explicación, como reconocía el propio míster blanquirrojo al final del duelo. La dolorosa derrota en el Sant Francesc ha dejado huella en el seno de la entidad y debe servir como aprendizaje para no repetir errores con vistas a futuros duelos, con mucho en juego, en los que la concentración, la intensidad y el oficio también serán decisivos.
El sueño de la Copa del Rey se escapó para los riojanos que deben recuperarse cuanto antes de este traspiés para volver a la senda del triunfo en Liga. Las últimas derrotas ponen en evidencia algunos de los puntos débiles del bloque riojano que urge corregir, porque el Caudal también planteará en Las Gaunas un partido físico e intenso, tratando de aprovechar la verticalidad de un viejo conocido de la afición blanquirroja como Iker Alegre. Al menos habrá que igualar en intensidad y despliegue físico a los asturianos para, después, confiar en que se imponga la mayor calidad de los blanquirrojos.
Ñoño, Espina y Borja, que no viajaron a Formentera, serán fijos en el once inicial de los riojanos frente a los asturianos, junto a Miguel, Paredes y probablemente Arnedo, que entró en la convocatoria pero no disputó ningún minuto. Habrá que esperar para comprobar cómo gestiona el cuerpo técnico de la UD Logroñés el resto del once tras un nuevo partido de 120 minutos entre semana. Una de las incógnitas estará en Cifu, el manchego tuvo una aparición fugaz en Liga ante el Barakaldo y dispuso de minutos en Copa frente al Unión Adarve, desde entonces no ha vuelto a vestirse de corto.


“Pasaremos todos juntos lo bueno y lo malo, así será más fácil”, apuntaba Sergio Rodríguez en la previa del choque ante los asturianos tratando de olvidar lo antes posible la eliminación copera. “El Caudal tiene hombres arriba con experiencia. Es un equipo compacto, que no ha tenido el mejor inicio de liga, pero tampoco malo. Hace pocos goles, pero también recibe pocos. Será un partido difícil, como todos”, destacaba el técnico blanquirrojo en declaraciones facilitadas por el club riojano.
Por su parte, el Caudal de Mieres, que celebrará en 2018 su centenario, suma cinco puntos gracias a una victoria frente al Lealtad (1-0) y dos empates en casa ante el Leioa (0-0) y en Tajonar ante Osasuna B (0-0). Los asturianos suman un gol a favor, obra de Iker Alegre, y tres en contra.
Tras hacer escala en Santander y Burgos, el técnico Paco Fernández regresó este verano al Hermanos Antuña para tratar de repetir el éxito logrado en la temporada 2012-2013 al clasificar al equipo para el “play-off” de ascenso. Junto a él regresó el delantero Borja Navarro, otro de los héroes de aquella temporada. La columna vertebral de los de Mieres se sustenta en el trabajo defensivo de Invernón, una institución en el Hermanos Antuña, y Calahorro, formado en el Betis y con experiencia en Segunda en Alcorcón y Xerez. En el centro del campo destacan Javi Sánchez, pichichi asturiano el curso pasado con 10 goles, y Borja Prieto, llegado desde Melilla para liderar la medular asturiana. Por su parte, Iker Alegre, una vez superada una grave lesión en la rodilla derecha que le apartó ocho meses de los terrenos de juego, es el principal argumento ofensivo de los asturianos. Los de Mieres también han fichado en la recta final del verano a dos ex blanquirrojos que se encontraban sin equipo, el delantero Camochu y el extremo Thaylor.
El domingo, a las 20.00 horas, en Las Gaunas, la UD Logroñés tiene una oportunidad inmejorable para levantarse y, tal y como reconocía el técnico blanquirrojo, sacarse la espina de una dolorosa eliminación copera. El sueño de la Copa del Rey ya pasó, pero el de volver a jugar un “play-off” de ascenso sigue muy vivo y hay que alimentarlo a base de victorias en Liga.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here