El triunfo de la personalidad

0
336
Partido de segunda B entre la UD Logroñés y el Real Unión. Fernando Díaz

El Real Unión cae en Las Gaunas (1-0) ante una UD Logroñés en inferioridad que se niega a renunciar a sus sueños

Por @scaneda

José Antonio Martín ‘Petón’ dedica uno de los primeros capítulos de ‘El fútbol tiene música’ a René Petit. El fino interior deleitó a comienzos del siglo XX a los aficionados del Madrid (entonces sin el título de Real) durante tres temporadas y el resto de su vida a los del Real Unión, su pueblo. Aún hoy, René Petit, como Patricio Arabazola o Juanito Emery, tiene un hueco destacado en la historia del club fronterizo, fundador de la Liga y ganador de cuatro copas del Rey. Este domingo, en Las Gaunas, Sergio Reguilón, jugador cedido por el Real Madrid Castilla, ha emulado las cabalgadas de Petit para, en un derroche de personalidad, dinamitar el partido ante el Real Unión.

Sergio Reguilón, protagonista saltando desde el banquillo, ha firmado un espectacular eslalon sorteando rivales desde su área hasta la defendida por Otaño, quien en primera instancia despejó el disparo del madrileño pero que no pudo detener el posterior remate de Coulibaly. Un gol que vale mucho más que tres puntos, que permite sumar la sexta victoria consecutiva y que es el reflejo claro de la personalidad arrolladora que Sergio Rodríguez ha inoculado al juego de este equipo desde su vuelta al banquillo local. La UD Logroñés sabe a lo que juega, tiene un plan A y un plan B, sabe cómo contrarrestar el juego del rival y, como ha demostrado este domingo, tiene agallas y sabe sufrir.

El tanto de Coulibaly, el primero del senegalés con la camiseta blanquirroja, alimenta, al menos una semana más, las cábalas en busca de un soñado cuarto puesto que de derecho a disputar el “play-off” de ascenso o un quinto que facilite el pasaporte para la Copa del Rey.

       “Sabemos que está difícil, pero no vamos a renunciar a nada. Tenemos un nuevo objetivo, la Copa del Rey”, apuntaba Sergio Rodríguez en la previa del choque contra el Real Unión. Una declaración de intenciones que el técnico local ratificó con un once valiente: Coulibaly, Espina y Marcos André en la punta de ataque, con Muneta acostado en banda derecha y César Remón en la sala de máquinas.

Crear, ocupar y aprovechar los espacios. El fútbol pasa cada vez más por ser capaces de cumplir esa máxima que los entrenadores llevan a rajatabla. La UD Logroñés lo intentó durante la primera mitad con un activo Marcos André y el siempre peligroso Pablo Espina. Pese a los argumentos ofensivos de los locales, fueron los guipuzcoanos los que gozaron de las mejores oportunidades en la primera mitad. Galán, Alonso y Ozkoidi pudieron adelantar al Real Unión, aprovechando los huecos en el centro del campo local, pero perdonaron ocasiones muy claras.

Tras una entretenida primer mitad con ocasiones para ambos equipos, la UD Logroñés salió tras el descanso dispuesta a terminar el partido por la vía rápida. Espina tuvo la mejor ocasión de los locales tras un mal despeje dentro del área de Otaño, pero el pichichi blanquirrojo no acertó. Tampoco Muneta, tras una buena combinación de Paredes y Salvador. Precisamente el castellonense fue protagonista de otra acción que marcó el discurrir del partido. En su intento de cortar una contra, Salvador zancadillea en el minuto 69 a Thaylor y el colegiado le muestra la tarjeta roja.

Apenas unos minutos después, Sergio Reguilón, que había sustituido a Marcos André, se hace con el balón y se lanza hacia la portería rival sin que ninguno de los jugadores del Real Unión que le salen al paso puedan pararle. Casi 100 metros después, el madrileño pisa área y prueba fortuna con un disparo que Otaño no acierta a despejar y que Coulibaly, con la caña, manda al fondo de las redes.

Antes de la jugada de que dinamitó el encuentro, Asier Santana había puesto en liza a toda la artillería. Arriaga y Mújika probaron fortuna, pero Miguel, fiel a su cita, reivindicó su candidatura al trofeo Zamora. El partido permaneció detenido durante varios minutos para atender al meta riojano y Las Gaunas sufrió con los 7 minutos de añadido decretados por Herreros Arenas, si bien al final explotó con un nuevo triunfo, el sexto consecutivo, algo inédito en la corta historia del club riojano.

La victoria del Leioa este domingo ante el Barakaldo supone un paso de gigante para los de Igor Gordobil en su lucha por mantener el cuarto puesto, les basta con sumar un punto la próxima jornada ante un ya descendido Sestao para romper cualquier posibilidad riojana de alcanzar el “play-off”. Con ese panorama, Las Gaunas se aferra ya a las plazas que dan derecho a disputar la Copa del Rey, un premio considerable tras esta irregular temporada. A los riojanos sólo les queda ir partido a partido prolongando esta inmaculada racha de victorias. El domingo espera en Urritxe el Amorebieta, muy necesitado de puntos y que sólo ha perdido tres partidos en su campo (Albacete, Toledo y Leoia). Penúltimo escollo para los de Sergio Rodríguez en una recta final de temporada plena de personalidad y buen fútbol.

UD Logroñés: Miguel; Julio Rico, Paredes, César Caneda, Amelibia; César Remón, Coulibaly, Carles Salvador, Marcos André (Reguilón. Min. 64), Muneta (Javi Rey. Min. 74) y Pablo Espina (Adrián León. Min.89).

Real Unión de Irún: Otaño; Gorosabel, Estrada, Rodellar (Mújika. Min. 74), Rekondo; Esnaola, Ozkoidi (Thaylor. Min. 66), Alonso (Arriaga. Min. 61), Galán, Martins y Otaegui.

Árbitro: Óscar Herreros Arenas (Colegio Aragonés). Expulsó a Salvador con roja directa (Min. 69). Amonestó a Caneda (Min 53) y César Remón (Min. 76); y a los visitantes Mikel Alonso (Min. 41) y Domínguez (Min. 89).

Goles: 1-0 Coulibaly (Min. 72).

Incidencias: Partido correspondiente a la 36ª jornada de Liga en el Grupo II de Segunda B.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × 3 =